Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
17 de diciembre de 2017

Movimiento Obrero

Hablan los dueños de Zanon

Sobisch habla de seguridad jurídica, pero Zanon está ocupada

15 Jun 2002 | Lo afirmaron Luis Zanon padre e hijo, dueños de la mayor cerámica de Neuquén. Dijeron que los avisos no bastan para atraer inversiones y que hacen falta garantías.   |   comentarios

BUENOS AIRES (ABA). - Los dueños de Cerámica Zanon rompieron un largo silencio y afirmaron que la ocupación de la planta pone en duda la seguridad jurídica pregonada por el gobernador Jorge Sobisch. Luis Zanon, padre e hijo, advirtieron que la provincia no va a traer inversiones de riesgo "solo con avisos publicitarios, sino dando garantías a la libertad de trabajo y la propiedad privada". "Invertimos 100 millones en Neuquén y no nos vamos a ir pagando cualquier costo", advirtió el fundador de la cerámica, el legendario italiano de 82 años, Don Luis Zanon. En cuanto a quienes se resisten al desalojo de la fábrica desde fines del año pasado, Zanon (h) -conocido como Luiggi-, afirmó que la empresa tuvo un error de enfoque: "Pensamos que teníamos un conflicto gremial, pero nos encontramos frente a un movimiento político", sentenció,
-¿En todos éstos años, contaron con la ayuda financiera necesaria del gobierno neuquino?
-Zanon (p): Mantuvimos muy buena relación con todos los gobiernos que hubo en la provincia. En principio nunca pedimos plata y el único aporte se dio al inaugurar la planta de porcellanato, cuando Sobisch (en su primera gestión) anunció que iba a ayudar con 5 millones que fue entregando de a poquito. Después cambió el gobierno, y tuvimos que esperar 6 años para que se concrete.
-¿No existió una asistencia provincial en noviembre?
-Zanon (h): En realidad, se necesitaba un material para las escuelas y se uso para pagar sueldos.
-Siempre se dijo que los últimos gobiernos de Neuquén hicieron mucho por la empresa.
-Zanon (h): Hay provincias que fueron beneficiadas con promoción industrial, que en el caso de Neuquén tuvo y la perdió. Las provincias que carecen de promociones, ¿como atraen a los inversores? Generando un ambiente de incentivos.
-Sobisch insiste en que defiende las inversiones.
-Zanon (p): Publica páginas en los diarios anunciando inversiones y seguridad jurídica, pero nuestra planta está ocupada.
-¿Porqué creen que la provincia no hace un pronunciamiento contundente contra la ocupación de la planta?
-Zanon (p): En política no nos metemos, tal vez el gobierno quiera evitar cortes de puentes, rotura de vidrios, no sabemos que hay detrás. Invertimos 100 millones en la empresa para quedarnos en Neuquén y queremos la fábrica, pero no nos vamos a ir pagando cualquier costo.
-¿Si no hay un desalojo rápido de la fábrica, ¿evalúan retirarse de Neuquén?
-Zanon(h): No querríamos hacerlo. La provincia es muy linda, cuando nos instalamos era afable, dejabas la llave del auto puesta (cosa que en los últimos años no ocurre). Neuquén tiene muchos atractivos, desde la industria hasta el turismo pero la inversión no se defiende con un aviso publicitario, sino dándole garantía a la propiedad privada y a la libertad de trabajo.
-¿Por cuánto se puede prolongar la situación actual?
-Zanon (h): La unidad productiva puede cerrar y con la marca Zanon producir en otro lado, pero si la fábrica se recupera con gente con intenciones de trabajar y la provincia nos quiere ahí, seguiremos.
-Con la condena por el lock out de la jueza provincial Elizabeth Taiana ¿no se avaló la actitud de los gremialistas?
-Zanon (h): Esa sentencia -sea o no aceptable- fue como decir que violamos una luz roja, se nos aplicó una multa y la pagamos. Creemos que fue un error de la justicia, pero concluída esa situación había que volver a trabajar.
-¿No pudieron ser más flexibles frente al reclamo de preservar las fuentes de trabajo?
-Zanon (h): En 1999 se empezó a notar retracción en el mercado. Para levantar la productividad con costos internacionales razonables teníamos que continuar con menos gente.
El sindicato pareció entender el problema, pero tuvimos un error de enfoque porque creíamos que enfrentábamos un conflicto gremial cuando en realidad estábamos ante un movimiento político.
-¿Esperaban otra reacción de las cámaras empresarias, o sindicatos moderados?
-Zanon (h): Hay muchas empresas usurpadas en Argentina (se ejemplificó con la situación de la textil Brukman), existe un esquema de tomar empresas para operarlas.
Nosotros tenemos que recuperar la planta y empezar a trabajar para pagar lo que se le debe a acreedores, proveedores y a la propia provincia.
-¿A cuanto asciende la deuda en éste último caso?
-Zanon (h): Unos 5 millones de pesos (el 5 % del pasivo total, que es de 70 millones de pesos).

Gran potencial

BUENOS AIRES (ABA) - El presidente de la firma, el italiano Luis Zanon; y su hijo el vicepresidente, rescatan que cuentan con todo el apoyo del juez del Concurso, Jorge Páez Castañeda.
Pero Zanon (h) hace un duro reproche sobre lo que está pasando con la planta. "Si queremos trabajar en nuestra empresa y no podemos, ante qué estamos ¿una confiscación?, ¿una expropiación?, Que lo digan con todas las letras", reclamó indignado a las autoridades.
-Los ocupantes de la fábrica alegan que ellos están demostrando que la pueden hacer funcionar.
-Zanon (h): Hay ingenieros, técnicos que enviamos a Europa para que se especializaran y ya se fueron. Los ocupantes están vendiendo el stock que queda, pero la situación no la podrán mantener por mucho tiempo más porque es necesario disponer de técnicas y mezclas especializadas con las que no cuentan.
-En el caso de retomar la planta de Neuquén, Ustedes ¿qué piensan hacer?
-Zanon (h): En principio, la misma podría funcionar con 100 personas (de acuerdo al plan presentado en el concurso), para después ir tomando más personal de manera gradual.
-¿Hay posibilidades reales de reinserción?
-La semana pasada recibimos pedidos de Chile y Brasil. La empresa tiene un potencial enorme, aunque está tomada para el mundo la marca sigue estando presente.

Perfil de un emprendedor

BUENOS AIRES (ABA) - Energía y optimismo, es la sensación que transmite el contacto personal con el fundador del emporio Zanon. En sus 82 años se adivinan las características del "self made man", que vino al país desde Italia a los 28 años para instalar el inolvidable parque de diversiones, Ital Park.
Tras ese proyecto, el nativo de Padua puso en marcha la empresa cerámica que hizo famoso su apellido. Fue en 1975 cuando presentó el proyecto para instalarse en Neuquén, y que a partir de 1993 fue mencionado en cada discurso del gobernador Jorge Sobisch como punta de lanza de la producción en su provincia.
En las paredes del despacho del octogenario, se advierten fotos con los últimos ex presidentes, Carlos Menem y Fernando de la Rúa, además de numerosas condecoraciones.
Cuando define su idea de país aparece de plano el ideario liberal en el que cree. Como síntesis de su pensamiento, le entrega a éste cronista una cita de Carlos Pellegrini, que reza: "Todo país debe aspirar a dar desarrollo a su industria nacional; ella es la base de su riqueza".

"Godoy está afuera"

BUENOS AIRES (ABA).- En relación al secretario general del gremio ceramista de Neuquén, Rubén Godoy, los titulares de Zanon recordaron que fue despedido por la empresa y que no está en el plantel.
"Godoy tiene aspiraciones políticas, podría tirarse a diputado o gobernador, -ironizó Zanon (h)-. Es cierto que arrastra a un montón de personas desesperadas, pero que viven de algo que es usurpado y están cometiendo delito".
Y el padre, destacó que en un reciente discurso el hombre fuerte de los trabajadores ceramistas llamó a tomar las fábricas "algo que no ocurre ni en Rusia ni en China".
-¿La negociación por la reapertura de la planta será con o sin Rubén Godoy?
-Zanon (h): Godoy fue despedido por la empresa y no está en el plantel.
Estamos dispuestos -tras una selección previa- a retomar el funcionamiento de la empresa con gente que tenga conocimientos y voluntad de trabajo. Es el plan de reactivación que se iba a poner en marcha cuando Godoy tomó la fábrica.
-¿Tuvieron contacto personal con ellos?
-Zanon (p): Un día estuve sentado con Godoy y otro sindicalista de apellido López.
Les expliqué que queríamos salvar la fábrica y me respondieron que estaban dispuestos a colaborar. Los abracé y les pedí que repitieran el gesto afuera, publicamente, pero se negaron a hacerlo. Cuando salieron, escribieron todas las paredes con frases contra la firma. Con esa gente no podemos ni conversar.

Temas Relacionados: Movimiento Obrero









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota