Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
18 de octubre de 2017

Argentina abre sus bancos para poder pagar las pensiones

Rodríguez Saá ordena imprimir miles de "argentinos" para pagar 100.000 empleos

26 Dec 2001   |   comentarios

El presidente en funciones de Argentina, Adolfo Rodríguez Saá, no pierde el tiempo. En contraste con la parálisis de Fernando de la Rúa, el nuevo mandatario empieza a dar golpes de efecto con el anuncio de la creación de 100.000 empleos subsidiados. El Gobierno ha firmado los primeros acuerdos con algunas provincias y se compromete a pagar un salario de 200 pesos en bonos. El día después de su investidura, el nuevo mandatario inició una frenética ronda de conversaciones y levantó el estado de sitio en las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos y San Juan.

Los nuevos empleos, primera etapa del millón de puestos de trabajo prometidos por Rodríguez Saá en el discurso de investidura, se financiarán con argentinos, el nuevo papel que circulará en todo el país como tercera moneda y que sustituirá a los numerosos bonos emitidos en los últimos meses por distintos gobiernos provinciales. La entrada en vigor de una tercera casi-moneda ha sido aceptada en distintos sectores como un mal menor, ante la imperiosa necesidad de una inyección de liquidez y de financiar el déficit. Pero al mismo tiempo, algunos economistas advierten de que hay que crear un fondo especial para el futuro rescate de los nuevos bonos nacionales.
Por la Casa Rosada desfilaron representantes de la Unión Industrial Argentina (UIA), la Asociación de Bancos Públicos y Privados, sindicatos peronistas, los embajadores de Estados Unidos y Brasil, gobernadores de varias provincias y hasta una representación de una de las facciones de las Madres de Plaza de Mayo, que no habían sido recibidas en el palacio de Gobierno desde 1984. Predominaron las palabras de aliento al nuevo presidente.
El apoyo en el frente interno contrasta con el silencio de los acreedores y de los organismos financieros internacionales, después de Argentina haya declarado la suspensión de pagos de la deuda externa de 132.000 millones de dólares. Es momento de cautela, aunque la prima de riesgo país que refleja la confianza de los mercados externos llegó hasta los 5.000 puntos. Los bancos sólo han abierto las puertas para el pago de jubilaciones, pero siguen cerrados para el cambio de moneda y las transferencias de depósitos. Las nuevas autoridades no han tomado ninguna decisión sobre las drásticas restricciones de uso de dinero en efectivo que entraron en vigor el 3 de diciembre y que desencadenaron la protesta generalizada y la caída del Gobierno.
Oscar Lamberto, que ocupó la cartera de Economía apenas 48 horas en el tránsito entre De la Rúa y Rodríguez Saá, declaró que encontró las cuentas del Estado "peor de lo que esperaba". Con una recaudación que en diciembre ha caído el 20% y un promedio del 15% en los meses anteriores, 65.000 millones de dólares en depósitos y 15.000 millones en reservas, Argentina estaba en la práctica en suspensión de pagos, según coinciden la mayoría de economistas y portavoces de los organismos financieros. También advierten de que el margen de maniobra del nuevo Gobierno es muy reducido y que el riesgo de una corrida bancaria (carrera en busca de los depósitos) está latente, si se levantan las restricciones sobre el circulante. Mantener la convertibilidad, la paridad del peso con el dólar, ha tranquilizado al principal socio comercial, Brasil, según declaró su embajador Sebastiao do Rego.
Rodríguez Saá muestra en los primeros compases de su Gobierno una capacidad ejecutiva desconocida en Argentina en los últimos dos años. Ya la demostró en los 16 años que ha estado al frente del Gobierno provincial de San Luis. Si en los dos meses que tiene por delante logra algunos éxitos, puede ser la gran sorpresa en la elección del 3 de marzo. Pocos dudan de que el actual inquilino de la Casa Rosada será candidato. Para disgusto de los principales caudillos del Partido Justicialista (PJ), como los gobernadores de la provincia de Buenos Aires, Carlos Ruckauf, de Córdoba, José Manuel de la Sota, y de Santa Fe, Carlos Reuteman, el presidente provisional se ha convertido en 48 horas en el máximo favorito de las elecciones anticipadas. Hasta tal punto, que en algunos círculos del PJ empieza a circular la idea de suspender la convocatoria electoral y dejar vía libre a Rodríguez Saá






 



 




 









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota