Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
13 de diciembre de 2017

La Verdad Obrera N° 586

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

Luego de la Octava Jornada Nacional y de la crisis del “gendarme carancho”, los trabajadores de Lear siguen siendo indomables.

Lear: un nuevo salto en el conflicto

11 Sep 2014   |   comentarios

Luego de la Octava Jornada Nacional y de la crisis del “gendarme carancho”, los trabajadores de Lear siguen siendo indomables.

La lucha por la reincorporación de los despedidos de Lear tuvo un nuevo hito el jueves 4. Los despedidos volvieron a cortar la Panamericana, apoyados por estudiantes de la UBA, trabajadores de distintos sectores de Capital, Gran Buenos Aires y La Plata y por el PTS, que se viene jugando con todo por el conflicto. Y se coparon los medios.
La Gendarmería reprimió el corte de “la Pana”. Pero minutos después, lejos de menguar, la Jornada seguía con un “piquete móvil” en la colectora al que se sumaba luego una caravana que volvió a cortar la autopista. Pese al enorme operativo de la Gendarmería y de la Bonaerense, los despedidos volvían a protagonizar fuertes medidas de lucha.
Al mismo tiempo fue creciendo el escándalo del “gendarme carancho” fortaleciendo el conflicto. El video del “oso” Torales, el gigante saltarín, fue el símbolo que vieron millones en Argentina y el mundo. El primer video había lo habían difundido nuestros compañeros del PTS el 31 de julio. Ese video junto a otro aparecido la semana pasada (difundido presumiblemente por algún sector de Gendarmería) incriminan al gendarme que fingió ser atropellado y también destapan al “servicio” que se infiltró en las acciones. Esta otra denuncia también surgió por un video del PTS del 1° de agosto. Un mes después, el domingo 31, en Página/12 Horacio Verbistsky tomó la denuncia citando a Myriam Bregman y al PTS, mostrando en carne propia las internas del kirchenrismo. La defensa ridícula de las acciones represivas por parte de Berni y el gobierno no hizo más que agudizar la crisis. A tal punto que tuvieron que echar al coronel Roberto Galeano por la infiltración, dejando a uno de los “hombres fuertes” del gobierno como Berni verdaderamente golpeado.
En este marco, frente a las denuncias del CeProDH sobre “la jaula” montada por la empresa contra los delegados y sobre cómo se libera a la patota para hostigar a los miembros de la Comisión Interna, la Jueza Beatriz de Hermida ordenó a Lear cumplir los fallos que obligan a reinstalar a los delegados en sus puestos de trabajo en condiciones normales (sin agresiones de la patota) y al Ministerio de Trabajo a ir a la fábrica a garantizar que se cumplan esos fallos.
Así, entre las acciones de los despedidos que se mantienen fuertes y cada semana votan y realizan nuevas medidas junto a las organizaciones solidarias, y las denuncias legales y políticas que impulsamos contra la represión, contra la patota y contra la política cómplice del Ministerio de Trabajo, se fue golpeando a la empresa yanky Lear, al gobierno y a la burocracia. A la empresa la golpeó también la denuncia de la “jaula” en la que quería “inmovilizar” a los delegados y el nuevo fallo en favor de los delegados.
El enorme apoyo popular a esta lucha es una base fundamental del conflicto, sobre la que las distintas medidas de lucha combinadas en diferentes terrenos llevó a que esta difícil pelea se abra paso y pegue un nuevo salto.

Los efectos de la crisis y la pelea para entren todos
Empresa, burocracia y gobierno están muy golpeados. La patronal desarmó la “jaula” casi de inmediato. El gobierno y la Gendarmería (encargada de las principales represiones) pagaron un gran costo político. Echaron a Galeano, uno de los jefes de los operativos, y bajaron considerablemente el despliegue cotidiano que rodea la carpa.
Por su parte el Ministerio citó y se reunió con la Comisión Interna el martes 10. La primera reunión oficial. Toda una señal del gobierno que empieza a reconocer a los delegados.
Distintos signos de fortalecimiento que deben ser la base para endurecer las medidas. La situación hoy es más favorable que en las semanas posteriores al lock out.
Pegando pacientemente cada semana con distintas acciones se salió de una situación compleja tras el lock out patronal y la asamblea de destitución de los delegados. Corte en 9 de Julio, corte en “la Pana” nuevamente, acciones estudiantiles, decenas de actividades para el fondo de lucha y para difundir el conflicto, denuncias legales y políticas, charlas y finalmente la Octava Jornada Nacional de Lucha.

Esa persistencia, sostenida esencialmente por los despedidos, los delegados y el PTS (incluso frente a organizaciones que venían apoyando y bajaron considerablemente sus esfuerzos como el PO o el MAS -que llegó a decretar la derrota en su prensa-), combinada con las contradicciones y crisis del gobierno abrieron una nueva situación. Aunque por supuesto es una lucha durísima, que sólo puede avanzar con nuevas y más contundentes medidas.
Hay que apoyar con todo lo votado por la asamblea. La marcha al Ministerio de Trabajo esta tarde es fruto de las fuerzas conquistadas que permiten movilizarnos para exigirle al gobierno una solución definitiva: ¡Todos adentro!
El Ministerio, según le dijo a los delegados, quiere abrir negociaciones que estarán plagadas de maniobras, más teniendo en cuenta las denuncias hechas a lo largo del conflicto contra el gobierno y el Ministerio por favorecer siempre a Lear (permitiendo que Ford importe cables, mandando veedores a las asambleas truchas del SMATA, dejando pasar despidos masivos sin “preventivo de crisis” que ellos mismos decretaron ilegales y, por supuesto, mandando a las fuerzas de seguridad a “custodiar” Lear y reprimir). Lejos de confiar en las negociaciones que puedan abrirse, nos preparamos para redoblar las medidas con las banderas de la reincorporación de todos más altas que nunca.

SMATA: patota en Lear, patota en el Congreso

La conducción del gremio es uno de los grandes derrotados por el escándalo del “gendarme carancho” y no deja de desprestigiarse a lo largo del conflicto. Tras el escándalo de “la jaula” y del fallo judicial del martes 9 que ordena que los delegados deben estar normalmente en sus puesto de trabajo, inmediatamente el SMATA se dispuso a aumentar las agresiones. Desde que reingresaron los delegados de la Comisión Interna no dejan de ser hostigados por la patota Verde, a quien la patronal libera de tareas para vayan a apretarlos. Esto hace recordar a la conducta de la UGOFE con las patotas de Pedraza previo al asesinato de Mariano Ferreyra. El SMATA no acepta esta nueva realidad. El ingreso de los delegados fue un golpe a su política de destituirlos y sacarlos de la fábrica. Ahora sigue la pelea por el reingreso de los despedidos y contra la asamblea trucha del SMATA que (mediante la coacción) destituyó a los delegados.
En los próximos días se presentará ante la Justicia y el Ministerio una nueva denuncia por parte de Adolfo Pérez Esquivel, Nora Cortiñas y distintos referentes de organismos de derechos humanos contra las agresiones a los delegados.
El SMATA no solo quiere atacar dentro de Lear junto a la patronal. Afuera protagoniza episodios como el de ayer en la Cámara de Diputados, donde la patota fue al Congreso porque Nicolás del Caño, diputado del PTS-FIT (que estuvo en el corte de la Panamericana del jueves 4 y fue parte de los golpeados por Gendarmería) planteó una “moción de privilegio” en la sesión para denunciar las agresiones sufridas la semana pasada. Con acuerdo del oficialismo la patota entró al recinto e insultó a Del Caño cuando tomaba la palabra.
Hay que seguir enfrentando a la patota de Pignannelli, denunciando su ligazón con la empresa y el gobierno. Como ayer la Verde de Pedraza era liberada por UGOFE, hoy la Verde de Pignannelli tiene el amparo de LEAR y quiere escalar con nuevas agresiones. Se preparan nuevas medidas para enfrentar a esta burocracia mafiosa en crisis.

Nuevas medidas
Redoblemos los esfuerzos para lograr lo más importante: que entren todos. El fondo de lucha debe seguir hasta llegar al millón de pesos y superarlo. Extendamos el apoyo popular a esta causa y sigamos sumando cada día más compañeros a las decenas de actividades que se hacen diariamente y en todo el país. Son cientos de miles los que hoy están mirando atentos al conflicto de Lear. Por eso tienen que triunfar.

Temas Relacionados: Movimiento Obrero , Lear, 5 meses de lucha









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota