Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
18 de octubre de 2017

Argentina suspende el pago de la deuda

La etapa parece preparada para un default histórico

23 Dec 2001   |   comentarios

Los nuevos lídres argentinos declararon hoy que la bancarrota del país requiere suspender inmediatamente los pagos de su pesada deuda externa, iniciando la etapa del más grande default de la historia.

Los legisladores gritaron "Argentina! Argentina!" cuando Adolfo Rodriguez Saa hizo el anuncio poco después de haber sido nombrado como presidente interino. El abogado de 54 años y gobernador provincial del partido peronista reemplazó a Fernando de la Rúa, que fue forzado a renunciar la semana pasada después de una revuelta popular contra la política económica.

Rodriguez Saa prometió que la tercera economía más grande de Latinoamérica, acosada por una deuda de 132 mil millones de dólares -casi la más alta en el mundo en desarrollo- sería inmediatamente renegociada con los acreedores. Pero dijo que los fondos destinados a los pagos de la deuda serán temporariamente derivados a programas para crear un millón de puestos de trabajo y a solucionar el hambre en un país de 36 millones de habitantes donde el 18,3% de la población está desocupada y millones han caído en la pobreza después de 4 años de recesión.

Si bien un default probablemente podría empeorar los sufrimientos económicos de Aregntina, no se espera que cause un efecto dominó como el que se vio después del default ruso inesperado de 1998 o el fuerte colapso financiero que atravesó a Latinoamérica a principios de los "80. Los economistas han previsto por meses que la Argentina entrería en default y dijeron que los mercados se habían anticipado a los anuncios y han hecho ajustes.

Además, la mayoría de los problemas que han llevado al colapso económico -incluyendo el gasto del gobierno saliente, el endeudamiento excesivo y el sistema de "convertibilidad" que ató el peso al dólar - están confinados a la Argentina.

"Todos vieron venir el descarrilamiento del tren, así que si fuera a haber una reacción grande del mercado, ya debiéramos haberla visto", dijo Barry Eichengreen, un economista internacional de la Universidad de California en Berkeley. "Y hasta ahora la caída ha sido marcadamente suave".

A través de comentarios públicos y privados, los funcionarios del Departamento del Tesoro norteamericano y el FMI han dicho claramente que la deuda argentina es insostenible. El vocero del FMI, Bill Murray, dijo hoy que el Fondo no tiene intención de darle la espalda a Argentina. "Si Argentina fuera a presentarnos algún nuevo plan, bajo estas circunstancias es casi seguro que ese tipo de pedidos serán tratados muy seriamente", dijo.

El embajador de Estados Unidos en Argentina, James Walsh, envió a Rodriguez Saa una carta de felicitaciones del presidente Bush hoy, aunque no trató la suspensión de la deuda Argentina.

Rodriguez Saa fue consagrado esta mañana después de toda una noche de sesión del Congreso, marcando el retorno al poder del partido peronista después de dos años en la oposición. El será el líder argentino hasta las elecciones del 3 de marzo, en las que se espera que su partido, fundado por el lídero populista Juan Perón en los "40, retenga el poder.

"El estado argentino suspenderá el pago de la deuda externa", dijo Rodriguez Saa al Congreso en su discurso inaugural. "Lo más grave que ha pasado aquí es que la prioridad fue dada a la deuda externa mientras el estado tenía la obligación interna con su propio pueblo".

Había preocupaciones crecientes hoy de que Argentina fuera alejada de las reformas de libre mercado apoyadas por EEUU que abrazó la mayoría de Latinoamérica durante los "90, poniendo piedras al plan de la administración Bush de establecer un área de libre comercio de las Américas desde Tierra del Fuego al Círculo Artico. El Senador Oscar Lamberto, un peronista que dirigirá algunas de las renegociaciones con los acreedores, trató de aliviar esas preocupaciones diciendo que los peronistas reconocen que "hay un nuevo orden mundial" y que el gobierno no dará la espalda a sus obligaciones. Funcionarios dijeron que Rodríguez Saa está buscando un diálogo de emergencia con el FMI y los EEUU.

Cerca de 40 mil millones de dólares de la deuda argentina es doméstica y fue recientemente canjeada por nuevos bonos que no vencen por lo menos por un año, lo que significa que la decisi´no de hoy afectará mayormente a los acreedores externos. Los funcionarios peronistas dijeron que insistirán en reducciones importantes en las tasas de interés que el gobierno paga a los tenedores de bonos. Este movimiento, dijeron los funcionarios, permitirá al país ahorrar por lo menos 6 mil millones que entonces podrán ser usados para crear trabajo y programas sociales.

Pero algunos de los más influyentes y radicales líderes peronistas estaban pidiendo incluso condiciones más duras para los acreedores externos. Funcionarios dijeron que la aprobación final de la reestructuración de la deuda podría finalizar en manos del Congreso, cuyas ambas cámaras están controladas por los peronistas.

"Medidas de austeridad tras medidas de austeridad llevaron a este país a su límite y las altas tasas de interés [sobre la deuda externa] frenaron el crecimiento", dijo Lamberto. "Este es el final del modelo [económico] que Argentina ha venido siguiendo y ahora el país necesita la comprensión de sus acreedores para poner la economía de nuevo en marcha".

La moratoria de la deuda viene después de casi un año de intentos de de la Rúa de evitar un default a través de desembolsos del FMI y medidas severas de austeridad -pensiones y salarios estatales fueron recortados y los fondos de retiro fueron utilizados para pagar a los acreedores. El FMI negó el envío de 1300 millones el 5 de diciembre y demandó más recortes a los gastos.

La resistencia popular se derramó en dos días de violentas protestas la semana pasada en las que 27 personas murieron y cientos fueron heridos. Los disturbios forzaron a de la Rúa, un político de centro que favoreció los pagos a los acreedores internacionales, a renunciar el jueves.

Los peronistas hoy prometieron una clase diferente de austeridad. Respondiendo a la repugnancia pública con los políticos, Rodriguez Saa declaró que los sueldos de todos los políticos elegidos y designads y los empleados del estado serán encapsulados en 3000 mensuales, al igual que el sueldo que él recibirá. Rodriguez Saa dijo también que planea vender activos como el avión presidencial.

A pesar de las aclamaciones en el Congreso, un default causaría una profundización de la recesión argentina ya que las companías pierden crédito y la lucha para evitar una devaluación de su moneda. Rodriguez Saa dijo que peleará para aferrarse al sistema más criticado de Argentina, la "convertibilidad" que ata el peso al dólar, adoptado una década atrás. El rígido sistema -en el cual el peso es intercambiable con el dólar- se acreditó por haber parado la hiperinflación pero es criticado por hacer a la economía argentina menos competitiva que la de sus vecinos como Brasil, cuya flotación de la moneda ha ayudado a la exportación y la inversión externa.

La Argentina se ha aferrado a ese sistema porque la mayoría de los argentinos tiene deudas, desde hipotecas a préstamos corporativos en dólares, mientras que sus ganancias están en pesos. Una devaluación, debilitando al peso contra el dólar, traería en una cadena de bancarrotas.

Rodriguez Saa dijo que intentaría aliviar los problemas de movimientos de efectivo del gobierno introduciendo una tercera moneda, quizás llamada el "Argentino". Podría ser utilizado para pagar proyectos de trabajo público y salarios estatales. Varias provincias de Argentina están imprimiendo ya tales monedas porque falta efectivo para cubrir sus gastos. Pero algunos economistas dijeron que la propuesta era solamente una solución a corto plazo, y Argentina sería forzada eventualmente a abandonar la convertibilidad.

Argentina, hogar de los descendientes de los inmigrantes europeos y una vez uno de los 7 países más ricos del mundo, tiene una larga historia de ajustes y reinicios financieros. El país está plagado con una extensa corrupción y carencia de confianza en el sistema político nacional, que fomenta una evasión fiscal de 40%. Estos problemas, dicen los analistas, son crónicos y tienen que ser resueltos independientemente de cualquier sistema monetario o modelo económico antes de que Argentina pueda comenzar una recuperación de largo plazo y crecer.

Rodriguez Saa es un peronista veterano corrompido por escándalos sexuales pero reconocido por la austeridad fiscal en el interior de su provincia de San Luis. Ramón Puerta, el peronista que dirige el Senado, fue presidente pro 48 horas antes de que su partido elija a Rodriguez Saa. Se espera que Rodriguez Saa compita en las próximas elecciones con líderes peronistas más conocidos para completar el mandato de 4 años de de la Rúa que termina en diciembre de 2003.









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota