Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
17 de octubre de 2018

La Verdad Obrera N° 403

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

CONTRA EL FRAUDE LABORAL Y LA TERCERIZACIÓN

La ejemplar lucha de las/os obreras/os de PepsiCo Snacks

02 Dec 2010   |   comentarios

La soleada mañana del jueves 25 de noviembre fue testigo de un corte de la Autopista Panamericana. La acción fue organizada por las Comisiones Internas de PepsiCo Snacks, de Kraft-Terrabusi, de la gráfica RR Donnelley (ex Atlántida), la Lista 2 de Stani-Cadbury junto a la Agrupación Desde Abajo, opositora a la dirección del gremio que encabeza Rodolfo Daer. Los protagonistas principales eran los obreros tercerizados de la multinacional norteamericana PepsiCo Snacks, acompañados por sus compañeros efectivos. Las dos reivindicaciones principales eran el pase a planta permanente de todos los contratados y tercerizados de la fábrica, y un plus de fin de año de $1.500 que sirviera para paliar, en parte, lo que la inflación ya se comió del salario. También estuvieron presentes trabajadores de Pilkington, de distintas metalúrgicas de la zona, del Hospital Castex, estudiantes de En Clave ROJA, solidarios con las causas obreras de la UNSam, UNGS, y se hizo presente el delegado de Finning-CAT, Carlos Ruiz, recientemente despedido en forma discriminatoria. Asimismo, una importante delegación de compañeras de la agrupación de mujeres Pan y Rosas participó del corte, en el marco del Día Internacional de Lucha Contra la Violencia Hacia las Mujeres, sosteniendo categóricamente que “la precarización laboral es también violencia contra la mujer trabajadora”, y compañeros del PTS.

 Desde el Segundo Encuentro de Trabajadores de la Zona Norte, realizado el 31 de julio de este año, donde se votó marchar desde el Obelisco a la UIA junto a los tercerizados del Roca (acción que se realizó una semana después), ya los obreros/as de PepsiCo venían preparando un plan de lucha para acabar con el flagelo de los contratos por agencia y la tercerización. En los meses de agosto y septiembre, los trabajadores/as tercerizados, contratados y efectivos, en unidad, continuaron llevando adelante medidas de lucha y acción contra el fraude laboral, del que PepsiCo hace uso y abuso. Un corte de Panamericana previo como antecedente (el 17/09), movilizaciones y cortes frente al Ministerio de Trabajo (el 22/09), sucesivos “saltos de molinete” por parte de trabajadores que la patronal buscaba despedir, y no podía.

 Enfrentando a la prepotencia patronal, se empieza a hacer propia la convicción de que los derechos no se mendigan, sino que se conquistan peleando. Todas las medidas se discuten y resuelven en asambleas democráticas con la participación de contratados y tercerizados, Una nueva camada de trabajadores surge al calor de estas luchas no sólo en PepsiCo.
 
Voces en la autopista

“Esta es la primera vez en mi vida que una Comisión Interna no me traiciona y que, encima, se ocupa de mis derechos... y mirá que pasé por fábricas, eh?”, sostenía emocionado sobre la Panamericana un obrero tercerizado del gigante del snack, curtido en esta historia de ser tercerizado siempre, e ir “rebotando” de fábrica en fábrica, con contratos basura, y perjucios salariales y laborales de todo tipo. Formaba parte de un numeroso grupo de obreros/as que cantaban con toda la energía posible que “los tercerizados” tienen que pasar “a planta permanente”.

“Nunca jamás pensé que iba a hacer lo que estoy haciendo ahora, pero no nos queda otra; ahora no nos van a parar, siento que hoy es un antes y después...”, machacaba las ideas otro compañero tercerizado. En tanto, los delegados de la Comisión Interna, Leonardo Norniella y Catalina Balaguer, llevaban a los medios masivos de comunicación, para que se enterara toda la Argentina, la voz de los más explotados de la fábrica.

La lucha por la unidad de las filas obreras

Una de las lecciones principales que se llevaron de la jornada de lucha tanto aquellos que participaron por primera vez, como los compañeros que ya vienen hace más tiempo batallando por la unidad de las filas obreras, es que no hay forma de enfrentar los atropellos de la patronal sino es mediante la más conciente y decidida unidad entre los de abajo. Lo que el capitalismo divide (entre efectivos, contratados, tercerizados, y hasta en negro o desocupados) tiene que ser concientemente unido, en la lucha y objetivos. Compañeros que han sido durante años tratados como obreros de “segunda” comienzan a percibir que la clave pasa por unirse a los efectivos.

La lucha de los obreros/as de PepsiCo va a seguir dando que hablar. La patronal, la burocracia sindical, el Gobierno, han tomado nota del proceso de organización desde abajo, democrático y clasista que se viene llevando adelante, y que no es patrimonio exclusivo de esta fábrica. Muchos medios lo relacionan con la lucha de Kraft-Terrabusi del año pasado, o con los trabajadores del Subte que acaban de arrancarle después de dos años de lucha la inscripción de su gremio a Tomada. No es casual, hay un denominador común: el desprestigio histórico de la burocracia sindical, que se expresa en un odio visceral desde abajo, y que va creciendo. 
Al finalizar la asamblea que levantaba el corte, y como todo un símbolo de conciencia obrera, tronó un grito de guerra: ¡Mariano Ferreyra! ¡Presente!

Temas Relacionados: Movimiento Obrero









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota