Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
Sábado 10 de Diciembre de 2016
19:17 hs.

La Izquierda Diario - Edición Impresa Quincenal

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

CONTRA LOS CANDIDATOS DEL AJUSTE

La campaña del Frente de Izquierda se pone en marcha

03 Sep 2015   |   comentarios

Entrevistamos a Christian Castillo, referente del Frente de Izquierda y dirigente nacional del PTS.

Cómo ves la situación tras las elecciones primarias y de cara a octubre?

Económicamente hay una tendencia más general a un cambio de ciclo. La caída del precio de las materias primas afecta a toda América Latina y en general a los países exportadores de esos productos. Brasil entró en recesión y China está desacelerando su crecimiento tratando de cambiar su modelo exportador por el desarrollo del mercado interno. Ambos devaluaron su moneda. Se trata de países cuya situación afecta enormemente a la Argentina. El telón de fondo es la crisis mundial desatada en 2007. También hay incertidumbre por la decisión que tomará la FED con la tasa de interés en Estados Unidos, cuya suba podría hacer ilusoria la expectativa de los asesores económicos de los candidatos patronales, como Miguel Bein (que asesora Scioli), que dicen que van a conseguir muchos dólares. El “viento de cola” de todo el ciclo kirchnerista se está transformando en lo que periodísticamente se denomina “un viento de frente”. No es solo la situación mundial que afecta la economía nacional.

La inflación, la deuda externa, la escasez de divisas, son los síntomas típicos de los fines de ciclo económico en nuestro país. Son expresiones del atraso y la dependencia de las potencias imperialistas que el kirchnerismo no cambió. El gobierno está tratando de poner parches a los elementos más críticos para tratar de contener la situación hasta las elecciones, pero es muy débil el repunte del consumo después de las paritarias y aunque hay una leve recuperación industrial, lo que prima es el estancamiento económico (y en las automotrices, directamente recesión), mientras las reservas caen día a día.

En el terreno político las encuestas muestran que Scioli, Macri y Massa, se mantienen en niveles muy parecidos a lo que sacaron en las PASO. En cambio la fórmula de Nicolás Del Caño y Myriam Bregman del Frente de Izquierda está teniendo un primer crecimiento, lo que se puede ver en nuestras recorridas y en las encuestas, donde del 3,2% de las primarias estamos pasando al 4,5 ó 5 %, aún antes del comienzo de la campaña.

Además en estas semanas hubo hechos importantes que hay que ver qué impacto electoral tienen. Uno de ellos fue la inundación de numerosos partidos de la Provincia de Buenos Aires, donde el gobierno de Scioli volvió a mostrar su desidia en relación a la situación del pueblo trabajador y sus condiciones de vida, que quedó claro con la falta de obras para evitar las consecuencias de las lluvias.
Y todos saben lo que está pasando en Tucumán, donde queda claro que el sistema de acoples es un gran fraude, avalado tanto por el oficialismo como por la oposición.
 
En ese marco, ¿cómo se prepara el Frente de Izquierda para la campaña?

El FIT tiene un desafío muy grande, que es aumentar lo más posible la votación de nuestra fórmula presidencial, y así dar un claro mensaje a los candidatos del ajuste. A la vez tratar de incrementar lo más posible la bancada del Frente de Izquierda en el Congreso Nacional: en la Provincia de Buenos Aires, Córdoba y Mendoza, por nombrar los lugares con mayores posibilidades, y también en Santa Fe. E igualmente en el Parlasur y varias legislaturas provinciales. Nuestro compañero Alejandro Vilca en Jujuy, por ejemplo, ha hecho una gran elección, y vamos a pelear contra el piso proscriptivo de la legislación provincial para que entre como el primer legislador de izquierda de esa provincia. 

Frente a esto uno ve que tanto Scioli, como Macri, como Massa, se preparan para descargar la crisis sobre el pueblo trabajador. Planean un nuevo ciclo de endeudamiento, ajuste fiscal y, con distintos ritmos, una devaluación que terminará recayendo sobre el bolsillo de los trabajadores. Todos coinciden en garantizar los negocios de los empresarios.

El Frente de Izquierda es la única fuerza que se propone enfrentar esto con un programa para que la crisis la paguen los capitalistas.

Después de las PASO hemos realizado dos reuniones de la mesa del FIT. En principio hemos acordado realizar una conferencia de prensa con los principales candidatos y estamos discutiendo una declaración para encarar política y programáticamente la campaña. Queremos actualizar la plataforma de las elecciones del 2013, no sólo denunciando los planes de los candidatos del ajuste, sino también delimitándonos tanto de la derecha como de los gobiernos latinoamericanos “nacionales y populares”, que en una situación de crisis están ellos mismos aplicando los ajustes, como Maduro en Venezuela, Dilma en Brasil o el kirchnerismo a nivel nacional. Pero también de fuerzas políticas europeas como Syriza, que desde el PTS hemos criticado desde un primer momento por su estrategia y programa, y terminó confirmando que es una “izquierda” que capitula y aplica las políticas de ajuste exigidas en este caso por la Troika. Lo de Tsipras es una suerte de “historia de una capitulación anunciada”, algo que anticipamos contra los pronósticos de otras fuerzas de izquierda que presentaron a Syriza como un modelo a seguir.
 
¿Qué plantea el FIT entonces?

El programa del Frente de Izquierda no sólo plantea una serie de demandas inmediatas, sino que apunta a enfrentar los intereses de los capitalistas, señalando la necesidad de “expropiar a los expropiadores”, como decía Karl Marx. Nacionalizando los recursos estratégicos de la economía, la banca y la gran propiedad terrateniente. Contra las presiones devaluatorias planteamos el monopolio del comercio exterior y rechazamos el pago de la deuda externa para que los dólares sean administrados en función de las necesidades obreras y no de las ganancias patronales. Estas medidas están inscriptas en la perspectiva de conquistar un gobierno de los trabajadores, que solo se puede lograr con la movilización revolucionaria de los trabajadores y el conjunto de los explotados. Nosotros denunciamos que esta democracia capitalista es una democracia restringida, una democracia “para los ricos” la llamaba Lenin, un régimen político destinado a preservar las ganancias de los capitalistas, por eso peleamos por otro régimen social.

Medidas como que los funcionarios y diputados ganen como un docente, la revocabilidad de sus mandatos o que el sistema de representación sea una cámara única, apuntan a crear mejores condiciones para la salida de fondo que nosotros planteamos, que no puede ser otro que el poder de los trabajadores junto con todo el pueblo explotado y oprimido.

Temas Relacionados: Nacional , Frente de Izquierda









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota