Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
12 de diciembre de 2017

La Verdad Obrera N° 586

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

Las actuaciones del “gendarme carancho” y el militar “canoso de barba”, bajo el mando del secretario de Seguridad Sergio Berni, desataron una crisis en la Gendarmería Nacional, la fuerza de seguridad privilegiada del gobierno.

Gendarme carancho y canoso con barba

11 Sep 2014   |   comentarios

Desde los años ’90 la Prefectura y la Gendarmería ocupan un lugar destacado como fuerzas represivas del Estado.

Desde los años ’90 la Prefectura y la Gendarmería ocupan un lugar destacado como fuerzas represivas del Estado.

Los uniformados de Cristina
Los gobiernos kirchneristas continuaron utilizando estas fuerzas para la seguridad interna. Después del conflicto del Indoamericano lanzaron los operativos Centinela y Cinturón Sur. Un plan de ocupación con gendarmes y prefectos en el conurbano bonaerense y la zona sur de los barrios porteños, para ejercer la función de policía y desplazar a las desprestigiadas Bonaerense y Federal. Pero sobre todo con el objetivo de aumentar el control, la persecución y la represión contra habitantes de los barrios humildes. Por esto es que los resultados de la Gendarmería no son distintos.

Prontuario
A mediados de los ’90 la Gendarmería se convertía en la fuerza favorita a la hora de reprimir conflictos sociales. En 1997 en Cutral-Có una bala policial asesinó a Teresa Rodríguez. Al mando del operativo estaba el gendarme, Comandante Jorge, un viejo represor que había dirigido el Centro Clandestino de Detención El Vesubio. En noviembre del 2000, la policía asesina al piquetero Aníbal Verón en un corte de General Mosconi, en un operativo conjunto con la Gendarmería y el 17 de junio de 2001, esta última fuerza estaba al mando de la cacería matando a los piqueteros Carlos Santillán y Oscar Barrios. Septiembre de 2007 desalojan una ruta en Santa Cruz, hieren a varios empleados de la petrolera local Empasa. Octubre de 2009, junto a la policía, amenaza a los trabajadores de Kraft que cortan la ruta Panamericana. Diciembre del 2010, el operativo conjunto con la Metropolitana para desalojar el Parque Indoamericano acabó con la vida de tres personas inmigrantes.

El gendarme carancho y el canoso de barba
Con el “gendarme carancho” y el “canoso de barba” quedaron en evidencia los métodos de esa fuerza. Violaron las leyes de Inteligencia y Defensa Nacional que prohíben la infiltración en organizaciones sociales y que uniformados asistan a las marchas con armas de fuego. Se derrumbó lo que quedaba del relato de no criminalizar la protesta social.
La Presidenta entronó a Berni, este impulsó una campaña para expulsar inmigrantes y no vaciló en pasar las topadoras contra los sin techo del ex asentamiento Papa Francisco. Scioli lo defendió hasta cuando realizó declaraciones xenófobas. La derecha mano dura lo aclamó. Berni representa una tendencia nefasta que termina en Scioli, Massa, Granados y la derecha rancia. Los sucesos conocidos como “gendarme carancho” y el “canoso de barba”, van más allá de Berni, deslegitiman ante las masas a la propia Gendarmería y profundizan la crisis del gobierno. Mientras que las acciones legítimas de los trabajadores de Lear sobre la Panamericana lograron ganar varias batallas. Su creatividad impidió en varias oportunidades que la Gendarmería dislocara sus movilizaciones. Los palos, las causas armadas, mostraron la verdadera cara de esta fuerza represiva. Berni es un intento, por el momento imposible, de romper la relación de fuerzas establecidas después de la crisis del 2001. Cristina da cuenta de esa situación y lo preserva, por eso baja su exposición. Cristina lo banca, pero tiene que amortiguar los golpes de sus excesos. Cuando Berni realizó declaraciones xenófobas, Cristina creó la Mesa de Dialogo de Migrantes; cuando gritó a viva voz que retiraría la Federal de algunos barrios porteños, Cristina habló con Macri y acordaron no retirarla; cuando defendió al “canoso de barba”, Cristina obligó a echarlo.
Enterrar de este modo el relatode: no reprimir la protesta social, no será sin un gran costo político.

Temas Relacionados: Libertades Democráticas , Berni y la Gendarmería









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota