Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
17 de octubre de 2017

Nacional

POLEMICA EN EL GABINETE

El Gobierno enfría las críticas a piqueteros y exhibe diferencias

18 Aug 2004 | Alberto Fernández buscó bajarle el tono a las duras críticas que hizo Aníbal Fernández. Pero dejó al desnudo los distintos criterios entre los ministros, que había anticipado Clarín   |   comentarios

El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, salió ayer a bajarle el tono a las críticas que desde el Gobierno se habían hecho a los sectores piqueteros más duros, lo que a la vez desnudó la diferencia de criterios que existe sobre ese tema, tal como había anticipado ayer Clarín.
El jefe de Gabinete se diferenció del ministro del Interior Aníbal Fernández, que había mandado "a laburar" a los jefes piqueteros, al sostener que su colega había sido "muy irónico", cuando en la Argentina "todavía hay un serio problema con el empleo".
Esta es la primera diferencia que sacan a la luz los dos ministros que tienen más exposición, ya que sobre ellos suele recaer la tarea de comunicar y defender públicamente las políticas del Gobierno.
"Creo que no es tiempo de hacer declaraciones de ese tipo en un país donde hay mucha desocupación todavía", sostuvo el jefe de Gabinete.
Fernández aclaró que sentía "un gran cariño" por el ministro del Interior y que le había dicho personalmente que no estaba de acuerdo con sus declaraciones antes de hacer pública esa diferencia.
Según pudo averiguar Clarín, efectivamente Alberto Fernández le expresó al ministro del Interior su posición y le anticipó que lo iba a hacer público para restarle trascendencia a la polémica con los piqueteros más duros y con Raúl Castells en particular.
"Por mucho que se haya mejorado, todavía hay un serio problema con el empleo, por lo tanto hay mucha gente que no encuentra trabajo y mandarlos a trabajar es muy irónico", fue lo que dijo el jefe de Gabinete en su toma de distancia.
Posteriormente, en un acto oficial, Aníbal Fernández dio por "terminado" el tema y recordó que "quienes se han dedicado a trabajar para la gente, hoy tienen muchísimos resultados, y los que han hecho de esto una confrontación permanente, no han obtenido ninguno. Es el conflicto por el conflicto mismo, no tiene sentido".
Asimismo, el ministro se mostró conciliador con el jefe de Gabinete. "Entiendo a Alberto. En definitiva, es un superior mío y es quien maneja la administración del Estado. Que pueda verlo de otra manera es comprensible", señaló.
De todas maneras, el jefe de Gabinete también dejó un espacio para criticar a Castells, sobre quien había centrado sus declaraciones el ministro del Interior.
"Castells es un simple testimonio de la degradación argentina", sostuvo Alberto Fernández de todos modos.
Incluso desestimó una acusación de Castells, según la cual el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, intentó "sobornarlo" ofreciéndole un cargo, que él rechazó.
"El Gobierno se caracteriza por proponer en los cargos a gente idónea, y no creo que sea esa una condición de Castells", dijo Fernández. 

Temas Relacionados: Nacional









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota