Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
23 de noviembre de 2017

La Verdad Obrera N° 546

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

RADIOGRAFÍ DE UNA ELECCIÓN HISTÓRICA

El FIT y otros momentos de ascenso de la izquierda

07 Nov 2013   |   comentarios

Los mapas muestran los resultados de los tres momentos más importantes de ascenso electoral de la izquierda durante las últimas décadas. Las elecciones de 1989, las de 2001 y las recientes del 27 de octubre (una primera comparación se realizó con los resultados de las PASO en la revista Ideas de Izquierda nro. 3).
Hay que destacar que en los porcentajes de las elecciones de 1989 y 2001 se toman los votos de toda la izquierda (ver referencias), mientras que en el mapa de 2013, se toman solo los votos del FIT. Este dato refuerza el carácter cualitativo y cuantitativamente superior de los resultados obtenidos por el FIT.

Políticamente hay que acentuar que Izquierda Unida en 1989 era un frente integrado, además del MAS, por el Partido Comunista, una corriente claramente reformista. En las elecciones del 2001, además de la continuidad de IU (esta vez sus componentes eran MST-PC), Zamora y su partido, “Autodeterminación y Libertad” era una corriente esencialmente de la CABA y sin ningún peso en organizaciones del movimiento obrero o estudiantil. Esto estuvo en la base de la virtual desintegración de su bloque parlamentario en el Congreso y en la Legislatura porteña. Las características de estas corrientes le daban un perfil más de “izquierda de la centroizquierda” a sus coaliciones.

A diferencia de estos partidos y alianzas, el FIT está conformado por organizaciones trotskistas que reivindican la independencia política de los trabajadores, tienen una mayor y más profunda extensión nacional y un trabajo orgánico en el movimiento obrero y estudiantil.

Sobre la extensión y profundidad nacional del voto al FIT en 2013

Comparación con 1989: en aquel año, “la izquierda” se presentó en todas las provincias del país. Esta “cobertura” nacional, como ya dijimos (Ideas de Izquierda N° 3), expresaba una lógica geógrafico-electoral que garantizaba “presencia” en todo el territorio aunque la concentración estaba en CABA y PBA. En datos, sólo CABA y PBA (junto a Tierra del Fuego) pasaban el 5%, mientras la mayoría oscilaba entre el 1 y el 3%. En cambio, en 2013 el FIT se presentó en 18 de los 24 distritos, pero los porcentajes muestran un afincamiento muy superior, lo que se traduce en los 3 diputados nacionales por Mendoza, Salta y PBA (se pelea contra el fraude una 4° banca en Córdoba), en los 7 diputados provinciales y en los 6 concejales, que se suman a los 2 legisladores provinciales que el FIT conquistó en 2011 (Neuquén y Córdoba). Tomada la elección del FIT de conjunto, tres provincias superan claramente el 10%: Mendoza 14%, 3° fuerza provincial, Salta 19%, segunda y Santa Cruz 11.1%; en seis provincias el FIT supera claramente el 5% (Córdoba 7.5%, Neuquén, 9.9%, Río Negro 8.6%, Jujuy 7.2%, CABA 5.7%, PBA 5.07%). Es decir que la extensión territorial del FIT (a diferencia de la izquierda en el 89) es una “extensión en profundidad”, visibilizando nichos de influencia de la izquierda clasista en todo el país.

En relación a 2001, ese carácter nacional es aún más evidente porque el FIT se presentó en 4 distritos más que la izquierda en 2001, y excepto en CABA y PBA, donde el porcentaje de conjunto es más bajo, en el resto de distritos o bien aumenta o bien se mantiene en guarismos similares.

Provincia de Buenos Aires y CABA

En PBA y CABA se observan dos fenómenos relevantes. En primer lugar, el cambio de composición del voto dentro de la propia izquierda cuya dinámica es un descenso del voto a las corrientes reformistas y semi-reformistas, y un ascenso del voto a las corrientes trotskistas (ver recuadro “Cambios en la composición…”). En segundo lugar, en los resultados globales de la izquierda y su variación respecto de 2001 (ya que comparando con 1989 mantienen guarismos similares), los cambios que se observan en ambos distritos se explican, en parte, por el contexto de crisis económico-social y del conjunto del sistema de partidos. Parte de los votos obtenidos por la izquierda expresaron el “voto bronca” o “voto crisis” que también se manifestó en una disparada del voto blanco y nulo (ver en Ideas de Izquierda 3). En este sentido, los resultados obtenidos hoy por el FIT muestran un voto más político (que, además, manifiesta una continuidad desde 2011), lo que permite afirmar que se trata de la conquista de un apoyo menos coyuntural, más si se tiene en cuenta el desarrollo orgánico de las fuerzas del FIT en el movimiento obrero y estudiantil.









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota