Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
23 de julio de 2019

La Verdad Obrera Nro. 208

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

Venezuela: Debate con la mayoría en la dirección del PRS

¿Con Chávez hacia el socialismo?

12 Oct 2006 | Continuando con el debate abierto en torno a las próximas elecciones en Venezuela (ver LVO N° 198 y N° 188) presentamos a continuación un artículo publicado en el periódico En Clave Obrera N° 7 de la JIR (Juventud de Izquierda Revolucionaria), organización hermana del PTS en Venezuela y miembro de la Fracción Trotskista – Cuarta Internacional. La JIR se declaró en julio de este año como “Fracción Pública del Partido Revolución y Socialismo (PRS) por una real independencia de clase”, tras la decisión de la mayoría de apoyar la candidatura de Chávez, entre otras cosas”. Se pueden leer más artículos de la JIR en ww.jir.org.ve.   |   comentarios

La direccion mayoritaria del PRS apoyará a Chávez en la campaña por los «10 millones» de votos para su reelección. En debates anteriores explicamos por qué Chávez y su proyecto no representan los intereses de los trabajadores y trabajadoras. Explicamos que era necesario tener una candidatura obrera independiente, con un programa verdaderamente revolucionario, proponiendo una salida obrera y popular a la situación de explotación y pobreza a las que seguimos sometidos. Una candidatura para contraponerla a los proyectos proimperialistas de la oposición, pero también al programa de Chávez que, por más discursos de “socialismo” y “revolución” que haga, sólo plantea reformas que dejan intactas las bases de la economía capitalista. Así vemos que hoy siguen siendo los empresarios y banqueros los más beneficiados con el crecimiento económico y altos ingresos petroleros, mientras el pueblo trabajador y pobre sigue soportando explotación y pobreza.

La dirección mayoritaria del PRS tras el lema “¡Con Chávez todo, sin Chávez, nada!”
La C-CURA es la expresión más avanzada de un importante proceso de luchas, con signos de incipiente recomposición política del movimiento obrero, que lleva al enfrentamiento con la burocracia sindical, ya no sólo de la CTV, sino también la pro gubernamental. Reúne en su seno a los trabajadores con más interés en la autonomía de la UNT, lo que genera la hostilidad de los burócratas sindicales chavistas, así como del gobierno en general, que han desatado toda una campaña de ataques contra los principales referentes de la misma, en su mayoría del PRS. Ante esta situación, la dirección mayoritaria del PRS busca mostrar que en verdad C-CURA, y también el PRS, están por “reventar las urnas con millones de votos para Chávez”.
En las luchas actuales, los trabajadores y trabajadoras se enfrentan a todos los niveles de la burocracia gubernamental, lo que los hace cuestionar con mucha fuerza a las instituciones y funcionarios con los que gobierna Chávez, aunque aún no responsabilizan directamente a éste por su situación. Es posible y necesario explicar que no sólo se trata de la corrupción y la burocracia de los funcionarios, sino que el proyecto estratégico de Chávez es el “desarrollo nacional” en convivencia con los empresarios. Por eso su política económica sólo pone paños fríos a los problemas obreros y populares, mientras permite que los capitalistas acumulen grandes ganancias.
Con una intervención política en este sentido es posible contrarrestar la confianza y las ilusiones que los trabajadores tienen en Chávez, luchando para que sectores de la vanguardia obrera levanten una política de independencia de clase. Contrario a esto, la dirección mayoritaria del PRS viene negando en la práctica una “independencia de clase” que mantiene sólo en los discursos. Han avanzando kilómetros en esta senda al promover e impulsar un acuerdo electoral de la C-CURA con la Unidad Popular Venezolana (UPV), el partido de Lina Ron, una organización conocida por su incondicional apego a las “órdenes” del “Comandante” y levantar la consigna: “¡Con Chávez todo, sin Chávez nada!”. Colocan a la corriente detrás de un lema diametralmente opuesto a la independencia política de los trabajadores y un programa clasista revolucionario. Incluso, echan por tierra la expectativa de quienes en el PRS, aún compartiendo la política de apoyar a Chávez en las elecciones, pretendían un dudoso “apoyo crítico”.Este es un apoyo completo e incondicional, como lo expresa la consigna del partido con el que harán campaña “común” y por cuya boleta llaman a votar a los trabajadores.

¿Qué representan Lina Ron y la UPV?
Lina Ron y su partido son, a diferencia de la C-CURA, expresión de sectores férreamente chavistas, que no tienen la más mínima independencia política frente al gobierno. La “comandante” Lina Ron saltó a la palestra pública nacional por encabezar grupos de choque que enfrentaban a las hordas de la oposición de derecha, pero también se ha opuesto a movilizaciones de trabajadores que han ido a protestar hacia Miraflores, erigiéndose como la guardiana de los alrededores del Palacio Presidencial frente a cualquier protesta, así sean sectores obreros que luchan por sus reivindicaciones.
Lina Ron aparece no sólo completamente incondicional a Chávez, sino que dentro del chavismo se ubica con los sectores más de derecha. En el estado Miranda por ejemplo, en coordinación con el gobernador, dispone directamente de los recursos para “ayuda social” a los más pobres –que son el grueso de su base social–.

¿Dónde queda la lucha del PRS por un gobierno de los trabajadores?
La dirección mayoritaria del PRS, para no aparecer completamente asimilada a la lógica de incondicionalidad a Chávez sostenida por Lina Ron y la UPV, pretende saldar una posición de supuesta independencia clasista con frases como: “el respaldo a la re-elección del Presidente Chávez, debe ir acompañado del impulso de un programa político en el que se exija solución a las demandas urgentes de los trabajadores y el pueblo y siente las bases para avanzar hacia el socialismo”1 . Pero en realidad no hacen más que seguir alimentando ilusiones en el proyecto limitadamente nacionalista burgués de Chávez, refuerzan entre la vanguardia obrera la idea de que de la mano de Chávez se puede “avanzar hacia el socialismo”. Nada más lejos de la realidad.
Correctamente el documento fundacional del PRS afirma que “sólo bajo un gobierno de los trabajadores se podrán resolver los problemas fundamentales del conjunto de las masas explotadas. Sólo un gobierno directo de la clase obrera y el conjunto del pueblo pobre, que expropie a los capitalistas, socializando los medios de producción y cambio como condición indispensable para que la economía nacional sea controlada y planificada en beneficio de los intereses de las mayorías, se podrán «sentar las bases para avanzar hacia el socialismo”. Es por eso que los socialistas revolucionarios luchamos por un gobierno de los trabajadores.
La dirección mayoritaria bien sabe que Chávez no plantea nada de esto, y por supuesto tampoco Lina Ron. Pero se niega a decir de manera clara esta verdad ante los trabajadores, no tiene como política criticar y denunciar abiertamente a Chávez, así como tampoco llama a la movilización contra las políticas del gobierno que golpean a los trabajadores. Mientras afirman: “La candidatura del actual Presidente de la República y Líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Rafael Chávez Frías, representa la esperanza de un pueblo que lucha por una transformación social radical que permita alcanzar un nuevo modelo económico de justicia social y lo considera su principal instrumento en la batalla contra el imperialismo y la oposición golpista”2 , insisten en declarar que su voto a Chávez es una cuestión meramente táctica, que no impugna al PRS como partido independiente que pelea por la revolución socialista.
Como vemos, no sólo se trata del apoyo a Chávez, sino que la dirección mayoritaria marca un camino que diluye el contenido político revolucionario que debe tener un “partido de trabajadores que lucha por el socialismo”, como afirman los documentos fundacionales del PRS. Estos acuerdos son todo un desastre que amenaza cada vez más con frustrar y abortar el desarrollo del PRS en sentido revolucionario, dejando atrás definiciones programáticas tan fundamentales como la lucha por la revolución obrera para implantar un gobierno de los trabajadores. Con la excusa de “dialogar” con las masas y “acompañarlas” en su experiencia política con Chávez, llevan adelante una política que no puede más que calificarse de oportunista y diluyente de la construcción de un partido revolucionario de los trabajadores. Desde una perspectiva marxista revolucionaria, una verdadera capitulación al nacionalismo burgués.

1 “Orlando Chirino (CCURA/UNT) y Lina Ron (UPV) establecen alianza electoral para respaldar la re-elección del Presidente Chávez”, ver: www.aporrea.org/trabajadores/n83287.html
2 Protocolo de Unidad Electoral, Opción Socialista N° 8.
______________________
CLAVES

PRS: Partido Revolución y Socialismo, sus dirigentes más conocidos son Orlando Chirino y Stalin Pérez Borges.

C-CURA: Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma, agrupación sindical impulsada por el PRS.

Unión Nacional de Trabajadores: central sindical opositora a la vieja CTV (Central de Trabajadores Venezolanos).


Temas Relacionados: Internacional









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota