PTS
Partido de los Trabajadores Socialistas
Buenos Aires   |  24 de septiembre de 2020
Facebook
Twitter
 
BASTA DE CATEGORíAS MÁS BAJAS PARA LAS MUJERES
PepsiCo: con las obreras al frente conquistamos un reclamo histórico
30 Aug 2012 | por Catalina Balaguer y Leonardo Norniella

Después de que Rodolfo Daer y la Federación de la Alimentación cerraran el acuerdo paritario a la baja en la Alimentación (27% de aumento contra 33% y 35% de los años anteriores), en PepsiCo las asambleas votaron un pliego de demandas para discutir con la empresa. Se trataba de 11 puntos, encabezados por el reclamo de que se otorguen categorías para las mujeres. Esta no es una demanda más, ya que en la Alimentación las mujeres son mayoría. Ellas hacen los peores trabajos, en especial el empaque o envasamiento de los productos terminados en las cajas. Para que el lector se de una idea, por día en la fábrica se empacan un promedio de 1.000.000 de bolsas de snacks. Y esto lo hacen en su mayoría mujeres que pasan el día haciendo un trabajo repetitivo que - como denunciamos también en Kraft - es un trabajo altamente calificado. No cualquiera puede soportar física y psíquicamente semejantes ritmos.
Sin embargo, las compañeras pasan años en las líneas y las empresas se niegan a darles un mínimo reconocimiento. Las postergan a esas tareas y no tienen las mismas posibilidades que los compañeros hombres. Esta es una política consciente, para que las mujeres tengan poca autoestima, baja moral, que sólo queda conformarse con lo que la empresa digite para su futuro.

Por eso se negaban a otorgarles una categoría más de la que tienen hoy (Operaria Calificada): porque no manejan máquinas.

Pero las compañeras pasan a ser una parte de la máquina hasta en el Convenio Colectivo de Trabajo, que les niega el derecho a que se reconozca la alta calidad de su esfuerzo. La flexibilización impuesta en los años ´90 llenó de tareas a las compañeras/os, no remuneradas. Hoy, la dirección del Sindicato y la Federación les hacen el favor a los empresarios no discutiendo el Convenio, las categorías, etc. Es que los capitalistas prefieren que siga en pie este convenio esclavista que supieron conseguir en los años menemistas, vigente con el kirchnerismo.

Un reclamo histórico

Así de profundo llegó la naturalización de la explotación y opresión a las mujeres.

Por eso desde el PTS estamos orgullosos de haber impulsado desde nuestros puestos de dirigentes de la Comisión Interna, junto a los compañeros independientes de la Interna y del activismo, la lucha por las categorías de las mujeres. Y por eso es un paso histórico que las compañeras se pongan al frente para conseguir este reconocimiento.
Es también la forma que tuvimos de comenzar a llevar adelante la campaña que votamos en la Conferencia Nacional de Trabajadores de Ferro, por los derechos de la mujer trabajadora. Con este triunfo queremos organizar de forma sistemática a las mujeres de la fábrica, para ir por todo lo demás que falta, como el reconocimiento del día femenino, las licencias pagas por hijo/a enfermo, el reconocimiento de las enfermedades múltiples y de por vida que sufren por el trabajo repetitivo, y los problemas del sector mas oprimido y explotado de la fábrica. Y lo queremos extender a todo el gremio. Ya volanteamos decenas de fábricas contando la conquista obtenida. Con este impulso vamos a luchar para que vaya una delegación importante al Encuentro Nacional de Mujeres, y que participen de los seminarios sobre Género y Clase en las universidades de San Miguel y San Martín.

El cambio fue profundo. Había disposición de lucha de las compañeras y apoyo de los varones, que no obtenían en este reclamo un aumento extra para ellos.

PepsiCo ofreció un plus de $150 que la Verde propuso agarrar, y que fue rechazado por las asambleas.

La situación se tensó y se realizaron asambleas el lunes 13/8: el turno mañana votó empezar con paros de dos horas por turno, por la tarde la empresa nos otorga las categorías pero así y todo los tres turnos realizan la medida y se rechaza la oferta por que se sigue discutiendo la situación de los compañeros contratados.

Las categorías son automáticas por antigüedad, tres años de antigüedad en la fábrica y pasa a ser medio oficial.

Por el pase a planta

La empresa quería que no se la denuncie por fraude laboral por los compañeros de agencia que superaban los 6 meses de antigüedad. Las asambleas rechazaron esta maniobra. Repudiaron a la empresa y exigieron a la Verde de Daer que se ponga a la cabeza de la lucha por la efectivización de todas/os. Pero la Verde se terminó borrando. La Interna llamó a la lucha en las asambleas por la defensa de los puestos de trabajo. Se discutió en las asambleas, y ante la división que impuso la Verde se decidió apoyar a los compañeros para que logren su efectivización, denunciando a PepsiCo una vez más por su fraude laboral.
La Verde quedó descolocada. Se pasaron años diciendo que este reclamo por categorías para las mujeres era “una utopía de los zurdos del PTS”.
Cuando las asambleas rechazaron sus propuestas de agarrar el plus primero y de dar una tregua a la empresa después, se borraron de las asambleas, dejando en banda también a los compañeros de agencia que habían pasado los 6 meses de antigüedad y que tienen que quedar efectivos. El colmo es que la burocracia es la responsable de la precarización laboral de los jóvenes y las mujeres.

Desde la Bordó, en PepsiCo, empezamos a revertir esta entregada histórica. Y queremos dar una pelea para en todo el gremio sean reconocidas las mujeres trabajadoras de la Alimentación realizando una gran campaña por sus derechos.

Saludamos desde estas páginas a todas y todos los protagonistas de este paso adelante.

 

Ver online | Ir a www.pts.org.ar



Redacción de la Verdad Obrera: [email protected]
La Rioja 853 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - C1221ACG - Argentina / Te.: (54-11) 4932-9297