logo PTS

Nacional

LOS CORTES DE LUZ AFECTAN A TODA LA POBLACION

Una muestra más del fracaso de la gestión capitalista

¡Estalló el verano! Y con la temperatura elevando el mercurio se producen los cortes de luz que afectan a la Capital Federal y la Provincia de Buenos Aires. Según la Asociación de Defensa de Derechos de Usuarios y Consumidores (ADUCC) casi el 40% de los usuarios de Edenor, Edesur y Edelap sufrieron interrupciones o baja tensión eléctrica en la Capital y la provincia de Buenos Aires.

Armando Mouzo

30 de diciembre 2010

Una muestra más del fracaso de la gestión capitalista

¡Estalló el verano! Y con la temperatura elevando el mercurio se producen los cortes de luz que afectan a la Capital Federal y la Provincia de Buenos Aires. Según la Asociación de Defensa de Derechos de Usuarios y Consumidores (ADUCC) casi el 40% de los usuarios de Edenor, Edesur y Edelap sufrieron interrupciones o baja tensión eléctrica en la Capital y la provincia de Buenos Aires. Esto significa que alrededor de 5.600.000 usuarios de la Capital y la provincia, principalmente del área metropolitana, están afectados por cortes intermitentes y baja tensión, producto de las fallas en el sistema ante la gran demanda.

Como la experiencia enseña, las distribuidoras, en lugar de producir apagones generalizados, fueron cortando intermitentemente por barrios, en algunos lugares durante días enteros y en otros por un corto lapso de tiempo. Esto no impidió la protesta de los afectados que salieron a cortar calles, avenidas y hasta autopistas ante la falta de solución. De hecho hubo una verdadera movilización popular –que continúa in crescendo- en la mayoría de los barrios porteños y hasta en el Gran Buenos Aires y La Plata. Los medios de comunicación minimizaron la noticia que fue presentada junto al “flagelo” de los cortes de calles por otras protestas, la falta de efectivo en los bancos y de nafta en las estaciones de servicio.

La temperatura, con picos de 40° de sensación térmica, eleva la demanda de energía eléctrica, llegando a 20.209 megavatios, cerca del máximo de generación, que es de 23.609 megavatios. Esta demanda, y el mismo calor, recalienta centrales y cableados produciendo los cortes. El oficialista Página/12 afirma que “Edenor y Edesur no están dispuestas a incrementar la inversión para que sus redes soporten una demanda record que sólo se observa en jornadas muy puntuales, con el calor agobiante de verano o el frío polar de invierno. La “solución” a la que recurren las empresas, y a la que pareciera que seguirán recurriendo mientras el Gobierno se niegue a convalidar un aumento generalizado de tarifas, es la de cortes acotados que van administrando de acuerdo a cómo evoluciona la demanda” (28/12). Evidentemente, la política empresaria es que el pueblo se aguante y ruegue que baje la temperatura.

Pero estos capitalistas tienen quién los defienda: en un reportaje del diario Ambito Financiero, Oscar Lescano, el mandamás de la burocracia sindical de Luz y Fuerza afirmó que “La red está caliente, se queman cables, fusibles, transformadores que se reparan rápidamente. Pero con estos calores, que no estamos acostumbrados hacen que los cables no aguanten... No hay problema con la generación: sobra energía… Es que hay un límite, no hay garantía en cables que aguanten tanto calor como tampoco tanto frío, aguantan hasta un límite (…) El consumo es muy alto, además, no tenemos una cultura de ahorrar (…) permítame decirle que la red abarca a más de 4 millones y medio de clientes y los cortes han afectado a aproximadamente entre 20 a 30 mil usuarios. Sé que para aquellos que están sin luz esto no es un consuelo pero comparativamente la red está respondiendo con creces. Y, recordemos que la luz que se paga es muy barata. Fíjese que en Neuquén vale 10 veces más y es una provincia que genera energía” (27/12). Esto no es una casualidad: la burocracia sindical enquistada en la dirección de los sindicatos está al servicio de los capitalistas y el Estado de los patrones.

Por su parte el gobierno, se ubica “a la izquierda” de Lescano y amenaza con multar a las distribuidoras con $50 millones. Pero claro que esto no es más que agitar el puño ante la tribuna. Según Clarín, el gobierno “en 2008, anunció fuertes multas para Edesur y Edelap a raíz de los cortes de luz. Ninguna de las sanciones se concretaron” (29/12).

La política del gobierno es la de otorgar jugosos subsidios, a fin de sostener las ganancias capitalistas [1]. Se calcula que en 2009 el Estado entregó nada menos que $19.000 millones a Edesur, Edenor y Edelap, y que este año esa cifra es todavía mayor [2]. La propuesta de los empresarios es que el gobierno dé vía libre al incremento de las tarifas, lo que redundará en mantener sus ganancias, pero también impedirá que la enorme mayoría de la población, los trabajadores y el pueblo puedan acceder al consumo y a bienes como el aire acondicionado, el único electrodoméstico que permite soportar los 35° o 37° de temperatura. Este es el plan que tienen para que se reduzca el consumo y con ello la necesidad de nuevas inversiones.

Lo único que les interesa a las privatizadas es seguir lucrando. En ocho años que lleva su gobierno, el kirchnerismo ha dejado en pie esta herencia de los ‘90. La solución pasa por la unidad de trabajadores y usuarios para luchar por la anulación sin pago de las concesiones a las empresas de electricidad y la expropiación sin pago, bajo gestión de trabajadores y usuarios, de todas las instalaciones, para poner la energía al servicio de los trabajadores y el pueblo, realizando la inversión necesaria para renovar las vetustas redes de distribución.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: