logo PTS

LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

Quieren condenar a petroleros de Las Heras

El 17 de junio comenzará uno de los juicios más antiobreros de la década K y, posiblemente, de 1983 a la fecha. En el banquillo habrá doce trabajadores santacruceños, la mayoría petroleros, acusados de asesinar al agente Jorge Sayago cuando en febrero de 2006 la policía reprimía una pueblada en Las Heras. La Verdad Obrera entrevistó a Darío Catrihuala, uno de los petroleros procesados en esta causa.

Iván Marín

16 de mayo 2013

Quieren condenar a petroleros de Las Heras

-¿Cómo fue el conflicto de 2006?
Los compañeros de la UOCRA habían salido a pelear por mejores condiciones laborales, ya que laburaban en el campo haciendo el mismo trabajo que el petrolero pero en condiciones más brutas, sin baños, agua ni papel higiénico. Y los petroleros reclamábamos que se eleve el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias. Entonces se unieron los dos gremios y peleábamos por “a igual trabajo igual salario” para la UOCRA y “abajo el impuesto a las ganancias” para el petrolero.

-Ahí detienen a Mario Navarro

- Se llevaron preso a uno de los voceros elegido en asamblea. La gente fue al lugar a preguntar por qué lo detenían si todo lo que hacíamos era lo que decidíamos en asamblea. Ahí la policía empezó a reprimir con balas de goma y de plomo, apagaban las luces, nos corrían con las camionetas. Y sucedió el hecho del cual nos culpan hoy. Desviaron la pelea, ya no se habló más de nuestros reclamos y armaron esta causa. Nosotros estuvimos presos por salir a pelear por el impuesto a las ganancias, no por hacer lo que dicen que hicimos.

-¿Cómo fue la detención de ustedes?

- Nos detuvieron el 24 de febrero de 2006. A seis los liberaron a las pocas semanas. Pero los otros seis estuvimos tres años presos, nos liberaron en 2009. Yo tengo 29 años, no viví la dictadura, pero acá en Las Heras se vivió eso. Entraban casa por casa, rompían todo, les pegaban a los mayores, a las mujeres y los chicos. A mí me agarraron a las 4 de la tarde y me soltaron a las 5 de la mañana después de pegarnos durante todo el día.

-¿Los golpearon estando detenidos?

- En la misma comisaría. Nos trasladaron 500 kilómetros, desde el pueblo donde estábamos hasta Puerto Deseado, nuestro primer lugar de detención. 500 kms de golpes y torturas. Todas las torturas que puede hacer la policía en estos casos nos las hicieron a nosotros. Puedo contar mil cosas. No sólo nos pegaban, también nos torturaban psicológicamente. Decían “si ustedes dicen que les pegamos les vamos a matar a sus familias, a sus hijos”. Nunca se nos va a borrar ese momento de la cabeza. Y hasta el día de hoy nos persigue la policía. Hasta hoy nos siguen torturando.

-¿Quiénes los amenazan?

- La policía, que te busca la reacción, te sigue.

-¿En Las Heras?

- Sí, en Las Heras. Y ni hablar cuando vienen policías de otros lados, de Caleta Olivia o Pico Truncado. Cuando vienen directamente ni salimos de casa, ya sabemos qué se nos viene. Lo que pasa es ese policía era parte de los grupos de choque policiales, antidisturbios, antimotines. Son policías que vienen directamente a reprimir.

-¿Cómo fue la relación con el gremio petrolero?

- En 2006 el traidor de Segovia entregó una lista al juzgado de Pico Truncado con 180 nombres de petroleros que trabajaban en la actividad en ese momento.

-¿Serían del ala más combativa?

- Seguro

-¿Dónde va a ser el juicio?

- En la Cámara Criminalista de Caleta Olivia.

-¿La causa fue armada por la policía?

- Por la policía y por el gabinete de gobierno de entonces. El actual intendente de Las Heras en 2006 era concejal y era la cara visible del conflicto. La causa está totalmente armada, incluso cambiaron de jueces y fiscales. Es una causa tan politizada que en su momento le costó el poder al gobernador.

-¿Están recibiendo apoyo?

- Hasta ahora no tenemos ningún apoyo del sindicato, tenemos el gremio intervenido. Pero sí nos apoya mucha gente que nos ha estado ayudando.

-Se inició una campaña por la absolución

- Sí. Hay una campaña nacional. Hace un mes pudimos estar en Buenos Aires, en el juicio de los compañeros del Garrahan y ahí se puso en pie un comité. Y abrimos un fondo de apoyo para pagar nuestros gastos.

-¿Cuál puede ser la condena?

- La acusación para algunos es de homicidio calificado y coacción agravada en concurso real. Las penas pueden ser de perpetua.

Es necesario impulsar una campaña nacional por la absolución de estos doce trabajadores y el juicio y castigo a los responsables policiales y políticos de las torturas y el armado de esta causa.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: