logo PTS

LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

VIAJÓ UNA DELEGACIÓN PARA REDOBLAR LA CAMPAÑA

Marcha en Las Heras por la absolución de los petroleros

El sábado 12, en Las Heras (Santa Cruz), se realizó una jornada de lucha en solidaridad con los once trabajadores acusados del asesinato del policía Jorge Sayago en la pueblada de 2006, producida en el marco de la lucha petrolera.

PTS

17 de octubre 2013

Marcha en Las Heras por la absolución de los petroleros

El sábado 12, en Las Heras (Santa Cruz), se realizó una jornada de lucha en solidaridad con los once trabajadores acusados del asesinato del policía Jorge Sayago en la pueblada de 2006, producida en el marco de la lucha petrolera por la eliminación del impuesto a las ganancias y el pase a planta permanente de los petroleros tercerizados bajo convenio UOCRA. El juicio está en su etapa final. Ya se presentaron los alegatos. La querella pide cadena perpetua para seis de los acusados. La sentencia se leerá el 12 de diciembre.

Redoblando la campaña por la absolución de los compañeros, una delegación nacional viajó a Las Heras, destacándose la presencia de ATEN a través de su secretaria de Derechos Humanos Graciela Frañol y de la Comisión Interna del Garrahan con Gustavo Lerer. Por el CeProDH y el PTS viajamos Alejandrina Barry (hija de desaparecidos), José Montes (dirigente nacional del PTS) y compañeros de Trelew.

La jornada comenzó con una marcha por la ciudad, encabezada por la Comisión de Familiares, Amigos y Trabajadores procesados de Las Heras, integrada por esposas, madres y hermanas de los procesados, entre otros. Las mujeres mostraron una fuerza enorme al estar al frente pese a las amenazas y el aislamiento de su lucha.

También participaron ADoSaC Las Heras, ADoSaC Pico Truncado, APAP (municipales), ATE Las Heras y otras organizaciones. Siguió un acto de cierre en la plaza céntrica, donde se habló de cómo fortalecer la pelea. Desde el CeProDH y el PTS, junto a los compañeros del Garrahan, como parte del Comité por la Absolución en Buenos Aires, planteamos la necesidad de luchar por romper el cerco político y mediático que impide que salga a la luz la gravedad de este hecho. Propusimos medidas concretas para redoblar una gran campaña nacional, sumando a organizaciones de derechos humanos, obreras, sociales y estudiantiles para lograr la absolución.

Finalizamos la jornada compartiendo una cena con la Comisión de Familiares, Amigos y Trabajadores, donde recogimos algunas historias de esta dura lucha. Claudia relató que a su marido “lo detuvieron en su lugar de trabajo, en el campo petrolero de Los Perales y lo tuvieron dos días incomunicado. No sufrió la torturas que sufrieron Darío y Ramón Cortez, pero sí le pegaron. Estuvo tres meses detenido en Cañadón Seco. Fue una situación muy difícil. A mi hijo lo perseguían autos sin patente. Sufrimos mucho. A todos los detuvieron sin causa, sólo para callar la voz de los que luchan. A él lo acusan de coacción agravada porque supuestamente fue a hacer destrozos a la alcaidía. Pero en la pueblada había mil personas, no fueron trece”.
Rosa, abogada de cuatro de los procesados, aclara que “primero fueron trece, pero hoy son once porque a dos ni siquiera pudieron acusarlos. Esas dos personas estuvieron tres años y medio presos y fueron torturadas”.

Para Alexis Pérez, uno de los dos absueltos, esta es la peor situación que vivió. “Estoy sin trabajo. Me absolvieron, pero sigo con la mochila de sufrir el tema en el trabajo. Me acusaron de homicidio calificado, pero ni estuve en el lugar del hecho. Soy uno de los cinco que fuimos torturados camino a Puerto Deseado. Nos mojaron, nos ponían bolsas en la cabeza, nos gatillaban. Tres veces me sacaron medio cuerpo de la Traffic, amenazaban con tirarme”.

A Ramón Cortez, uno de los acusados, lo enorgullece que “haya gente que vino de afuera a apoyarnos”. Hay que reforzar la lucha entre sindicatos, organizaciones políticas, de derechos humanos y estudiantiles por la absolución de los once compañeros, que son parte de los más de 5.000 procesados por luchar. Como afirma Ramón, “esta lucha no es sólo por nosotros, es una lucha de todos los trabajadores. Porque si uno de nosotros va preso después los trabajadores no van a poder salir a luchar por nada”.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: