Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
21 de noviembre de 2019

La Verdad Obrera N° 395

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

Los barones del dekanato

07 Oct 2010   |   comentarios

El viernes pasado, el Decano de la Facultad de Ciencias Sociales, Sergio Caletti, convocó a una “reunión informativa” a los profesores de la “casa”. El motivo: la toma que los estudiantes sostienen hace un mes en reclamo de edificio único y mayor presupuesto. Allí fuimos, el sector docente que defendemos la lucha estudiantil, que es lo mismo que defender nuestras condiciones de trabajo y de investigación.

Lejos de informar sobre alguna fecha precisa de finalización del nuevo edificio (el edificio más lento de la historia de la humanidad, dado que lleva 8 años construyéndose), o explicar las cifras de las partidas suplementarias necesarias para refaccionar las sedes en las que trabajamos, el encuentro se transformó en una competencia reaccionaria por ver qué profesor destilaba más desprecio hacia los estudiantes, catalogándolos de “golpistas” y “patoteros”, entre muchos otros epítetos.

Cualquiera que aún conserve la fantasía del halo de “santidad” con que pretende revestirse a la Universidad de Buenos Aires, media hora de esta reunión alcanzaba para hacerlo entrar en una profunda perplejidad. Sin embargo, no hay motivos para la perplejidad. Los convocantes, y en buena medida “agitadores” de esa reunión son los que constituyen hoy una burocracia de gestión que no tiene tanto que envidiar a los barones del conurbano. Y que, si es necesario, defienden sus privilegios con los mismos métodos.

No sólo de ideas viven estos ‘intelectuales’

El presupuesto de la UBA para 2011 existe. Aunque no dice nada claro respecto del edificio de Sociales, dice otras cosas que ayudan bastante a despejar perplejidades y sobre todo, a derribar dobles discursos. Por ejemplo, la partida para salarios de funcionarios de rectorado y de las facultades. Según el presupuesto (firmado el 8 de septiembre por el Rector Hallú, cuando ya había comenzado la toma de Sociales), los Decanos de la UBA pasarán a cobrar en 2011, un salario bruto mensual de $27.959 (sólo un poco por debajo que el Rector, que cobrará $31.621 por mes); los secretarios cobrarán $19.325 y los directores $14.474.

Comienza a estar más claro, así, tanto “compromiso” con la gestión. Si se compara estos sueldos con los salarios promedios (también proyectados en el presupuesto 2011) de los Auxiliares docentes con dedicación simple (la categoría que más docentes concentra en la universidad, en total 17.295 docentes) la diferencia comienza a ser espesa. El salario promedio proyectado es de $1.491. En síntesis, el Decano de Sociales cobrará 20 veces que un docente del bajo clero, y un funcionario “raso” de la gestión (como un Director de área) cobrará 10 veces más. Comienza a estar más claro también, que cuando esta casta cataloga de “golpista” al movimiento estudiantil en lucha, lo dice en serio: los estudiantes organizados en asambleas democráticas representan un peligro para sus privilegios de minoría reaccionaria. No vaya a ser que en el transcurso de la lucha se les ocurra derribar el régimen de gobierno que garantiza que 500 profesores concursados de toda la UBA (entre los que se encuentran los funcionarios), decidan por las decenas de miles de docentes del “bajo clero” y de estudiantes.

Hay“destituyentes” y “destituyentes”

Como todos sabemos, Carta Abierta (entre ellos el decano Caletti) inauguró en el país la moda de llamar “destituyente” a todo lo que se enfrente al gobierno kirchnerista. Entre las primeras filas de los destinatarios están los resabios de la UCR, ligera para unirse a la Sociedad Rural en el lock out patronal de 2008. Así escuchamos los encendidos discursos de Pichetto contra Sanz y Morales, y las irónicas columnas de Verbitsky sobre el Grupo Ahh... Sin embargo, los mismos que afuera son destituyentes implacables, en la Facultad de Sociales son buenos aliados para gobernar. La gestión “nacional y popular” de Caletti está sostenida en una alianza de los kirchneristas con los radicales de Alternativa Académica, que detentan puestos de gestión y que aportan sus voces para esta especie de “cruzada” antiestudiantil que los funcionarios encabezan. Así vemos cómo, cadáveres insepultos de la Franja Morada de los ‘80 y ‘90, vuelven a traer sus sillones y escritorios de la mano de los nac & pop de la gestión K. Esto tampoco debería llamar a la perplejidad.

Lejos de toda retórica progresista, los kirchneristas encarnan hoy en la universidad una reacción no sólo ideológica, sino profundamente política que coincide, con los radicales y peronistas disidentes, en el proyecto de una universidad cada vez más desfinanciada y cada vez menos pública, y en el ataque a toda lucha reivindicativa que ponga ese proyecto en crisis.

por Paula Varela, Docente de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA.

1 - Véase, Exp.UBA, 33716/2010.

Temas Relacionados: Universidad , Ciudad de Buenos Aires









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota