Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
3 de agosto de 2020

La Verdad Obrera N° 508

CONTACTO [email protected]

La ESMA y el relato K: Una manta cada vez más corta

10 Jan 2013   |   comentarios

"Se han hecho y se seguirán haciendo asados". La presidenta y todo su séquito de acólitos salieron a coro a defender el "asadito"de Alak. En el mismo lugar donde se prendía fuego a centenares de cuerpos de militantes a mano del Tigre Acosta, Massera, Astiz y ccompañía, estos pseudos defensores de los derechos humanos reivindican su derecho al "festejo". No es casualidad que la política de doble discurso sobre los derechos humanos del gobierno quede al desnudo justo ahora que empezó el desbarranque del fin del ciclo K. "Ella"y "Él" se apropiaron de esta bandera para ponerla al servicio del "modelo" que benefició a los mismos empresarios que idearon el golpe del ’76 y que hoy se siguen llenando los bolsillos de la mano del gobierno "Nac&Pop". Los únicos sorprendidos ante estas declaraciones (si es que los hay) pueden ser algunos pocos honestos militantes k. Pero el falso relato oficial arranca mucho antes, allá por 2003, cuando se presentaron en la política nacional como militantes de los ’70... ¡Y de izquierda! Su paso por la militancia setentista fue en la JP. Pero la JP "lealtad", la de derecha, la que tenía afinidad con la CNU y toda la derecha peronista. Los que enfrentamos a la Dictadura y seguimos militando aún dentro de los campos de concentración y las cárceles, cuando salimos y seguimos militando nunca escuchamos el apellido Kirchner pidiendo por ningún desaparecido. Nunca vimos al matrimonio en alguna Marcha de la Resistencia ni en ninguna ronda de las Madres. Ni hablar de la inexistencia de registros que muestren algún habeas corpus firmado por ellos en aquella época. Mientras ellos amasaban fortunas en el sur los genocidas de la ESMA también hacían asados con los cuerpos de los desaparecidos.
¿Por qué iban a dejar de reivindicar el asado de Alak? Si este gobierno carga sobre sus espaldas con los muertos del Parque Indoamericano, los qom, los habitantes del Ingenio Ledesma y toda una lista de 22 asesinados en la represión de la era k con sus gobernadores aliados. Sin olvidar a Mariano Ferreyra, asesinado por el burócrata amigo José Pedraza. Y la desaparición de Julio López. Y la de Luciano Arruga a manos de la maldita Bonaerense.
¿Por qué no iban a reivindicar el asado? Si su represor estrella, "Super Berni", fue carapintada en el ’87 y ex funcionario de Rico y nadie levantó la voz cuando mantuvo en Campo de Mayo a hombres, mujeres y niños más de 24 horas presos por reclamar comida. En Campo de Mayo, nada menos, otro de los grandes campos de concentración, donde seguramente también los gendarmes del Proyecto X hacen sus asaditos.
Ese relato k vino a medida para hacer los juicios que, en esencia, condenan a unos pocos (menos de 400 genocidas) mientras decenas de miles de genocidas siguen libres.
Ese disfraz que les sirvió durante años para dejar impune a la mayoría, especialmente a los empresarios que tenían un campo de concentración al lado de cada fábrica, que manchó la inclaudicable lucha de los organismos cooptando a Madres y Abuelas, hoy luce desflecado.
No va a ser con declaraciones hipócritas de la oposición como Carrió, Stolbizer o Binner que venguemos la memoria de los desaparecidos. Será como fue siempre, con la movilización y la lucha obrera que empieza a despuntar y que debe apropiarse de esta bandera, y junto a los organismos nucleados en el Encuentro Memoria Verdad y Justicia seguir luchando para que todos los genocidas terminen con sus huesos en la cárcel y sus gobiernos cómplices con sus falsas políticas en el basurero de la historia.

El autor es ex Detenido Desaparecido y miembro del CeProDH

Temas Relacionados: Nacional









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota