Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
4 de junio de 2020

Mundo Obrero

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

LA CTA TIENE QUE MOVILIZAR PARA NO PAGAR LA DEUDA EXTERNA

INDEC: “Ni con los bonistas ni con el FMI”

21 Jan 2010   |   comentarios

Quienes integramos la Marrón Clasista consideramos importante discutir la crisis política actual, abierta con el tema de la reservas desde una posición de clase. Así empezamos a hacerlo en las reuniones de Junta Interna de ATE-INDEC.

Es claramente una discusión burguesa en la que, más allá de las formas de cómo pagar la deuda externa, ambas partes (gobierno y oposición patronal), tienen acuerdo en el pago. Si gana la salida del gobierno o la de la “oposición patronal”, nada bueno nos toca a los trabajadores. La importancia de ser discutida por los trabajadores que enfrentamos la Intervención del INDEC hace casi tres años, radica en que todos los análisis mencionan la inflación con fuerza; desde las mismas declaraciones del “Golden Boy” y el resto del neoliberalismo, hasta los escribas acólitos al oficialismo. Y, en ese sentido, no podemos quedar pegados a los que quieren volver al FMI. Más allá que la prensa pueda usarlo, sobre todo porque la patota del INDEC fue a escrachar a los que “abrazaban” a Redrado, en verdad, como cuenta un compañero (ver “¡Kirchner lo hizo!”), marcharon en defensa del pago de la deuda.

Por eso, en la denuncia que venimos sosteniendo sobre los perjuicios que significan para el pueblo el ocultamiento de la inflación, sobre el bolsillo de los salarios, sobre la pobreza real y la indigencia, etc.; hay que plantear el tema de la necesidad de un aumento de salario acorde al aumento de la inflación real y el no pago de la deuda externa. Porque el salario y el techo del 11% que se dice que UPCN le va a poner a las paritarias del 2010, está relacionado con el pago de la deuda externa. Porque en su “Plan Bicentenario”, los K cuentan con los “servicios prestados” de la odiada CGT, que se reúne con la embajadora yanqui y saluda el pago de la deuda. Pero los favores no terminan ahí, porque aseguran al gobierno y a los empresarios que los aumentos salariales tendrán un techo menor a la inflación real, siempre a la rastra de las ganancias empresarias. Más allá de que habrá que ver si los trabajadores lo permiten, lo que es claro es que salario y deuda externa guardan un gran vínculo.

Por eso en la reunión de la Junta Interna se acordó que, en las ideas centrales del discurso del abrazo, tenían que estar bien fuerte que no estamos “ni con los bonistas, ni con el FMI” ¡Y así fue! Mientras, desde la Marrón nos pronunciamos por: “ni con el gobierno, ni con la oposición patronal, movilización por el No pago de la deuda externa”.

Silencio ensordecedor

Lo que es verdaderamente vergonzoso, es que ante esta crisis política que ya lleva dos semanas, la dirección de la CTA, sumida en sus propias diferencias, se mantenga en silencio absoluto ¿Creerán que el tema de la deuda no tiene relación con “que la crisis no la paguemos los trabajadores y el pueblo”? No creemos. El único que recorrió todos los canales fue el canalla de Depetri, defendiendo sus ingresos K como legislador saliente. Por otro lado, Claudio Lozano como diputado, junto a su socio Pino Solanas, quienes pretenden discutir la deuda “ilegítima” en el parlamento, para después votar críticamente junto a los republicanos el rechazo a los DNU como expresó el mismo dirigente de la CTA. Ya el gobierno dijo que saber qué parte es la ilegítima, es casi imposible; y es bastante cierto, luego de tantas renegociaciones y endeudamientos por pago de intereses, llevados adelante por todos los gobiernos del país, dictaduras y democráticos. Encima, esta utopía la pretenden llevar adelante con los bloques legislativos, que son los mismos que vienen “honrando” la deuda.

En definitiva son dos ilusiones. De lo que se trata, es de desconocer el conjunto de la deuda externa, que sólo sirvió para enriquecer a los fondos buitres, atar al país a los organismos financieros internacionales y para el beneficio de los empresarios del país, pero nada de ella fue para el pueblo.
Por eso insistimos, si realmente se quiere hacer algo contra el pago de la deuda externa, como mínimo, Solanas y Lozano tendrían que llamar a movilizar a todos sus votantes, en vez de llevar confianzas a este parlamento anti popular. Y deberemos imponerles a los dirigentes de la CTA la convocatoria a un Congreso de Delegados de Base, para sacar a la central de su inmovilidad y convocar a una gran movilización y un plan de lucha para lograr, con los trabajadores en la calle, el no pago de la deuda externa.

Temas Relacionados: Movimiento Obrero









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota