logo PTS

Entre Ríos

Fuerte repudio a la criminalización de la protesta social

Organizaciones gremiales y partidos políticos de izquierda se manifestaron este martes en la explanada de los Tribunales entrerrianos contra la criminalización de la protesta social, en la primera jornada de indagatoria a trabajadores de Redengas, quienes fueron acusados por la patronal de “haber impedido la normal prestación del servicio”, registró AIM.

Fuerte repudio a la criminalización de la protesta social
30 de julio 2014

Fuerte repudio a la criminalización de la protesta social

Organizaciones gremiales y partidos políticos de izquierda se manifestaron este martes en la explanada de los Tribunales entrerrianos contra la criminalización de la protesta social, en la primera jornada de indagatoria a trabajadores de Redengas, quienes fueron acusados por la patronal de “haber impedido la normal prestación del servicio”, registró AIM.

Organizaciones gremiales y políticas de izquierda se manifestaron este martes en la explanada de los Tribunales entrerrianos. Foto: AIM.
Organizaciones gremiales y políticas de izquierda se manifestaron este martes en la explanada de los Tribunales entrerrianos. Foto: AIM.
Con plena consciencia de clase, integrantes de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Paraná, de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) de la capital entrerriana y militantes de la Nueva Izquierda-Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), del Partido Obrero y del Partido de Trabajadores Socialistas (PTS), acompañaron a los empleados nucleados en la Asociación de Personal Jerárquico de la Industria del Gas Natural, Derivados y Afines (Apj-gas) en la primera jornada de indagatoria que se realizó en el Juzgado de Instrucción 7, ante el intento de los empresarios italianos de criminalizar la protesta social, por la huelga que se realiza desde hace un mes para exigir mejores condiciones laborales y recomposición salarial.

“Vinimos hoy a protestar frente al Poder Judicial porque comenzó el proceso de toma de indagatorias a los trabajadores en esta causa que inició la empresa que para nosotros, a todas luces, es trucha”, dijo a esta Agencia la secretaria de prensa de la Apj-gas, Ximena Rattoni.

En ese marco, la gremialista remarcó que “la prolongación artificial de este conflicto por parte de la compañía es absurdo e irresponsable, por un lado, y es irracional y desmedido el ataque que le están haciendo a los trabajadores ya que esto es parte de la estrategia de la patronal de criminalizar un reclamo absolutamente gremial que se puede resolver fácilmente reincorporando a los trabajadores despedidos y firmando el acta de recomposición salarial que se acordó en el ministerio de Trabajo de la provincia de forma verbal”.

En ese sentido, el secretario de CTA Paraná, Ricardo Sánchez, destacó que el movimiento obrero no puede permitir “que quienes se llenan la boca hablando de un Estado de Derecho lleven a los trabajadores a declarar a la Justicia por ejercer el derecho constitucional a peticionar”. Al respecto, solicitó a los administradores de la justicia que “tengan la coherencia que tienen que tener ante las denuncias arbitrarias que hacen los empresarios, quienes sentaron hoy al banquillo de los acusados a los trabajadores”, ya que afirmó que “las armas únicas armas que tiene el movimiento obrero es trabajar colectivamente y la movilización”.

Por su parte, Diego Ignes, militante del PTS, indicó que desde la fuerza acompañan a los trabajadores de Redengas y le expresaron la solidaridad en la lucha, ya que rechazan “la actitud de las patronales buitres que cercenan los derechos de los trabajadores como en este caso, que suspendió al 90 por ciento de la planta, despidió a seis empleados y ahora intenta procesarlos”.

“La única salida es que la empresa sea estatizada”

En tanto, el referente de la Nueva Izquierda- MST, Luis Meiners, consideró “muy importante acompañar a los trabajadores de Redengas, ya que esta lucha es una lucha testigo que denuncia el plan de las patronales y el gobierno de descargar el ajuste sobre los trabajadores, ya que cuando el movimiento obrero sale a reclamar sus derechos las patronales y el Estado de clase criminalizan la protesta social y reprimen”.

Además, opinó que “es importante discutir en este contexto que si la multinacional que hoy maneja Redengas no se puede hacer cargo de los derechos elementales de los trabajadores la única salida es que la empresa sea estatizada, es decir, sea puesta bajo control de los trabajadores y los usuarios para que definan cuáles serán las prioridades”.