logo PTS

Nacional

CIUDAD DE BUENOS AIRES

Fuera Macri y todos sus ministros

La designacion de Abel Posse como nuevo ministro de Educación del gobierno de Mauricio Macri despertó cientos de denuncias contra este ex funcionario de la dictadura militar. Ni había asumido y ya aglutinó un enorme repudio en su contra.

Virginia Pescarmona

17 de diciembre 2009

La designacion de Abel Posse como nuevo ministro de Educación del gobierno de Mauricio Macri despertó cientos de denuncias contra este ex funcionario de la dictadura militar. Ni había asumido y ya aglutinó un enorme repudio en su contra.

Pero los dichos de Posse, son la orientación de todo el gobierno de Macri. Un gobierno que está inmerso en una profunda crisis institucional, agravada por el resultado de las últimas elecciones que lo llevaron a perder la mayoría automática en la Legislatura.

Ya los escándalos por espionaje y escuchas telefónicas ilegales a opositores y gremialistas llevaron a la renuncia de dos jefes de la aún no nacida Policía Metropolitana y del ministro de Educación Mariano Narodowski. Mientras por otro lado, las denuncias contra las temibles patotas paraestatales de la UCEP, que se dedicaban a desalojos violentos y a golpear indigentes, con el apoyo de la Federal del gobierno de Cristina, se llevaron puesto al ministro de Espacios Públicos Juan Pablo Piccardo.

Macri intenta capear esta fenomenal crisis apostando al nombramiento de Posse para reafirmar su base social de derecha, basada en las clases medias que exigen mano dura contra la “inseguridad ciudadana”, las mismas que adhirieron al acto del Rosedal convocado por los patrones de la Mesa de Enlace.

Acción en las calles para que se vaya

Proliferan todo tipo de denuncias, pero con denunciar no alcanza. Este viernes está llamado un acto-festival por la renuncia de Posse, convocado por los gremios docentes de UTE, ADEMyS, ADEF, SEDEBA; ATE y algunas organizaciones piqueteras, sociales y políticas. Pero esto tampoco alcanza. Debemos lograr la mayor movilización en las calles para exigir la renuncia inmediata de este fascista declarado. Los sindicatos docentes tienen que ponerse a la cabeza de organizar el odio que fluye, declarando a todas las escuelas en estado de asamblea permanente de docentes, padres y alumnos, y llamando a un paro y un plan de lucha. Para superar la dispersión hay que unir a todos los sectores que repudian el gobierno de Macri, por eso es necesario que la CTA Capital convoque a un Congreso de delegados de base de todos sus sindicatos, abierto a todas las organizaciones sociales, estudiantiles, de derechos humanos y políticas de la ciudad.

Tenemos que poner por delante la exigencia de renuncia contra Posse y lograr la más amplia unidad desde las bases de las organizaciones, para poder ser decenas de miles en las calles, exigiendo a los dirigentes poner todas las fuerzas en esta lucha. Este títere tiene un titiritero, por eso debemos poner en pie una lucha por la destitución de Mauricio Macri y de todo su gobierno.

No será con un juicio político, que estos personajes se vayan. Tampoco será logrado desde la misma Legislatura, la que le ha votado a Macri las principales medidas de gobierno. Debemos redoblar la movilización en forma masiva y contundente para que caiga ya Abel Posse, y seguir con un plan de lucha hasta echar a Macri y a todos sus ministros, para imponer una Asamblea Constituyente libre y soberana, con constituyentes que ganen un salario igual al de un maestro, para resolver las penurias del pueblo trabajador, como la crisis habitacional, la educación y la salud pública, y acabar con el represivo código contravencional y todo el aparato de espionaje, persecución y represión contra los que luchan.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: