PTS
Partido de los Trabajadores Socialistas
    Buenos Aires   |  21 de enero de 2022
Facebook
Twitter
Instagram
 
Escritos periodísticos de L’Ordine Nuovo (1919-1920)
12 Jun 2008 |

A LOS COMISARIOS DE SECCION DE LOS TALLERES FIAT CENTRO Y BREVETTI

¡Camaradas!

La nueva forma que ha asumido la comisión interna en vuestro taller con la designación de comisarios de sección y las discusiones que han precedido y acompañado a esta transformación no han pasado inadvertidas en el campo obrero y patronal turinés. Por un lado se disponen a imitarlos a ustedes los personales de otros establecimientos de la ciudad y de la provincia; por otro, los propietarios y sus agentes directos, los organizadores de las grandes empresas industriales, miran este movimiento con creciente interés y se preguntan, y les preguntan a ustedes, a qué fin puede tender, cuál es el programa que se propone realizar la clase obrera turinesa.

Sabemos que nuestro diario ha contribuido no poco a determinar este movimiento. En él no solo se ha examinado la cuestión desde un punto de vista teórico y general, sino que se han recopilado y expuesto los resultados de las experiencias de otros países, para suministrar los elementos para el estudio de las aplicaciones prácticas. Sabemos, sin embargo, que nuestra obra ha tenido un valor en cuanto ha satisfecho una necesidad, ha favorecido el concretarse de una aspiración que estaba latente en la conciencia de las masas trabajadoras Por eso nos hemos entendido tan rápidamente, por eso se ha podido pasar tan seguramente de la discusión a la realización (…).

SOVIETS Y CONSEJOS DE F˜áBRICA

En Italia era necesario, para remover las perezas mentales, para obligar violentamente a los responsables a tomar posición, para hacer converger la atención sobre problemas concretos de la revolución, era necesario hacer irrumpir directamente en la escena a los obreros, las grandes masas humanas, con sus pasiones, con sus caprichos, con sus necesidades irrefrenables; era necesario que los delegados de las masas obreras fabriles llevaran a las asambleas de los sindicatos las voces de los millares y millares de obreros que no pueden participar en las discusiones y en las deliberaciones, en las cuales se compromete su acción y su voluntad, como consecuencia de las cuales se les exige disciplina y sacrificios (…)

Los obreros turineses han comprendido que no basta ocupar las fábricas y enarbolar allí las banderas rojas para hacer la revolución, saben que la conquista de la fábrica no puede sustituir a la lucha por la conquista del poder político ni precederla; pero los obreros turineses han comprendido y saben estas verdades porque han conquistado estas verdades experimentalmente, a través de las discusiones y la práctica de los consejos de fábrica; los obreros turineses han aprendido cuán necesaria es la disciplina, la coordinación, la preparación conjunta, han aprendido que la revolución es una cosa difícil, pero precisamente por eso no se contentan más con las habituales sopas ideológicas para los parientes pobres (…).

SUPERSTICIÓN Y REALIDAD

(…) Todo este movimiento de la clase capitalista y del poder estatal para cercar a Turín, para atrapar a la clase obrera turinesa en una fosa para lobos, no fue ni siquiera percibido por los jefes responsables de la clase obrera italiana organizada. La vasta ofensiva capitalista fue minuciosamente preparada sin que el “estado mayor” de la clase obrera organizada se diera cuenta, se preocupara por ello; y esta ausencia de los centros de organización pasó a ser una condición de la lucha, un arma tremenda en manos de los industriales y del poder estatal, una fuente de debilidad para los dirigentes locales de la sección turinesa.

 

Ver online | Ir a www.pts.org.ar



Redacción de la Verdad Obrera: [email protected]
La Rioja 853 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - C1221ACG - Argentina / Te.: (54-11) 4932-9297