PTS
Partido de los Trabajadores Socialistas
    Buenos Aires   |  21 de enero de 2022
Facebook
Twitter
Instagram
 
La “extrema izquierda” del ‘68
15 May 2008 | Gastón Gutiérrez

Antes del Mayo una serie de acontecimientos internacionales había corroído la hegemonía estalinista en la izquierda mundial.

Al calor de la lucha por la liberación nacional argelina, traicionada por el PCF, surgirá una nueva militancia juvenil. En la Sorbona crecen los comités de acción antifascistas y el Frente Universitario Antifascista liderado por Alain Krivine1 expulsa a los fascistas del Barrio Latino.

Luego vendría el movimiento por Vietnam que influirá decididamente en la juventud, en oposición a la política del PCF y que traerá rupturas en la Unión de Estudiantes Comunistas (UEC). Varias fracciones se disputaban la dirección: “ortodoxos normalizadores”, “italianos capituladores” seguidores del reformista PC italiano y críticos de la URSS en clave socialdemócrata; los maoístas seguidores de Althusser que luego, impactados por la Revolución Cultural china2, formarán la UJCml (Unión de Juventudes Comunistas Marxistas Leninistas) y los “oposicionistas de izquierda” donde se agrupaban trotskistas-guevaristas como Krivine y Bensaïd que -en 1966- conforman la JCR3. El cuadro se completa con otra organización maoísta Gauche Prolétarienne (Izquierda Proletaria) y con otros dos grupos trotskistas organizados a la izquierda de la UEC: el Comité de Enlace de los Estudiantes Revolucionarios (CLER), trotskistas-lambertistas4 y Voix Ouvri˜ére (luego Lutte Ouvri˜ére).

La mayoría de estas tendencias, tendrá influencia en el movimiento estudiantil (a excepción de Lutte Ouvri˜ére que sólo se encontraba en el movimiento obrero) y desde allí en los acontecimientos de Mayo, pero tendrán políticas muy distintas.

Los grupos maoístas rápidamente comienzan a separarse del movimiento subordinándose a la línea de la CGT.

Por su parte, dentro de las organizaciones trotskistas, algunos de sus militantes juegan un destacado rol de vanguardia en el movimiento obrero combativo, como el caso del militante de la OCI, Yvon Rocton, que plantea la moción de seguir con el paro en Sud Aviation. De conjunto se ubican en ruptura con las direcciones reformistas y burocráticas del PCF y CGT.

Sin embargo no tuvieron ninguna política consecuente para forjar organismos de autoorganización obrera y popular que permitieran desarrollar la confluencia entre la lucha estudiantil y las luchas obreras.
Aunque la debilidad organizativa con la que llegaron los trotskistas al ‘68 hacía que no estuviera planteada la posibilidad de superar, durante los días de mayo, a la dirección del PCF, su política, sin embargo, fue oscilante entre la reforma y la revolución, impidiendo que se forjara un partido revolucionario junto a lo más conciente de la vanguardia obrera y estudiantil.5

Pese a que el 12 de junio el gobierno ilegaliza a las organizaciones de la “extrema izquierda”, ésta no desaparecerá del mapa de la izquierda política. La influencia y destino de estos grupos será dispar. Los maoístas, declinaron bruscamente, decepcionados con el destino de la “Revolución Cultural”. Muchos de ellos interpretaron la derrota del movimiento como un fracaso del marxismo promoviendo las ideas posmodernas. Por el contrario, los acontecimientos del ‘68 permitieron la emergencia en Francia, en un plano muy superior al que habían tenido hasta ese momento, de tres corrientes de la “extrema izquierda” trotskista, aunque de carácter centrista.

La nueva generación de obreros, estudiantes y jóvenes que en los últimos años protagonizaron en Francia la “revuelta de las banlieues” y la lucha contra el CPE6 deberán retomar la herencia del ‘68 como ese intento de asaltar el poder de los capitalistas. Previamente deberán forjar para ello un partido revolucionario capaz de actuar en los acontecimientos decisivos.

 

Ver online | Ir a www.pts.org.ar



Redacción de la Verdad Obrera: [email protected]
La Rioja 853 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - C1221ACG - Argentina / Te.: (54-11) 4932-9297