PTS
Partido de los Trabajadores Socialistas
    Buenos Aires   |  25 de julio de 2021
Facebook
Twitter
Instagram
 
Crónica desde Panamericana
30 Jul 2014 |

9:48AM Caravana rumbo a Capital. Los que quedamos en Colectora, nos acercamos a la banquina. Los gendarmes se nos vienen al humo. Quedamos cara a cara, mientras de la otra mano de Panamericana, los autos por Lear frenan su marcha. Cantamos, "le volvimos a cortar". Los gendarmes impotentes ante la sorpresa montan un teatro ridículo. El jefe del operativo, el mismo que reprimió en el Km. 35, se zambulle, como si fuera una pileta, sobre el capot de un auto cuya velocidad no superaba los 10 Km. Una maniobra, un truco para victimizarse y mostrar a los trabajadores como violentos. Agarren la filmación y contraten al jefe para un programa de entretenimientos, que anime fiestas, que ensaye esa caída espectacular, que causó la ruptura de un auto, en el circo de la Casa Rosada. Porque de ahí viene la orden, el simulacro, para que después los “progres” de la prensa digan "barbaridad" y los jueces armen las causas correspondientes. La clase obrera sabe de fraudes tan y más burdos que estos. El jefe prepara el salto, como un payaso. El jefe parece Robben cuando se tira para que le cobren penal. Conocemos bien a los árbitros de este Estado y de este gobierno. Siempre bien proclives a sacarle la roja a los obreros, y a decirle "siga, siga" a las patronales yankis. "Traigan al payaso del capot", cantan los obreros. Un perro de la Gendarmería muerde a uno de los jefes del operativo. "Ustedes con los yankis, el perro es nacional", se vuelve a cantar. Un compañero detenido. Y el payaso del capot, preparándose seguro, para hacer sus solemnes y dramáticas declaraciones.

8:26AM: Los gendarmes llegan en tropel. Pertrechados como siempre, con sus caras de indiferencia. Nos miran, tal vez asombrados. Ellos, de alguna manera, aunque en la vereda de enfrente, están aprendiendo lo que es una lucha obrera en serio. Nos filman y los filmamos. Supongo que no llegan a entender del todo nuestro proceder. Pero hay algo que sí saben, y eso es que no les tememos. Se pertrechan. Y su presencia, como la nuestra, se vuelve rutina. Una rutina que se corta con la acción y se vuelve a restablecer, para volver a romperse. Estamos acá de nuevo, gendarmes. De nuevo.

7:26AM. A la espera de la conferencia de prensa. Decenas de cámaras. Los trabajadores posan como un equipo de fútbol. El ánimo es excelente. Sí alguien supuso que la represión de ayer los había desmoralizado, estaba más que equivocado.

5:45AM. Llega, desde la puerta de Lear la bandera del Encuentro Sindical Combativo. A esta altura es una bandera de guerra, tiznada y rosada. Va juntando combates, con los obreros adelante, que saltan al compás de la zona norte hoy se levanta.

5:00 AM. Se acercan como sombras, a las gomas ardientes que dan la bienvenida. Negro humo que ya se empieza a impregnar en esta humedad que cala. Y los gritos de "vamos a volver". Y la columna que se hace larga, y que sigue al mismo ritmo, un ritmo que ya está tan impregnado como esta humedad que sube y que pareciera mezclarse con los resabios de la represión del día anterior. Arde el fuego más vivamente, desafiando los primeros cantos de esta madrugada que ya se convirtió en cuarta jornada nacional de lucha por Lear.

 

Ver online | Ir a www.pts.org.ar



Redacción de la Verdad Obrera: [email protected]
La Rioja 853 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - C1221ACG - Argentina / Te.: (54-11) 4932-9297