PTS
Partido de los Trabajadores Socialistas
    Buenos Aires   |  21 de octubre de 2020
Facebook
Twitter
Instagram
 
“La Voz” de la impunidad en Entre Ríos
Por: PTS Entre Ríos

22 May 2014 |

Es emblema de impunidad la radio manejada por el diputado justicialista Rubén Almará. Es director y apoderado de radio “La Voz” de Paraná. Él, como su radio, fueron engendros de Jorge Busti, gobernador de E.R. en la era menemista. Integró la lista del PJ disidente en el Frente Entrerriano Federal, que encabezó Jorge Busti en las últimas elecciones de octubre y logró la banca en diputados. Sin embargo, actualmente se encuentra en el bloque del Frente Para la Victoria. En su programa “La Zaranda”, el conductor construye su verborragia sobre el sentido común más recalcitrante utilizando y promoviendo el fascismo, la misoginia y la obsecuencia con la peor descomposición del sistema político burgués. El diputado Rubén Almará cuenta con un polémico historial: Mientras se desempeñaba como presidente del PJ en el 2007, además de haber reivindicado a la Triple A desde su programa, durante una visita a la ciudad Paraná por parte de Estela de Carlotto, Abuela de Plaza de Mayo, realizó ofensivas declaraciones desde su programa llamándola “vieja de mierda”. Dichas declaraciones le costarían su puesto al frente del Partido Justicialista. El funcionario público además, se dice amigo personal del actual diputado provincial por el PJ Hugo Vásquez, denunciado y cuestionado por los trabajadores municipales por ser promotor de amenazas con armas de fuego a empleados municipales durante la intendencia de Carlos Halle, período en que el actual legislador Vásquez se desempeñaba como Secretario General del Suoyem (Sindicato Obreros y Empleado Municipales). El actual diputado y ex gremialista Vásquez, utilizaba la mano de obra lumpenizada de la patota sindical que manejaba, para apretar a los opositores a la gestión. El por entonces sindicalista fue también señalado como responsable de diversos robos al patrimonio público de la ciudad, y siempre encontró el apoyo de su amigo comunicador. El diputado Almará es también el artífice de haber presentado un proyecto de ley para limitar y censurar el uso de las redes sociales durante conflictos sociales o de “conmoción interior”. En la ciudad de Paraná, el poder estatal muestra de manera paradigmática su rostro podrido, o deberíamos decir tal vez, “la Voz” podrida.

Almará posee la licencia y el descarado privilegio de despacharse con lo que quiera. Como todos los “periodistas” de los medios corporativos, sin embargo podríamos decir que en Entre Ríos su mensaje es más nocivo que el de Tinelli, Feinmann o Mirtha, agravado por la responsabilidad que le compete por ser legislador. Como sucede en todo el país, es un menemista reciclado, del interior, cómplice de la mentira, el silencio, el engaño y la ignorancia.

Con la singularidad que le agrega un detalle obsceno: es “representante” del pueblo. Es expresión de la miseria que late en la Entre Ríos profunda, como le gusta decir a su “compañero” Sergio Uribarri. Su estilo abusivo no pasaría desapercibido por más tiempo y se volvió centro de atención para los disparos de TN. Recientemente quedó en el ojo de la tormenta mediática a nivel nacional, luego de que en su programa acosara sexualmente, violentara y denigrara al aire a una joven de 15 años diciéndole entre otras barbaridades “Ahora las chicas buscan tipos grandes que les dan seguridad (...) cuando les pegan es porque buscan un momento especial y a ustedes les gusta que les peguen”. Pese al rechazo público realizado por diversas organizaciones que luchan contra la violencia de género, como la agrupación Pan y Rosas que llevó adelante una intensa campaña de repudio contra el “Misógino y facho de Almará”, el diputado logró salir airoso*. A la gravedad del asunto se suma que en un primer momento, tanto el COPREV (Consejo de Prevención de Violencia) el INADI, y el AFSCA, se negaron a hacer las correspondientes denuncias. Esto no termino allí: el bloque del Frente para la Victoria en su mayoría se llamó al silencio, y otros lo respaldaron descaradamente, como su amigo el diputado Vásquez que marchó a la legislatura junto con sus matones. Ante la presión y el pedido de renuncia de amplios sectores, el “representante”, como es su costumbre, declaró amenazante: “Pueden usar las medidas que quieran. Pero también sepan que esto va a traer daños colaterales”. Finalmente el comunicador devenido en legislador misógino, encontró la complicidad corporativa de sus consortes y continuó en su puesto parlamentario. Ante tal aberración, “al personaje mediático representante del pueblo”, le alcanzo con un frío pedido de disculpa cargado de misóginas justificaciones en la cámara de diputados.

Buenos muchachos

La sociedad entre Almará y Vásquez viene desde hace unos años, cuando al conductor radial se le daba por “pegarle” a través de su programa, al ex intendente Solanas, actual diputado nacional por el FPV, que por disputas internas estaba enemistado con su compinche gremialista (en ese entonces Secretario General del Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales). Sin embargo, sus vínculos políticos se intensificaron durante la gestión del ex intendente Halle, cuando el poder los encontró unidos en el mismo bando dentro del PJ disidente.

Son innumerables las irregularidades que tomaron carácter público, entre ellas el robo de elementos y patrimonios públicos por parte de Vásquez, subsidios no reintegrables al gremio, tercerizaciones y precariedad laboral, etc.

El sindicato avalaba los contratos basura por 6 meses, donde los “empleados” municipales no concurrían a realizar sus funciones, solo debían acudir a actos políticos.

Además de arreglos extorsivos donde por cada quincena los empleados debían presentarse a cobrar lo que le otorgan de adicionales, y luego entregarlo en la sede sindical del Suoyem. Con claras intenciones de subordinar a los trabajadores, muchos de ellos fueron intimidados por los grupos de choque del Suoyem, gremio que ejerció una enorme influencia en las decisiones políticas de la gestión; al punto de dejar de ser un grupo de presión para pasar a ser directamente conductor del ejecutivo municipal.

El grado de violencia y hostilidades contra empleados se manifestó en diversas áreas de manera escandalosa, suspensiones sin goce de haberes, sumarios administrativos, traslados. Aprietes, amenazas con armas de fuego, persecuciones y atentados que llegaron hasta a los vecinos de la ciudad que se oponían a la gestión municipal.

Reconciliaciones

Debido a denuncias por fraude en las elecciones, la reelección de Vázquez al frente del gremio quedó trunca. El gremio quedo acéfalo y fue intervenido por del Ministerio de Trabajo de la Nación, ubicando al frente a funcionarios afines al oficialismo. Esto le sirvió a la nueva intendenta, (designada por Cristina Fernández) y ex diputada nacional, con apoyo del gobierno de E.R., para debilitar la influencia del diputado y obligarlo a negociar luego de fuertes y violentas protestas de los empleados municipales manejados por Vásquez. Una vez dentro del bloque del FPV, el ex sindicalista disminuyó sus embates. Sin embargo, aún maneja un importante sector de empleados municipales a quienes utiliza y echa mano cada vez que necesita meter presión, camuflándolas de medidas de fuerza, muchas de ellas legítimas. No obstante, en realidad son aprietes espoleados por Almará, quien tiene pretensiones electorales de cara al 2015 para ocupar el ejecutivo municipal. Es que Vásquez le debe el gran favor a su amigo por conducirlo a la banca de diputados luego de presentárselo al gobernador Uribarri. El ex sindicalista se sienta a negociar por arriba, soltándoles la mano a los trabajadores municipales, quienes se encuentran imposibilitados de realizar cualquier tipo de demandas, ya que como marcamos más arriba, el gremio se encuentra intervenido hace casi 3 años y sus condiciones laborales y salarios son cada vez más precarios .

PTS Entre Ríos

* Desde Pan y Rosas estamos exigiendo su expulsión de la Cámara, no nos amedrenta que nos ataque como organización porque peleamos por organizarnos y movilizarnos para conquistar nuestros derechos, muchas veces con otras agrupaciones, organizaciones y sindicatos, como la CTA y AGMER. Este viernes 23/5 estaremos nuevamente escrachando a este diputado, pero no solo a él sino a todos los políticos patronales cómplices, ya que lo apoyan por acción u omisión. Seguiremos denunciándolo, como también denunciamos que en la provincia con más alta tasa de femicidios, no se lleva adelante ninguna política para combatir la violencia machista, mientras actos de este tipo se avalan.

 

Ver online | Ir a www.pts.org.ar



Redacción de la Verdad Obrera: [email protected]
La Rioja 853 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - C1221ACG - Argentina / Te.: (54-11) 4932-9297