PTS
Partido de los Trabajadores Socialistas
    Buenos Aires   |  25 de octubre de 2021
Facebook
Twitter
Instagram
 
SANTA FE
Los silencios de Proyecto Sur
Por: Josefina Luzuriaga

21 May 2009 |

por josefina luzuriaga, candidata a Senadora Nacional por Santa Fe

En el número anterior de La Verdad Obrera planteamos que el programa de Proyecto Sur, fuerza de centroizquierda que tiene a Pino Solanas como referente nacional y candidato a Diputado Nacional por Capital Federal, evita decir qué hacer contra la enorme concentración de tierras en Argentina, que lleva a que 4.000 propietarios sean dueños de la friolera de 170 millones de hectáreas agropecuarias. Desde aquí queremos indagar sobre otros silencios de Proyecto Sur, particularmente debatiendo con su referente santafesino, Carlos del Frade.

Una vez más ¿Qué hacemos con el “sojalismo”?

Carlos del Frade es un periodista rosarino que encabeza la lista de diputados nacionales por Santa Fe. En nuestra provincia la concentración de la tierra no desentona con las brutales cifras puestas más arriba: poco más de 600 familias poseen casi 4 millones de hectáreas. Esto sucede cuando los peones sufren la superexplotación y mientras los campesinos pobres del norte de Santa Fe padecen la sequía y la pobreza. Del Frade, ha denunciado correctamente durante años la “sojización”, que va de la mano de la deforestación, la expulsión de campesinos pobres y de pueblos originarios. Poco antes de la elección que consagró a Binner como gobernador, del Frade decía que “después de ver los afiches de campaña de Binner y Tessio, con un fondo de campo detrás; creo que va a seguir el sojalismo (Rosario/12 23-10-07)”. Lamentablemente, Proyecto Sur (y del Frade) también siguió con “el sojalismo”. Así, mientras el año pasado del Frade sostuvo públicamente que no se sentaría ”ni a tomar un café con Eduardo Buzzi”, hoy encabeza la lista de la fuerza que sostiene una alianza estratégica con la Federación Agraria que encabeza el propietario de tierras amigo de la CTA. La FAA, a su vez, mantiene una alianza férrea con la Sociedad Rural. Será por eso que la referente de Proyecto Sur, Alcira Argumedo, se esmera en demostrar que la Sociedad Rural “cambió mucho”.

¿Qué hacemos con las aceiteras?

Como denuncian los trabajadores aceiteros, las aceiteras del sur de Santa Fe exportan alrededor de 7 mil millones de U$$ y facturan alrededor de $15 mil cada sesenta segundos. Del Frade, así como hacemos desde el PTS, ha denunciado esta bestial concentración, agravada a su vez por las facilidades impositivas de las que gozan emporios como Cargill, Dreyfus o Vicentín (poseen rebajas impositivas desde las gobernaciones peronistas, que Binner ha mantenido). Frente a esto, lo que está planteado es luchar por la expropiación de monopolios como Cargill, que mediante el control de los ríos hacen negocios fenomenales, y exigir la nacionalización del comercio exterior, medidas elementales de autodefensa nacional. Proyecto Sur también guarda silencio sobre este tema, y se baja de plantear esta demanda de “autodefensa nacional”. No es casual, sin embargo: recordemos que la FAA firmó una (otra) solicitada con la Sociedad Rural, oponiéndose siquiera a discutir la nacionalización del comercio exterior. Claro, ¿Cómo las patronales agrarias levantarían esta demanda si son socias (cómplices) de las exportadoras en los fenomenal “agrobussiness”?

¿Qué hacemos con los despidos?

Por último, pero no por ello menos importante, Proyecto Sur y del Frade silencian qué hacer frente a los despidos que lentamente, pero inexorablemente, aumentan. En Santa Fe, una importante empresa metalúrgica como Mahle está ocupada por los trabajadores frente a la amenaza de cierre. Esto, que no es una situación exclusiva de Santa Fe, ya que es una realidad de todo el país, sin embargo tiene en nuestra provincia una de las expresiones más duras, que la convierten en la “capital nacional de los despidos”. Además de cierres, despidos y suspensiones en empresas metalúrgicas, de maquinaria agrícola, lácteas, etc., hay más de 500 recursos preventivos de crisis presentados, que las empresas aprovechan para chantajear e imponer condiciones de explotación y flexibilidad a los trabajadores. ¿Qué hacer ante esto? Desde el PTS en cada lucha, y desde el Frente de Izquierda en estas elecciones, levantamos la consigna de que toda empresa que cierre, despida o suspenda masivamente, debe ser expropiada sin pago, nacionalizada y puesta a producir bajo control de los trabajadores. No hay medias tintas frente a patronales que no dudan en pegar mazazos cuando sus cuentas no le cierran. En los más de 4 discursos en el acto de lanzamiento de Proyecto Sur en Santa Fe, ni del Frade ni los demás candidatos se refirieron ni a qué hacer con los despidos, ni a qué salida dar concretamente a la lucha de los obreros de Mahle. ¿Cómo evitar, entonces, que la crisis la paguen los trabajadores?

 

Ver online | Ir a www.pts.org.ar



Redacción de la Verdad Obrera: [email protected]
La Rioja 853 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - C1221ACG - Argentina / Te.: (54-11) 4932-9297