Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
Martes 6 de Diciembre de 2016
09:10 hs.

DECLARACIÓN PROVINCIAL DEL PTS-FIT

Por una salida independiente: no al fraude de los acoples de Cano y Manzur

18 Sep 2015   |   comentarios

El fallo de la Cámara en lo Contencioso Administrativo que plantea la nulidad de las elecciones fue un duro golpe para el alperovichismo y ratifica a su manera lo que denunciaron ocho grandes movilizaciones. Durante los comicios del 23 de agosto se vieron una serie de irregularidades que se agravaron hasta la quema de urnas, por parte de punteros del oficialismo y la oposición de diferentes comunas. De conjunto se ha puesto en evidencia los mecanismos de un fraude, por lo que la anulación las elecciones es un subproducto de la crisis política abierta y un reconocimiento a los planteos de las movilizaciones.

Sin embargo, el fallo no cuestiona el origen del fraude: el sistema de acoples. La casta judicial interviene como rueda de auxilio de un régimen político en crisis y tomando partido por un sector patronal, además de sostener lo esencial del régimen fraudulento. Sin cuestionar el problema de fondo, los acoples, se busca preservar y legitimar el actual sistema electoral.

Aunque crucen acusaciones diariamente, el Frente para la Victoria y el Acuerdo para el Bicentenario comparten la necesidad de que la crisis política se resuelva entre cuatro paredes. Todas las salidas propuestas por ambos son en el marco de este régimen político fraudulento.

Tras el fallo, la oposición aspira a nuevas elecciones pero sin modificar el sistema electoral actual que mantiene el rango constitucional de los acoples. Por su parte, el alperovichismo recurrirá a la Corte Suprema provincial, y en última instancia a la Corte Suprema de la Nación, para revertir este fallo. Como último recurso, desde el PJ sostiene la carta de una intervención federal de la mano del kirchnerismo. Rechazamos cualquier intento de intervención federal, una forma de rescatar a un régimen podrido.

En esta nueva fase de la crisis será clave la intervención de la casta judicial. Una minoría privilegiada elegida a dedo por el poder político de turno, con un cargo vitalicio, con sueldos y jubilaciones de privilegios, será quien decida lo qué es legítimo.
La oposición se asienta en un sector del poder judicial para golpear al gobierno, entre los que se incluyen familiares de candidatos del Acuerdo para el Bicentenario. Desde el oficialismo denuncian un “golpe de estado judicial” por parte de la corporación judicial, pero es esta misma corporación judicial la que fue un pilar en el gobierno alperovichista. Es la casta judicial la que sobreseyó a Manzur por enriquecimiento ilícito, la del fallo escandaloso en el caso de Marita Verón y la responsable de la impunidad en el caso de Paulina Lebbos. Ambas “corpos”, oficialista y opositora, son las responsables del encubrimiento a la policía del gatillo fácil, de la trata de personas y el narcotráfico. La mayoría de los jueces han sido nombrados durante los últimos 12 años.

Contra el fraude los acoples de Manzur y Cano

El régimen de acoples fue incorporado a la Constitución provincial en 2006 y sirvió para que cada puntero se “juegue por lo suyo” mientras suma votos para el candidato a gobernador o intendente. En este elecciones, Manzur y Cano maximizaron el sistema de acoples buscando llegar a la gobernación. La infinidad de boletas en el cuarto oscuro es el resultado de 500 “partidos” inscriptos con 25.000 candidatos.

Los acoples son la expresión de una red de poder territorial constituidas por los punteros, ligados al PJ y la UCR. Cada puntero busca con su acople llegar a una banca en la Legislatura o el Concejo Deliberante para sostener su red territorial, con los “gastos sociales” que cobran mensualmente. Quienes no son electos son nombrados en otros cargos menores con una partida presupuestaria propia. Aquellos que acceden a un cargo son quienes luego se enriquecen con la función pública y les "consiguen" trabajos a sus familiares en el Estado. Apenas unos días atrás, quedó al descubierto que apenas 18 concejales de la capital tiene más de 2.000 “contratos políticos”. Sus disputas no son por defender la democracia, son para mantener sus privilegios.

Aunque se muestra claramente el día de las elecciones, el régimen de los punteros funciona todo el año. Lejos de ser “asistencialismo solidario” (como plantea el PJ) se trata de una regimentación extorsiva de la vida en las barriadas pobres.

Los punteros en los barrios, son el equivalente a la burocracia sindical en las fábricas o a la policía sobre la juventud. Quienes dirigen algunos de los principales sindicatos de la provincia fueron parte de los acoples del oficialismo y la oposición, pasando ya a formar parte de la casta política que gobierna para los empresarios Este régimen no podría existir sin la existencia de los bajos salarios, del trabajo en negro y precarizado, de la falta de acceso a la salud y la vivienda. Sobre esta precarización de la vida se sostienen las ganancias de los grandes capitalistas.

Una salida independiente

El oficialismo y la oposición apuestan salidas que, de una u otra manera, consumen un nuevo fraude. Cada uno busca recostarse en un sector de la casta judicial, una camarilla privilegiada que nadie votó. Cano quiere nuevas elecciones pero manteniendo el fraude de los acoples. Su hipocresía quedará nuevamente al desnudo en Octubre, donde la boleta de legisladores de Cambiemos irá acoplada a las candidaturas de Macri, Massa y Stolbizer. Manzur, por su parte, busca que la Corte Suprema de Justicia convalide las elecciones fraudulentas y como último recurso plantean la intervención por parte del gobierno. Scioli forma parte del coro del gobierno nacional que pide que se reconozcan los resultados fraudulentos.

Los miles que nos movilizamos contra el fraude no podemos caer en la trampa de Cano o Manzur, que solo buscan defender sus privilegios y gobernar para los grandes empresarios. Es necesaria una salida de fondo para tirar abajo este régimen fraudulento.

Desde el PTS en el Frente de Izquierda, rechazamos cualquier intento de intervención federal, que sólo servirá para perpetuar la impunidad de este régimen político. Llamamos a la organización desde abajo del pueblo trabajador y pobre, mediante asambleas en los lugares de trabajo y estudio para discutir una salida independiente y comenzar a imponer el conjunto de nuestras demandas. Sostenemos que la pelea por elecciones sin acoples, por su rango constitucional, solo puede ser garantizada por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana que se imponga por la movilización obrera y popular independiente de los actuales bandos patronales en disputa. Una Asamblea Constituyente que no se limite a eliminar el fraude de los acoples, sino que discuta los problemas estructurales de la provincia sobre el que se asienta la casta política y judicial en crisis y que gobierna para los intereses de los grandes capitalistas. .









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota