Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
23 de mayo de 2019

La Verdad Obrera N° 563

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

Voces desde la lucha docente

27 Mar 2014   |   comentarios

Sur GBA

“Se van sumando cada vez más a este compromiso de luchar, de movilizarnos y de participar”
«Un grupo de maestras de especial (sordos) asistimos a una radio barrial de la zona de Ingeniero Budge invitados por una mamá de la escuela, advirtiéndonos previamente que la radio estaba en contra de nuestra lucha. Nosotras fuimos igual, ya que creemos que podemos dar la cara en todos lados para explicar por qué estamos peleando y cuáles son nuestros reclamos.
En la entrevista fuimos contando lo que pasa en las escuelas, que es lo que no sale por TV, ya que se habla mucho del tema salarial pero poco del vaciamiento de los comedores y de la decadente infraestructura de las escuelas. Muy de a poco fuimos convenciendo y logramos que los conductores de la radio nos planteen su acuerdo. Incluso también sacaron un oyente al aire que empezó planteando que eran muchos días que los chicos no tenían clases, pero terminó diciendo que verdaderamente se estaba vaciando las escuelas pública y que nos apoyaba en todo.
El gobierno está haciendo un ajuste día a día sobre los trabajadores y es por eso que se van sumando cada vez más a este compromiso de luchar, de movilizarnos, de participar. Todos estamos comprometidos, incluso gente que nunca había participado, ahora lo está haciendo. Fuimos pioneras en cuanto a las reuniones de padres ya desde la primera semana, gracias a la iniciativa de una compañera de la Lista Marrón, que nos fue dando información e incentivando a organizarnos y salir a la calle. En la escuela casi la totalidad está de paro y hacemos reuniones periódicas para ver cómo sigue todo y sumar a más compañeras a esta lucha.
A mi esta realidad no me gusta. Quisiera trabajar en condiciones dignas, me gusta estar en el salón, amo mi vocación de ser profesora de especial, quiero estar en el salón con mis nenes pero no me queda otra que hacer esto. Espero que todo el esfuerzo no sea en vano, que no sólo nos den un aumento de salario sino también todo lo que estamos pidiendo.»
Silvina, Escuela Especial 506 -sordos y TES- L. de Zamora


“El sindicato no llama a asambleas ni cita a afiliados y no afiliados para decidir”

«Estamos realizando asambleas autoconvocadas en nuestra escuela y en esta semana participaron 17 escuelas zonales con más de 100 compañeros. Las tenemos que hacer nosotros los docentes, porque el sindicato no las llama. No hay a asambleas ni cita a los afiliados y no afiliados para decidir las medidas de fuerza. El plan de lucha está fuerte, los compañeros quieren continuar y no van a aflojar hasta conseguir un aumento salarial superador.»
Claudio, EM 15 L. de Zamora

“Pedimos dignidad y respeto por los pibes y los docentes que somos los que sostenemos la educación pública”

«En la marcha del martes en Esteban Echeverría, en donde hubo más de 3000 compañeros entre padres, alumnos y docentes, la gente movilizada por autoconvocados fue más numerosa que la convocada por la conducción del gremio. Queremos que este conflicto se termine bien, con un aumento que abarque a todos los trabajadores y con paritarias abiertas para seguir discutiendo infraestructura y obra social. El conflicto no se va a terminar solamente con el tema del salario. La lucha tiene que continuar porque trabajamos en malas condiciones. Pedimos dignidad y respeto por los pibes y por nosotros los docentes que somos los que sostenemos la educación pública.»
Alejandra, preceptora ESB 15 y Esc. N° 1 Naciones Unidas y Andrea, profesora ESB 4 y Esc. Secundaria N° 6; Esteban Echeverría

Morón

«En mi escuela encontré gente que nunca había adherido a un paro, pero ahora muy cansada está haciendo los paros, muy enojada con los dichos de la Presidenta, de Scioli, de quien venga, hablando mal de los docentes. El gobierno no quiere darnos el aumento porque somos la variable de ajuste, porque somos los que tapamos el agujero: cuando no hay comedor, el maestro lleva; no hay tizas, el maestro lleva y tapa, tapa agujeros. Y acá estamos, cansados de tapar agujeros.»
Karina, EP 105, Castelar-Morón

«En mis 4 años de docente jamás viví algo así. Años anteriores nos decían: “esto es lo que hay” y casi nadie se quejaba. Ahora, reconociendo que hay inflación y devaluación, sólo ofrecen miserias, en cuotas y la mayor parte en negro. ¿Qué pensó el gobierno, que íbamos a seguir callados y soportando este manoseo? Me parece que se equivocaron tanto el gobierno como los gremios. Que siga la lucha docente para que todos nos escuchen y logremos el paro nacional en apoyo a esta lucha.»
Vicky, maestra B° Gardel, El Palomar-Morón

La Matanza

«El gobierno está contra nosotros… plata hay, lo que pasa es que está mal invertida o destinada por ejemplo a subsidiar a la escuela privada.
La lucha docente que estamos llevando adelante está unida y más fuerte que nunca, tenemos la convicción a 15 días de iniciar este paro de que la única manera de ganar es luchando, poniendo la cara, saliendo a las calles como hoy (marcha al Palacio Pizzurno) a reclamar lo que es justo.»
Noelia, Secundaria 23, Laferrere

«Al gobierno no le interesa invertir en educación, en los docentes, en los chicos. Para ellos es más fructífero invertir en fútbol para todos y en recitales en la provincia. Seguimos luchando por nuestros hijos, nuestros alumnos y por nosotros, que elegimos esta profesión y la escuela pública. Este conflicto lo ganamos sin levantar el paro, saliendo a la calle. En cada marcha se suma más gente apoyando la lucha y dándonos fuerza.»
Karina EP 15, Isidro Casanova

«Vamos a ganar con la ayuda de los trabajadores, de la izquierda, sumando a los estudiantes, a los padres, a toda la sociedad. Difundiendo y propagandizando nuestra lucha y nuestras reivindicaciones. Podemos ganar unidos con todos los trabajadores. Estamos dejando en evidencia el desfalco económico y social de estos gobiernos “pseudos” populares. Mientras hacen sus negociados, como sucedió con YPF. El gobierno nos quiere hacer creer que trabaja para nuestro bienestar, mientras beneficia a los grandes grupos como la Repsol o la Chevron. Los que siempre perdemos somos los trabajadores, y los que ganan siempre los patrones. Seguimos luchando para conseguir una verdadera redistribución de ingresos, para que ir a trabajar no sea una tortura sino un espacio de creación, una escuela digna, por el futuro de nuestros hijos y estudiantes. Si ganamos somos un referente para todos los trabajadores. Sino, somos una lección de lucha de todas maneras, ganando o perdiendo.»
Melisa, Secundaria 17, Laferrere

«Poder organizarnos de esta manera, en asamblea, y seguir luchando por la educación pública tan fuertemente a pesar de los manejos políticos, ya es ganar. Creo que en un sentido más profundo ganaríamos la lucha logrando tener escuelas enteras con recursos, un sueldo digno que nos permita trabajar un cargo y capacitarnos en el tiempo que hoy no tenemos, consiguiendo que nuestra obra social nos cuide y nos mantenga vivos y saludables. Tenemos que seguir luchando.»
Mariano EP N° 84, Laferrere

«Los docentes vamos a ganar con la lucha que venimos dando, asambleas y marchas zonales, acercándonos a la comunidad, que no somos más que nosotros mismos. La unión de los trabajadores. Continuemos con el plan de lucha decidido en asamblea. Seguimos luchando porque ya sabemos que si ganamos esta batalla vamos a continuar por una larga lista de cosas que tenemos que solucionar: trabajo en negro, blanqueo definitivo de nuestro salario, recuperar nuestra obra social para que funcione, infraestructura, el quite de subsidios a la educación privada y…» Norma, Secundaria 16, Laferrere

«Estamos enfrentando la bandera de los atropellos de los gobiernos de turno. Hoy, gracias al fortalecimiento de las bases salimos a luchar y enseñamos a decir: no es como a vos te gustaría, burócrata. El trabajador no se arrodilla más porque aprendió a pelear. Con la recuperación de los SUTEBAS con la Multicolor y la Marrón (PTS) los docentes despertamos recuperando nuestra herramienta de lucha.»
Ramón, EP N° 165, Dorrego

«Estamos viviendo una histórica y masiva lucha docente en la provincia de Buenos Aires. Cada docente tomó en sus manos el conflicto con asambleas en escuelas, clases públicas, movilizaciones, volanteadas, actos con compañeros afiliados y no afiliados, plenarios de delegados con mandatos, todos unidos y con mucha fuerza. Seguir o no la huelga lo decidimos nosotros los docentes, en asambleas y no por los medios de comunicación. Los docentes estamos hartos de que todos los años nos mientan, trabajar en malas condiciones, el vaciamiento de IOMA, los cupos escolares para comedor, son cada vez más restringidos, no pagan a los proveedores, encima que el dirigente de SUTEBA Baradel decida por nosotros. Por eso, ¡decimos BASTA! Que se haga eco de nuestros reclamos, que llame a un PARO Y MOVILIZACIÓN DE CTERA.»
Sandra. EP 179, Virrey del Pino

«¡Que ni las decisiones políticas ni gremiales perjudiquen a nadie!. El que los chicos vuelvan a clases y los docentes tengan un sueldo digno, los materiales adecuados y edificios aptos para el trabajo cotidiano no es un beneficio personal, es un derecho, Donde hay un derecho tiene que existir una respuesta por parte del Estado nacional.»
Verónica, Jardín 935, La Matanza

«El 2014 arranca como un año muy complicado en muchos aspectos para todos los argentinos. Con una historia de paritarias anuales previas en las que año tras año los gremios docentes arreglan a la baja, es decir, sin siquiera llegar a recomponer el salario respecto al poder adquisitivo del año anterior, sufriendo éste un deterioro progresivo e innegable, con una cantidad de sumas en negro que llegan a la mitad o más del sueldo que se cobra. Con la consecuente necesidad para los docentes con familia de tener que tomar cada vez más horas y trabajar más cargos para ganar lo mismo que en años anteriores, con el consecuente desgaste, menor tiempo para la recreación pero fundamentalmente para la planificación y corrección de las clases, parte fundamental de la labor docente que no está incluida ni reconocida en la remuneración. Con problemas de infraestructura edilicia por doquier, con escuelas sin edificio, con edificios prestados, con comedores que sirven alimentos de paupérrima calidad, que desconocen lo que es una dieta mínimamente equilibrada y sana para nuestros chicos o directamente no los reciben “por falta de pago” al proveedor. Con falta de transporte escolar para muchos chicos en zonas de difícil acceso a las escuelas, también por falta de presupuesto. Con estos mismos reclamos hechos año tras año, paritaria tras paritaria, sin recibir la menor solución por parte de nuestros dirigentes. Con un discurso gubernamental que acusa y culpabiliza al docente permanentemente frente a la sociedad de tener beneficios sin parangón, que lo trata de vago y de pretensioso, que intenta “bajarle los humos” y no reconoce ni la importancia ni la dificultad de su tarea y las condiciones adversas en las que la lleva a cabo. Con un pretendido 6% del presupuesto nacional invertido en educación, que no se traducido en todas las condiciones reclamadas, y que tiene su contraparte en un crecimiento de las escuelas privadas de 7 veces más respecto a las públicas, lo que representa un enorme gasto para el Estado en subvencionar esas escuelas privadas.
Es en este escenario resumido, que por primera vez en muchísimos años los docentes de la provincia de Buenos Aires se pusieron de pie, se pararon de manos y dijeron BASTA. Basta ante la mentira de cifras de aumentos que no son tales, que abarcan a una reducida minoría de los docentes de la provincia (el famoso 30,9% tan cacareado en todos los medios como mejora de la primera oferta afectaba tan sólo a un 20% de la masa docente y encima en su mayor parte no iba al básico). Basta al ninguneo y desacreditación constante al docente desde el gobierno y desde los medios de comunicación. Basta a la aceptación de condiciones indignas de trabajo.
¿Cómo hacemos los docentes para ganar esta lucha?
En un contexto sindical de mayoría oficialista, manejado por una burocracia que no es cara a la decisión en asambleas en las que todos los docentes participemos y decidamos cada paso de la lucha, sólo la presión de las bases docentes logró mantener un paro durante 17 días como lo es el histórico que estamos viviendo. Recientemente se sumaron al paro los inspectores de las escuelas, lo cual es una excelente pero ya tardía noticia. La única manera de ganar este conflicto es no ceder, no aflojar con la medida de fuerza hasta que exista una oferta digna en número (un 35% es lo que se espera) y que sea muy mayoritariamente en blanco, es decir, que afecte sustancialmente el básico. La evaluación de las ofertas por parte del gobierno debe ser sometida a votación en asambleas en cada seccional y nunca más debemos ver cerrarse una paritaria por televisión porque nuestros dirigentes aceptaron una oferta a espaldas de los docentes, cerrando así la paritaria. El conflicto durará lo que el gobierno tarde en dar una oferta digna y razonable, pero nuestra responsabilidad y trabajo es no aceptar ofertas insuficientes e indignas, dure lo que dure y tarde lo que tarde el conflicto.
La sociedad toda y los medios de comunicación presionan para que los chicos y jóvenes tengan clases, y lo hace sobre los docentes y no sobre el gobierno, a pesar de que nuestros gremios pidieron negociar en noviembre del año pasado y sólo recibieron una respuesta al comienzo del ciclo lectivo, siendo responsabilidad en mucha mayor medida del gobierno que de los docentes la pérdida de clases. Tengamos presente que un paro por tiempo indeterminado a comienzos del ciclo lectivo es mucho menos perjudicial que los paros espasmódicos y duplicados por gremio que se vieron durante estos últimos años, que lo único que hacen es cortar el ciclo lectivo y el ritmo de estudio y de cursada. Y tengamos presente que DOCENTE QUE EST˜á LUCHANDO ESTA ENSEÑANDO!
Por todas estas razones, ocupémonos principal y primeramente por lograr las condiciones dignas que buscamos, por las cuales estamos orgullosa e históricamente luchando y que vamos a lograr, cueste lo que cueste.»
Nicolás, Secundaria N° 38, La Matanza

«La única forma de ganar es a través de una lucha unificada de todos los docentes en un gran paro nacional de CTERA, pero sabemos que para que la burocracia lo llame, será sólo a través de la presión de los trabajadores, porque hoy quedó claro (en la marcha al ministerio) que las intenciones de la CTERA están lejos de hacer un llamado a paro nacional. Por eso mismo es fundamental seguir por el camino que tomaron las bases docentes de presionar para lograr un plan de lucha nacional, que una las luchas que se están dando en todo el país. Seguimos luchando por la necesidad de lograr una educación de calidad para todos, una educación que represente al pueblo trabajador y porque somos por el momento el sector más combativo de la clase trabajadora. Por eso mismo no podemos bajar los brazos hasta que logremos arrancarle a la burocracia sindical de la CGT y la CTA un gran paro nacional y un plan de lucha dirigido desde las bases obreras y no por los aparatos burocráticos amigos de la burguesía.»
Julio, Secundaria Básica N° 79, La Matanza

«Acerca de la situación docente en la provincia de Buenos Aires, la discusión salarial es sólo un pequeño síntoma de un sistema educativo que viene haciendo agua hace algunos años, años en los cuales la mirada estuvo puesta en otro lado. Se nos pide más de lo que podemos, se nos dan antídotos coyunturales, que no son más que paliativos que desgastan cada vez más a los docentes, cuando el gobernador manifiesta su extrañeza frente a la firmeza del reclamo, no hace más que remarcar un sentido de lo que significa su gestión en el ámbito educativo provincial y pone en evidencia al Gobierno Nacional sobre las prioridades que tiene al respecto. Lo extraño, lo otro, lo que no se conoce y por eso, ahora, perturba, desestabiliza y hasta es sedicioso e incluso posee un tinte político. Los representantes que en lugar de buscar culpables, deberían encontrar soluciones a los distintos problemas.
Hay que bajar al barro y dejar de hacer números desde la estratósfera. Hay que ejercer los recortes donde corresponde, no donde es más fácil. Necesitamos un saneamiento del sistema educativo, pero uno de fondo, que abarque todas las partes involucradas.»
Germán, profesor de Secundaria EES N*32, La Matanza

«Ningún docente podía imaginar que íbamos a estar inmersos en un conflicto tan prolongado y desgastante. Lo que en inicio se presentó como una discusión respecto al marginal salario de un maestro, se transformó en un paquete reivindicativo de nuestra dignidad laboral. Y el conflicto nos da lecciones, y también divide aguas. Los partidos políticos patronales, como los medios de comunicación, se alinearon más allá de oficialismos y “oposiciones” para difamarnos, mentir y volcar a la comunidad en contra nuestra. La segunda lección, es que la lucha se da de forma activa. Como hacía tiempo no sucedía, los docentes nos organizamos bajo las mismas consignas, ganamos la calle, discutimos en asambleas y nos abrimos a la comunidad. Hoy logramos que se empiece a discutir la educación pública, y más allá de cómo termine la disputa, sabemos que sólo podremos imponernos con el apoyo de la comunidad, entendiendo que éste es un conflicto de clase, donde ya no queremos más enfrentamientos de pobres contra pobres.»
Andrés, profesor EES N*5, Villa Luzuriaga

«Como docentes nos preguntamos: ¿qué sería de nuestra historia Argentina sin personas que luchan por romper el determinismo? La lucha docente -en defensa de nuestros derechos- es parte de nuestra praxis como educadores, una mera práctica ética. Si nos oponemos a ella, estaríamos contradiciendo nuestros ideales. Es por ello que, siendo parte del sistema educativo, le digo SI a esta gran pelea; pelea que desde hace tiempo viven atravesando los compañeros en búsqueda del reconocimiento profesional de los docentes, la inversión necesaria y obligatoria de la educación pública, para que nuestros alumnos estudien en buenas condiciones y se fomente una sociedad justa y equitativa sin corrupción y mentiras... Si se concilia y se gana esta gran lucha estaremos en lo cierto, en nuestro objetivo: "formar personas capaces de no callar y que promuevan un futuro mejor".»
Florencia Ramírez, docente, 22 años

«La lucha docente es el desenlace de una crisis que se viene intentando tapar y que recae en los trabajadores. Scioli quiere que vivamos con salarios de miseria, cuando la canasta familiar ronda los $10.000 y la inflación se acerca al 50% anual. Esta huelga histórica, que se trata de ensuciar y ningunear por todos los medios de comunicación, mintiendo (como Nora de Lucía que asegura que algunos docentes cobran $44 mil por mes) y amenazándonos (como el juez Terrier que ataca nuestro derecho a huelga), no sólo no se pudo detener, sino que logró fortalecer y unir a los docentes generando así marchas y asambleas cada vez más masivas.
La forma de ganar esta lucha es, primero no bajando los brazos, no dejándonos intimidar y seguir fieles a nuestras convicciones y principios, seguir saliendo a las calles y generando más actividades que incluyan a la comunidad buscando siempre su apoyo y convocando a otros trabajadores a que respalden y se sumen a nuestro pedido, porque en realidad nosotros sólo somos “la cara visible”, por decirlo de alguna forma, de una crisis que afecta y recae sobre el salario de todos los trabajadores.»
María José, profesora historia La Matanza

«Harta de trabajar en aulas hacinadas, con mobiliarios rotos y escasos, llevando y trayendo mesas porque siempre faltan, harta de ver a los niños con hambre, porque el mate cocido y el alfajor no alcanzan y tampoco aportan nutrientes necesarios para niños en edad de desarrollo. Luchamos por una educación pública de calidad, con sueldos dignos, por merienda reforzadas, y por mobiliarios en buen estado, para cada salón las mismas cantidad de sillas y mesas que niños en el aula. Considero que sólo así alumnos y docentes estaremos abocados a educar y a aprender, porque como dije anteriormente queremos una educación pública de calidad y no una escuela asistencialista.»
Nadia, profesora artística, Laferrere

Ciudad de Buenos Aires

Ante la pregunta “¿por qué marchaste este miércoles 26 junto a los/as docentes de los SUTEBA?”, algunos de los docentes de CABA presentes contestaron lo que sigue:

«Motivos para marchar nos sobran. ¿Vagos? Horas frente al aula y otras tantas preparando actividades por un salario que ronda las $4.000... Los funcionarios que nos critican ¿cobran como una maestra? No, y no aceptamos un aumento por decreto. Queremos un plan de lucha con paro nacional.»
Guadalupe e Ivana, Normal 10

«Vengo acá porque soy hija de una docente de provincia, la vi luchar desde que era chiquita, mamé todo el sentimiento de lucha, fui a la escuela pública, crecí y me eduqué siempre en escuela pública. Hoy ejerzo en Capital, pero entiendo que ésta es una lucha del conjunto de los docentes.»
Soledad, Soldati

«Vinimos 12 docentes de la escuela 20 de Soldati. Yo marcho en apoyo, primero, de todos los docentes de todas las provincias. Por todos los reclamos que tenemos en Capital. Y por otros reclamos de todos los trabajadores, como la absolución a los petroleros de Las Heras y un montón de cosas que hay para reclamar para todos los trabajadores y los derechos que están siendo violados.»
Andrea, Soldati

«Para pedirle a CTERA un paro nacional y un plan de lucha. Vinimos una delegación de 5 desde la escuela 15 DE6 aprovechando el cese de los sindicatos.»
Loruhama, San Cristóbal

«Venimos de Capital porque es fundamental que estemos juntos los docentes de todas las provincias, para que el conflicto sea visible. Para que CTERA de una vez por todas llame a un paro nacional. Buenísimo ver tanta gente de todos lados.» Marina, Bajo Flores

«Me parece interesante que estemos de todo el país, que estemos todos juntos y unidos por lo mismo. Hace falta un paro nacional, que se haga visible el conflicto y las internas políticas entre el gobierno nacional y Scioli. Estaría bueno que todos los sindicatos docentes de la ciudad apoyen todo esto que está pasando hoy y que va a seguir.»
Julieta, Soldati









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota