Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
26 de junio de 2019

La Verdad Obrera N° 338

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

KIRCHNER, CLARIN Y EL FUTBOL TELEVISADO

Una jugada para la popular

13 Aug 2009   |   comentarios

- ¿Quién mueve?, preguntaron desde los estudios.

- Muevo yo, Macaya, dijo Néstor Kirchner desde el césped de Olivos, antes de iniciar la jugada con Julio Grondona.

Lejos de aquellas transmisiones de los 80, cuando las ‘bicicletas’ de Sergio Saturno se transmitían por la TV Abierta, esta semana se empezó a definir otro de los clásicos entre el gobierno y el Grupo Clarín.

Los equipos venían precalentando desde principios de año. El gobierno con el hoy demorado proyecto de Ley de Radiodifusión, que incluía artículos para “garantizar el derecho al acceso universal a los acontecimientos deportivos”. El multimedio con una ofensiva desde las editoriales de Fútbol de Primera, advirtiendo “sobre los riesgos de la intervención del Estado en los medios y en la AFA”.

Hasta que se produjo el pase del año: el viejo socio de Clarín y TyC Sports, ‘Don Julio’, cambió de equipo.

El inminente final del monopolio de las transmisiones y la posibilidad de ver los partidos en forma gratuita, han generado expectativas entre los que siguen el fútbol, y abierto el debate.

Una crisis que se veía venir

El conflicto tuvo, como punto de partida, los reclamos gremiales. Futbolistas Agremiados y UTEDYC (trabajadores de los estadios) reclamaron cuantiosas deudas a los clubes, amenazando con el no inicio del campeonato. Lo que podía convertirse en una huelga, terminó convirtiéndose en la suspensión del torneo por decisión de los directivos y la AFA.

Grondona intentó la primera maniobra: asociar a la AFA al negocio de las apuestas, pero la jugada no prosperó y quedó nuevamente en evidencia la crisis de los clubes. Una situación que viene desde hace años, pero ha recibido una nueva estocada con la crisis económica internacional. Han bajado los ingresos por sponsors; el consumo de abono para ver el fútbol codificado; y la cotización de los jugadores, en muchos casos.

El fútbol local no es ajeno a esa situación, con algunos condimentos propios. No es que haya menos pasión en los hinchas. No es que se hayan acabado los potreros, los partidos a la salida del laburo. No es que se les haya mojado la pólvora a nuestros goleadores. Lo que está en crisis – como en otros terrenos - es la forma en que los empresarios y el gobierno de turno manejan el fútbol. En los últimos años ha quedado atado a la televisión y al mercado de pases, o sea subordinado abiertamente al capital. Las cadenas deciden cuando se juega, cómo se distribuye el dinero entre los clubes, el destino de los jugadores, y todo lo que pueda generarle algún rédito. La AFA y los dirigentes son socios en el negocio, junto a una élite de jugadores que gana fortunas.

Pero no son los únicos. Las barrabravas manejan los negocios dentro y fuera del estadio; la policía cobra millones por operativos destinados a organizar... la violencia en el fútbol; los representantes del tanto por ciento ganan fortunas con los jóvenes cracks. En definitiva, una larga serie de parásitos que viven del deporte más popular.

Los dueños de la pelota

El Grupo Clarín y TyC Sports (a través de TSC) han manejado el negocio en los últimos 20 años. Una industria que maneja, según especialistas, 1300 millones de pesos anuales. Los clubes reciben 268 millones de esa cifra, distribuída desigualmente entre los grandes (Boca, River), el resto de los clubes de primera, y las ligas de ascenso.

Para el que no tiene plata para cable y el abono, no ha quedado otra que pasarse la tarde mirando imágenes de la tribuna. Y esperar el resumen hasta la noche del domingo. Hasta esa hora, los goles han quedado secuestrados en los estudios de TyC, bajo la custodia de Don Enrique Macaya Márquez y Doña Ernestina Herrera de Noble. Las reglas del Torneo Cablevisión.
Ese esquema no había sido tocado ni por la AFA ni por el gobierno, pero la crisis económica de los clubes y la crisis política del gobierno han parido esta jugada, una pared de contragolpe entre Grondona y Kirchner que dejó descolocado al Grupo Clarín, y propone dejar el negocio en otras manos. Empezando por las propias.

¿Democratizan el fútbol y la TV?

Termina el primer tiempo. Clarín lanza su grito de guerra: “la sangre va a llegar al río” (Todo Noticias). La oposición y los medios se manifiestan contra “la estatización de la pelota”. Una nueva cruzada contra la injerencia del Estado en (sus) negocios capitalistas, en defensa de la seguridad jurídica de ‘los contratos que supimos conseguir’.

Sin embargo, la AFA y el gobierno no anuncian todavía su próximo paso. “Las posibles salidas: asociar al Estado a la transmisión del fútbol con una empresa mixta o que el negocio pase a otras manos del sector privado” (Página 12, 12/8). También se incluye la posibilidad de “crear una Sociedad del Estado (SE) que administrará unos 600 millones de pesos anuales”. Es que para la Secretaría de Medios “es un negocio altamente rentable”. Así “la mitad de los partidos podría ir por Canal 7, el resto se licitaría entre los demás canales de aire” (idem).

Además, según Crítica, “el jefe de la AFA no solo pactó con el Gobierno el fin del contrato de la televisación, sino que también trató la posible participación de Lotería Nacional en el multimillonario negocio de las apuestas con el PRODE bancado”.

Todo esto está por verse, pero la jugada oficial – más allá de sus réditos inmediatos en su pelea con Clarín – parece más destinada “abrir la cancha” manejando los derechos junto a la AFA y otras empresas mediáticas (Telefé, Canal 9, Fox), que a hacerse cargo de toda la televisación del fútbol.

Hay que decir que lejos de la ‘democratización’ que plantean los escribas oficiales, el gobierno viene a rescatar a la gestión de Grondona y los dirigentes de los clubes, garantizando los 600 millones que piden para mantener su actual funcionamiento, el mismo que ha puesto a decenas de clubes al borde de la quiebra. Una restauración conservadora versión futbolera. En manos de estos personajes , esos fondos no van a estar nunca destinados al fomento del deporte, ni de la recreación colectiva.
Se viene el segundo tiempo. ¿Y ahora quien mueve?

Temas Relacionados: Información General









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota