Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
26 de abril de 2019

La Verdad Obrera N° 416 (sólo en internet)

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

CRISTINA CONTRA LAS HUELGAS Y PIQUETES

Una corriente obrera militante para hacerles frente

03 Mar 2011   |   comentarios

El discurso de CFK en la apertura del Congreso 2011, fue una señal favorable a “las corporaciones” que, dicen los K, “ya no manejan la política” argentina. Hay que levantar la guardia construyendo una gran corriente militante en todo el país para hacerles frente.

Hasta el “nuevo derecho" que la presidenta anunció con la extensión de la Asignación por hijo a las embarazadas desde los 3 meses, tiene su contrapartida reaccionaria: una “apuesta a la vida”, como remarcó la presidenta, que busca clausurar el masivo reclamo por el derecho al aborto seguro y gratuito, apenas días antes del día internacional de la mujer, a favor del oscurantismo de la Iglesia. Así también, los “derechos igualitarios” que promueve el kirchnerismo se detienen en el umbral de las conquistas que la clase empresaria obtuvo en los años 90. No hay igualdad salarial por igual trabajo. Cristina habló contra el “trabajo esclavo” en el campo (donde hasta hoy rige, después de dos mandatos K, la ley laboral de Videla y Martínez de Hoz). Pero arremetió contra las acciones de protesta de los trabajadores que son las que efectivamente han conseguido terminar, como en el ferrocarril Roca, con el flagelo de la tercerización laboral: “Los sectores sindicalmente organizados, vinculados a servicios y a tareas, no pueden someter de rehenes a usuarios y consumidores”.

Los que piden terminar con la acción directa de los trabajadores por sus reclamos, deberán reconocer otro paso dado por el gobierno hacia sus posiciones.

El día después del discurso, la Federal metió presos a los vendedores ambulantes del ferrocarril Roca que cortaban las vías en Avellaneda, por reclaman iguales condiciones que los más de 1500 ferroviarios que acaban de pasar a planta permanente. La Ministra de “Seguridad” Nilda Gorra hizo cumplir la orden y ratificó que “las demandas tienen que tener marcos de racionalidad" y que “no se pueden negociar las demandas en condiciones extorsivas". El vice de la UIA, Funes de Rioja, hizo declaraciones al tono: “Pedimos racionalidad y moderación desde el punto de vista de las demandas. Nos preocupa la conflictividad, ciertas metodologías, que se hable de tercerizados graciosamente". Inclusive sus archienemigos del diario La Nación parecen aceptarlo: “La jefa del Estado dio la orden a su gabinete de utilizar todos los medios disponibles para evitar los bloqueos en servicios públicos esenciales”. Como reconoce el mismo diario oligárquico, no se trata sólo de servicios públicos: “Una semana atrás, la Cámara Federal de San Martín procesó a un delegado sindical de la propia Kraft por un corte de ruta”, en referencia a nuestro compañero Javier Poke Hermosilla por las protestas en la Panamericana en defensa de los puestos de trabajo y ante los ataques antisindicales de la multinacional yanqui. Como mostramos ampliamente en esta edición de La Verdad Obrera, los nuevos delegados de base y los que desbordan a los burócratas sindicales, son el principal blanco de la persecución de patronales, los jueces y el Estado.

No casualmente, Cristina ensayó una defensa de la burocracia sindical "responsable": las corporaciones empresarias, dijo, "los atacan porque los sindicatos logran conquistas con el modelo". Un mensaje de la presidenta que, luego del golpe que significó para los burócratas la detención de José Pedraza, les promete preservarlos a condición que se subordinen aún más: “Yo quiero seguir siendo compañera de mis compañeros de los sindicatos y no cómplice de maniobras que siempre terminan perjudicando a trabajadores”. En respuesta, en un nuevo acto de alcahuetería, Hugo Moyano salió a respaldar su cruzada anti huelgas:" no es justo cuando se queda tanta gente sin ir al trabajo. A nosotros nos molesta cuando ellos [los empresarios] no cumplen con las leyes laborales". Los burócratas sindicales de la CGT que permiten el fraude laboral del empleo precario en las empresas a cambio de coimas, cuando no son ellos mismos, directamente, los empresarios contratistas como en el caso de Pedraza, tienen el descaro de declarar, como lo hizo Omar Plaini, que “este es un claro modelo de acumulación con matriz productiva y para el movimiento obrero esto es caminar a la generalización de empleo digno, de trabajo decente”.

A pesar del desprestigio masivo y el rechazo en los trabajadores a la corrupta cúpula de los sindicatos, la burocracia será sostenida por el gobierno contra los trabajadores. Por un Pedraza preso (cuando ya no pudieron salvarlo después del crimen de Mariano Ferreyra) hay 5000 procesados por luchar. Solo una fuerte corriente organizada puede dar batalla para recuperar los sindicatos para la lucha desterrando de las organizaciones obreras a la mafia parasitaria. El PTS y su juventud luchan para que los dirigentes del sindicalismo de base, los nuevos delegados y comisiones internas combativas, formen una gran corriente militante de los trabajadores y la izquierda. Se trata, en primer lugar, de una campaña en defensa de los delegados de base para extender su influencia y ganar nuevas posiciones estratégicas en los grandes sindicatos como hemos conquistado en las comisiones internas de la alimentación como Kraft y Pepsico, en las agrupaciones como la Bordó del Roca y los delegados clasistas del subte, que sea capaz de dirigir empresas decisivas de la producción, los servicios y el transporte. Que profundice la tarea iniciada por los clasistas ferroviarios o los delegados de la Lista Violeta de los telefónicos de Foetra, enemigos irreconciliables de la división de la clase obrera impuesta por las patronales, el gobierno y la burocracia sindical. Una corriente obrera militante organizada en todo el país como la que promueven los ceramistas neuquinos de Zanon bajo control obrero y todos los que marchamos en diciembre en apoyo a los trabajadores sin techo ocupantes de tierras del Parque Indoamericano en Soldati. Es decir, una corriente con un claro objetivo político: que la clase trabajadora supere los marcos sindicales de la lucha por fábrica y gremio, y se postule como partido independiente y dirigente de todos los explotados.

Temas Relacionados: Nacional









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota