Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
19 de octubre de 2017

La Verdad Obrera N° 523

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

MAREA POPULAR Y LA IZQUIERDA INDEPENDIENTE FRENTE A LA HUELGA DE BOLIVIA

Un relato estilo 678

23 May 2013   |   comentarios

Con la retirada de los combativos mineros de Huanuni de las calles de La Paz y con la aceptación por parte de la conducción de Trujillo de la propuesta de bajar a 30 los años de trabajo necesarios para jubilarse los mineros, culmina la primera etapa del enfrentamiento de los trabajadores bolivianos con Evo Morales. 15 días de una histórica huelga de la COB contra la política de jubilaciones del gobierno, fueron suficientes para colocar a la izquierda independiente en un brete. Frente a una lucha justa y enorme, el portal Marcha (de Marea Popular y los FPDS) defendió en dos artículos al gobierno del MAS, que atacó el derecho a huelga, amenazó con cerrar (¿socavón que para, socavón que cierra?) y encarceló más de 400 luchadores. Este sector de la izquierda independiente, lamentablemente, bancó esta política antiobrera y una medida que copia la política previsional neoliberal.

Defendiendo las migajas

Marcha encabeza su artículo con un título intrigante, estilo voz en off de 678: “Una huelga que no es lo que parece”. Es decir: parece una huelga pero es una oscura acción destituyente, en la que detrás está la derecha. Aunque reconoce que las reservas estatales nunca fueron tan cuantiosas, Marcha compra el argumento neoliberal de que “una jubilación al 100% no tiene asidero en la realidad ni política ni económica del país”. En realidad, lo único que no tiene asidero es un sistema que se sustenta con aportes “solidarios” de los trabajadores, en lugar de hacerlo solo con los aportes patronales (y estatales).

El discurso del gobierno de Evo, para dividir, atacó a supuestos sectores “privilegiados” de la clase ¿Privilegiados los mineros que trabajan en penosas condiciones de insalubridad y que mueren a los 50 o 55 años? La propia cronista de Marcha afirma que después de 7 años de gobierno de Evo, la informalidad laboral afecta al 75% (¡!) de la clase trabajadora ¿Porqué deben ser los trabajadores los que se hagan cargo de esta brutalidad social de la que son víctimas? Ni Evo ni Marcha lo explican.
Yendo aun más lejos, la corresponsal vincula al paro de la COB boliviana con el “contexto” de la derecha golpista en Paraguay y Venezuela. Sin embargo, en Venezuela opera una derecha con base empresaria y en Paraguay, terratenientes sojeros. En Bolivia se movilizan organizaciones sindicales con tradición revolucionaria, que reclaman jubilaciones que no sean miserables ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra?

“Hacen política y usan dinamita”. Bienvenidos a Bolivia

En un claro desconocimiento de la tradición boliviana, incluso, la cronista siembra sospechas sobre la “coincidencia” entre la huelga y el lanzamiento del Instrumento Político de los Trabajadores por parte de la COB. ˜álvaro García Linera fue más lejos y atacó conspiraciones con “tufillo trotskista”. Otros directamente atacaron a la LOR-CI, los compañeros del PTS en Bolivia. Hay un punto en que efectivamente no es casual que la huelga y el PT emerjan juntos. Es la orientación política de Evo a favor de grandes empresarios, de Repsol y de las FFAA, y el desprecio del MAS hacia las organizaciones de trabajadores, lo que empujó a la poderosa clase obrera a consolidarse como una oposición política por izquierda. La cronista para “probar” sus sospechas, cuenta que encontraron una ambulancia con explosivos. Evidentemente desconoce que es una tradición de los mineros movilizarse con una de sus herramientas de trabajo, los cartuchos de dinamita.

Tus golpistas de 2013 son los hijos de los revolucionarios de 1952

Los compañeros de Marcha ignoran una tendencia que no existe solo desde el paro, sino desde que la heroica clase trabajadora boliviana protagonizó la Revolución de 1952. Las tesis de Pulacayo, el armamento minero y la derrota que sufrió el Estado boliviano, son hitos de una gran tradición de “independencia política” que, aparentemente, los compañeros de Marcha decidieron tirar al tacho.

Evo ataca con saña a los mineros porque busca separarlos de uno de sus principales aliados para pensar una salida de fondo a los padecimientos del pueblo boliviano: los campesinos. La unidad entre estos dos sectores, justamente, es el quid para pensar una salida revolucionaria. No estamos diciendo nada que no hayan dicho ya Trotsky, Mella o Mariátegui. Por el contrario, Evo y el MAS dan la espalda a los reclamos obreros, pero también lo hace con los sectores campesinos, como lo prueba la Renta Dignidad que reciben, que es de apenas de 250 bolivianos. Migajas.

Los trabajadores deben plantear la importancia de una renta universal acordada con organizaciones populares y campesinas, como forma de derrotar estas pérfidas maniobras. Toda política revolucionaria debe plantear la unidad entre trabajadores, originarios y campesinos, para alimentar una alianza de clases revolucionaria. La izquierda independiente, en su abanico de posiciones, debe reflexionar si ante la emergencia obrera y popular que esta huelga expresa, se ubicarán a la par de estos procesos, o haciendo una defensa conservadora de Estados que se oponen a los reclamos y la autoorganización de los trabajadores y el pueblo pobre.

Temas Relacionados: Debates , Frente de Izquierda









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota