Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
13 de diciembre de 2017

La Verdad Obrera Nro. 173

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

CONFERENCIAS DEL PTS

Un paso en la fusión del marxismo revolucionario con el nuevo activismo obrero y estudiantil

06 Oct 2005   |   comentarios

Los días 24 de setiembre y 1° de octubre, el PTS realizó Conferencias Regionales en la Ciudad de Buenos Aires, en las regiones Norte, Oeste y Sur del Gran Buenos Aires, en La Plata, Córdoba y Neuquén. En las próximas semanas se realizarán las de Rosario-San Nicolás, Mendoza, Jujuy, Tucumán y San Luis-Villa Mercedes. Trabajadores y estudiantes de Campana, Junín y Ameghino participaron en la de Norte del GBA, así como de Bahía Blanca y La Pampa en la de Neuquén.
En las Conferencias debatimos el Manifiesto “Por qué luchamos” (cuya edición alcanzó los 17000 ejemplares y cuya distribución amplia comenzó hace un mes), entre militantes del PTS y centenares de trabajadores y estudiantes que habían recibido este material y estaban dispuestos a intercambiar opiniones por varias horas. Fueron eventos muy distintos a los actos o charlas donde la asistencia es menos comprometida.

Discutir la política y la estrategia de los marxistas revolucionarios

En las Conferencias, debatimos no sólo la política nacional e internacional actual, el gobierno de Kirchner, los nuevos pasos del movimiento obrero, las elecciones, los acuerdos y diferencias con los demás partidos de izquierda, etc., sino problemas más profundos y estratégicos:
• por qué el capitalismo no se puede “humanizar” y es necesaria una revolución obrera y socialista que comience en la arena nacional y se desarrolle a escala internacional, enfrentado al imperialismo;
• por qué la clase trabajadora es la única que puede llevar adelante esta transformación revolucionaria de la sociedad, y para eso necesita no sólo conquistar su independencia política de los partidos patronales y de las corrientes o frentes de colaboración de clases, sino que es indispensable un gran partido de trabajadores revolucionario e internacionalista, y amplios organismos democráticos de los trabajadores y el pueblo pobre, para que los futuros procesos revolucionarios puedan triunfar y no ser traicionados o derrotados como en los ‘70s;
• por qué es necesario comenzar a construir ese partido revolucionario desde ahora, aprovechando las actuales luchas (no revolucionarias) como “escuela de guerra” (Lenin) y desarrollando la lucha política e ideológica necesaria para formar los dirigentes y militantes de ese futuro partido;
• cómo debe ser el futuro Estado de los trabajadores (lo que Marx llamaba “dictadura del proletariado”) y cómo enfrentar los peligros de degeneración burocrática a partir de las conclusiones de la nefasta experiencia del stalinismo.
Estos fueron algunos de los temas, varios de los cuales están desarrollados en el Manifiesto, y otros los abordaremos en las próximas entregas de La Verdad Obrera. En estas páginas comenzamos con el debate sobre la clase obrera como potencial sujeto revolucionario.
Lo que resaltamos es el hecho enormemente auspicioso de haber logrado que centenares de protagonistas de las actuales luchas y procesos de reorganización que está viviendo la clase trabajadora y el movimiento estudiantil, abordaran debates profundos y difíciles pero indispensables, que contrastan con la chatura de la discusión política electoral en la que, lamentablemente, también están sumergidos los demás partidos de izquierda.

Sólo el comienzo

En todas las Conferencias se señaló claramente que consideramos que estamos tan sólo en la apertura de una rica discusión, por varios motivos.
En primer lugar, porque son miles, muchos más que los centenares que vinieron a las Conferencias, los compañeros y compañeras con los que podemos y nos proponemos tener una relación política persistente, discutiendo no sólo el Manifiesto “Por qué luchamos” sino también el periódico La Verdad Obrera, el boletín “Panorama Latinoamericano” y todas las publicaciones que les interesen de la amplia gama que editamos.
En este sentido, estamos utilizando la campaña electoral para ampliar las relaciones políticas en las fábricas y demás lugares de trabajo, de estudio y en los barrios, e iniciamos una campaña de suscripciones a La Verdad Obrera y Panorama Latinoamericano (ver aparte). Promovemos que todos los trabajadores y estudiantes que nacen a la vida política, lean y comparen las distintas publicaciones de las corrientes políticas y debatan cuál es la política correcta para que los explotados triunfen. Por esto no reclamamos a los compañeros que se suscriban a nuestro periódico la adhesión al PTS. Aspiramos a demostrar la justeza de nuestro programa, pero queremos conocer las críticas y opiniones de todos los trabajadores y estudiantes que honestamente buscan el mejor camino de lucha.
Es indispensable que toda discusión esté acompañada de una experiencia común de intervención en la lucha de clases y en los procesos políticos y sindicales. Para llevar adelante este debate y acción común, invitamos a formar parte de los Círculos Marxistas para conocer más profundamente el conjunto de la política nacional e internacional del PTS, e impulsar en común agrupaciones amplias en los establecimientos, gremios, colegios y facultades, con programas específicos para cada sector.
En segundo lugar, las discusiones abiertas son complejas y no pretendemos resolverlas “de un golpe”, pues se trata de extraer las lecciones de un período complejo de la historia del movimiento obrero, tras 25 años de derrotas y crisis del marxismo revolucionario a escala internacional.
En tercer lugar, en esta batalla por fusionar el marxismo revolucionario con la vanguardia obrera y estudiantil, enfrentamos la presión despolitizante del régimen burgués, que pretende que los obreros sólo discutan los problemas de su trabajo, los estudiantes estudien sólo su carrera, etc., y a lo sumo “reclamen” alguna mejora, mientras los grandes problemas del país y el mundo los discuten los políticos o “especialistas”. La clase dominante de los centros imperialistas, e incluso la decadente burguesía argentina, tienen sus partidos e instituciones donde piensan y discuten cómo mejor asegurar y extender su dominación. Los que queremos construir un gran partido revolucionario de los trabajadores a escala nacional e internacional (la Cuarta Internacional), tenemos que lograr que nuestra lucha sea cada vez más consciente y que nuevas camadas de trabajadores la tomen en sus manos, lo cual exige un enorme esfuerzo. “Pero en compensación nos da la mayor de las felicidades, la conciencia de participar en la construcción de un futuro mejor, de llevar sobre nuestras espaldas una partícula del destino de la humanidad y de no vivir en vano” (León Trotsky, La Fundación de la Cuarta Internacional, 5 de noviembre de 1938).

Temas Relacionados: Partido









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota