Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
Sábado 1 de Octubre de 2016
01:52 hs.

La Izquierda Diario - Edición Impresa Quincenal

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

NACIONAL

Tucumán: la crisis de un régimen político fraudulento

03 Sep 2015   |   comentarios

Las elecciones del 23 de agosto sacudieron al régimen político provincial y resonó en la disputa presidencial. Durante los comicios se vieron irregularidades y maniobras.

Los resultados provisorios que dieron como ganador a Manzur (Frente para la Victoria) fueron fuertemente cuestionados. El Acuerdo para el Bicentenario –alianza entre radicales y peronistas disidentes–, rápidamente denunció un fraude. El día después unas 15.000 personas se movilizaron hacia la Casa de Gobierno, y la Policía desató una brutal represión que agudizó la crisis.
 
Desde un primer momento, el gobierno y la oposición buscaron que la crisis se cierre entre cuatro paredes y que la movilización no irrumpa como un actor independiente que embista contra el régimen en su conjunto. La cúpula de la Iglesia, la Sociedad Rural y la Federación Económica también pidieron que “no se altere la paz social”.
 
El radical Cano busca ser el jefe de la oposición, utilizando las movilizaciones para golpear al gobierno. En la movilización que convocó, Cano pidió a Alperovich que trate una ley de reforma del sistema electoral. Sin cuestionar el fraude de los acoples quieren un cambio para que nada cambie.
 
El fraude los acoples
 
Desde el 2006 la Constitución provincial incorporó el sistema de los acoples que permite que cada puntero forme su propio partido y compita por un cargo legislativo mientras suma votos al cargo ejecutivo. En estas elecciones se inscribieron más de 500 partidos y 25.000 candidatos (1 cada 44 votantes). El fraude de los acoples no estuvo solamente en llenar con decenas de boletas el cuarto oscuro. Cada puntero puso en marcha un aparato clientelar, algo que fue reconocido por Alperovich y Cano.
 
Más allá de las elecciones, la red territorial de los acoples le permitió al régimen tener un control policíaco que regimenta las barriadas y actúa como barrera de contención ante crisis como la de tomas de tierras o las inundaciones. Para preservar este control es necesario mantener la precarización y la pobreza, junto a los privilegios de cada legislador y concejal que cobra en concepto de “gastos sociales” miles de pesos que destinan para montar este aparato.
 
La “competencia” entre acoples terminó en algunos casos con la quema de urnas. En Los Ralos, tras una disputa entre oficialistas, Gendarmería reprimió a fiscales del FIT. Los militantes del PO, José Kobak y los hermanos Navarro fueron golpeados, detenidos por una semana y acusados de la quema de urnas. La movilización diaria logró que sean liberados, derrotando este intento de usar al FIT como chivo expiatorio de las disputas punteriles.
 
Un debate dentro del FIT
 
Previo a las elecciones desde el FIT denunciábamos que los acoples eran fraudulentos. Y a partir de las movilizaciones, el PTS remarcó la necesidad de una posición independiente tanto de Manzur como de Cano. Ambos dicen que hay que “respetar la voluntad popular” e inclusive comparten la idea de una reforma del sistema electoral. Pero su contradicción es que ambos gobiernan para los intereses de los grandes capitalistas. UCR y PJ son partidos patronales.

Erróneamente los compañeros del PO participaron de la movilización convocada abiertamente por Cano. Este error se explica por levantar una política sin una delimitación consecuente de la oposición. En una primera declaración, el PO llamaba “a la movilización por la apertura integral de todas las urnas” (24/08). En un último comunicado se reproducen las palabras de Jorge Altamira en Tucumán reclamando que “la elección tiene que ser anulada”, la exigencia de que se vuelvan a realizar las elecciones ya que “los que ponen en juego la institucionalidad son Alperovich y Manzur” (1/09). Estos planteos son idénticos a los que realizó Cano. El colmo de esta adaptación fue la reproducción de un reportaje al radical en una edición digital de Prensa Obrera (31/08)
 
Una salida independiente para los trabajadores
 
 
El PTS apoya la pelea contra las elecciones fraudulentas planteando la necesidad de una salida independiente al PJ y la UCR, pilares de un régimen que perpetúa la pobreza para lograr su supervivencia.
 
Planteamos una Asamblea Constituyente que además de acabar con el fraude de acoples, de solución a los problemas estructurales.

Temas Relacionados: Libertades Democráticas , Tucumán









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota