Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
17 de junio de 2019

La Verdad Obrera N° 410

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

UN GOLPE PARA EL IMPERIALISMO

Se rebeló el pueblo semicolonial de Tunez

20 Jan 2011 | De la desesperación a la revuelta, de la revuelta a la caída revolucionaria del dictador   |   comentarios

El 17/12/10 el joven con título universitario que sobrevivía como vendedor ambulante, Mohamed Bouazizi, se prende fuego públicamente luego que la policía le quitara sus mercaderías. Tras una larga agonía murió el 5/1/11. Este acto desesperado destapa la bronca de centenares de jóvenes que son severamente reprimidos por la policía. Las manifestaciones se extienden a todo el país y cobran rápidamente un carácter violento.

Se suman a los manifestantes primero los abogados que también son violentamente reprimidos. Con la vuelta a clases a inicios de enero la juventud universitaria y secundaria baja a la calle, protagonizando el movimiento más profundo desde 1972.

En muchas localidades los obreros se manifiestan ante la sede de la UGTT local (cuya dirección nacional está estrechamente vinculada al RCD, el partido de Ben Ali) exigiendo que se proclame la huelga. En otros casos, la UGTT se suma a los paros cuando éstos ya arrancaron para que no se les escapara de las manos.

El 10 de enero, en un discurso televisado, Ben Ali intenta calmar los ánimos y promete 300.000 puestos de trabajo.

La movilización no cede y los días 11 y 12 de enero la situación da un nuevo giro. La UGTT regional de Sfax, motor económico del país, decreta la huelga general y las manifestaciones ganan por primera vez la capital. El presidente decide sacrificar a su Ministro del Interior para intentar amortiguar el movimiento. Esa noche los enfrentamientos recrudecen, como en Gafsa hasta muy entrada la madrugada donde la policía asesina siete manifestantes. Ben Ali decreta el toque de queda en Beja, Gafsa, Kasserine y Telab que luego extiende a la capital que es tomada por vehículos blindados. El primer ministro, Mohamed Ghanuchi, destituye al ministro de Interior, Rafik Belhaj Kacem, y anuncia la puesta en libertad de algunos detenidos.
El 13/1 Ben Ali anuncia su retirada en 2014, dice haber “entendido a los manifestantes” y promete un “completo y profundo cambio político”.

Al día siguiente al grito de “¡Fuera Ben Ali!”, decenas de miles logran manifestar por primera vez en años en pleno centro de la capital, en la avenida Burguiba, frente a la sede del ministerio del Interior, símbolo por antonomasia del régimen. Ben Ali no puede con la presión y abandona Túnez. El primer ministro Ghanuchi asume la presidencia interina del país.

Ver nota principal

Temas Relacionados: Internacional









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota