Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
18 de diciembre de 2017

Movimiento Obrero

Se cumple un año de la toma de Cerámica Zanon

01 Oct 2002 | Fallos judiciales cruzados signaron el prolongado conflicto.   |   comentarios





NEUQUEN (AN).- Hace un año se apagaban los hornos de la planta de Cerámica Zanon, en medio de un creciente enfrentamiento con los obreros que reclamaban sueldos atrasados. El personal jugó su ficha más fuerte, tomó las instalaciones y abrió un capítulo que todavía no tiene definición. El conflicto continúa oculto detrás de una compleja trama de intereses y dictámenes jurídicos, con final abierto en parte por la "falta de seguridad jurídica" que la empresa le atribuye a la provincia.
La semana pasada el juez del concurso, Germán Páez Castañeda, le imprimió una nueva vuelta y por cuarta vez le pidió a su par de Neuquén, Raúl Bassi, el inmediato desalojo de la fábrica, uno de los desarrollos más importantes de la provincia en su objetivo de buscar un nuevo perfil productivo, para que sus propietarios "puedan tomar posesión", hacer el inventario y contratar el seguro de las instalaciones.
Sin embargo, trascendió que el magistrado provincial todavía -hasta ayer- no había recibido el exhorto del juez porteño.
El titular del gremio ceramista, Raúl Godoy, que encabeza uno de los conflictos laborales del país que se resolvió con la "autogestión obrera" de la planta industrial dijo que "para nosotros, este año sido un año de dignidad. Porque pusimos en producción la la planta; generamos 270 puestos de trabajo y hasta creamos una veintena más; demostramos que la fábrica es rentable. Más allá de las enormes dificultades que hemos afrontado, demostramos que la fábrica tiene futuro. Hace un año, ni nosotros nos imaginábamos que íbamos a poder resolver la subsistencia de 300 familias". Godoy se aferra cada vez más la idea de recuperar definitivamente la empresa "con control obrero". Dijo que no temen "las amenazas de desalojo, porque hay una seguidilla de resoluciones judiciales que nos dan la razón, desde que decretaron el lock out patronal ofensivo, y confiamos en que nuestro proyecto de estatización con control obrero es posible".
Hoy a las 11 en Sejun, junto a otras representaciones de trabajadores, darán a conocen una serie de novedades sobre el trámite judicial y anunciarán una gran movilización por la ciudad.
También se movilizará hoy a las 10 el grupo de trabajadores que no participa de la ocupación de la fábrica y constituye un tercer actor, con la empresa y el sindicato, en este conflicto. Liderados por Oscar Montes, irán frente a las oficinas del juez Bassi y al Tribunal Superior, para "pedirles que no se laven las manos, cumplan con la ley y si no lo hacen, que asuman las consecuencias. Porque nosotros no vamos a dejar que nos roben 20 años de trabajo, ni por ellos ni por nadie", dijo el dirigente.
La empresa se ha limitado a reclamar a la justicia que ejecute sus propias resoluciones. Exigen, lisa y llanamente, que le devuelvan las instalaciones (ver aparte).
"Nuestra posición ha sido siempre la misma: buscar puntos de coincidencia, el acercamiento de las partes y alentar el diálogo. Hay que encontrar una solución consensuada, porque si es forzada quedan ganadores y perdedores y no es conveniente", dijo Ernesto Seguel, director provincial de Trabajo para sintetizar la posición del gobierno, cuestionada por los restantes sectores en pugna. La única coincidencia es que el gobierno "se lava las manos" pese a que el Estado provincial es uno de las acreedores de Zanon, por casi seis millones de pesos. Para cobrarlos planteó la demanda judicial.

"Falta de seguridad jurídica"

NEUQUEN (AN).- Aunque ayer los propietarios de Cerámica Zanon se mantuvieron en un hermetismo absoluto y omitieron opinar sobre el conflicto en la planta neuquina, los trascendidos en esta capital indicaron que continúan atribuyéndole a la provincia "falta de seguridad jurídica".
En junio pasado, una declaración similar levantó una polvareda en el gobierno: su secretario de producción, Marcelo Fernández Dotzel respondió que la administración de Jorge Sobisch no avala "lobbies vetustos".
En junio pasado, Luis Zanon (hijo) admitió un error de enfoque por parte de la empresa.
Dijo entonces que "pensamos que teníamos un conflicto gremial, pero nos encontramos frente a un movimiento político". Desde la empresa se le atribuyen a Raúl Godoy y su grupo aspiraciones políticas, dada la postulación en octubre pasado como candidatos del Partido de los Trabajadores Socialistas.
Lo cierto es que la experiencia Zanon, que mantiene la fábrica activa, con producción propia y diseños nuevos, e inclusive con publicidad en medios de comunicación, se constituyó en un ejemplo de gestión obrera, junto con otros en el país -Brukman, Di Tella, Yaguané-.
Los argumentos de la empresa, que confía en que el juez Raúl Bassi reciba entre hoy y mañana el exhorto de Germán Páez Castañeda, apuntan a retomar la posesión de las instalaciones fabriles, realizar el inventario de la mercadería, pagar a los acreedores luego de firmar una póliza de seguros.

 

Temas Relacionados: Movimiento Obrero









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota