Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
18 de octubre de 2018

La Verdad Obrera N° 583

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

R.R. Donnelley, otra multinacional buitre

21 Aug 2014   |   comentarios

R.R. Donnelley es una multinacional de origen norteamericano dedicada a la industria gráfica que tiene 57 mil empleados en 41 países de 4 continentes. Con una facturación anual en 2013 de 10 mil millones de dólares, está en los primeros puestos de facturación del ranking de las empresas del sector. En Argentina esta empresa informó mediante una carta que cerraba su fábrica aduciendo una supuesta crisis, mientras al mismo tiempo daba a conocer que en el segundo trimestre del 2014 tuvo ventas netas por 2,9 mil millones de dólares, un 12,9% más que en el mismo período de 20131.

Esta empresa, fundada en 1864, acapara la industria gráfica en el mundo, ha expandido sus negocios al mercado digital de publicaciones y recientemente adquirió las operaciones en Norteamérica de Esselte (empresa líder mundial en productos de oficina) por 96,5 millones de dólares2. ¿Cómo consigue este crecimiento? Simple, la empresa es una verdadera “multinacional buitre” que impulsa la compra de todos sus posibles competidores mientras se expande en el mundo, al mismo tiempo que busca maximizar sus ganancias imponiendo condiciones de trabajo precario. Si no lo logra, simplemente cierran dejando cientos de familias en la calle, al igual que lo están haciendo en la planta de Argentina.

Para los trabajadores explotación y discriminación o a la calle

La medida tomada por RR Donnelley en Argentina, cerrar su planta sin previo aviso, no es novedosa en el accionar de esta empresa. Tampoco el argumento de una supuesta crisis o pérdida de competitividad para imponerles a los trabajadores peores condiciones laborales bajo la amenaza de cerrar.

En octubre del 2013 los 475 trabajadores de la planta ubicada en Jefferson City (Missouri, EE.UU.), se enteraron mediante una carta que se quedaban sin trabajo. La carta presentada por los ejecutivos de la empresa, argumentaba “cambios en las condiciones del mercado” para justificar el cierre de la fábrica. Si el caso es muy similar al que se vive actualmente en la planta de Argentina no es pura casualidad. La misma forma de actuar por parte de la empresa tuvieron que vivir los trabajadores de su planta en Ohio donde 200 familias quedaron en la calle y en Julio del 2011 los 280 trabajadores de la planta ubicada en Iowa. En todos los casos la empresa argumentaba los “cambios en las condiciones del mercado” mientras reportaba suculentas ganancias o cerraba la compra de alguna compañía competidora.
La empresa también tiene importantes denuncias por discriminación racial y de violación de derechos de los trabajadores. No deja de ser llamativo que mientras el abogado de la compañía en Argentina se queja por el “componente ideológico de los trabajadores” que dificulta encontrar soluciones laborales, en Estados Unidos la empresa fue llevada a juicio por 600 trabajadores negros por casos de discriminación racial. El juicio que comenzó en 1994, duro unos 10 años, y culminó cuando Donnelley pagó 21 millones de dólares en un acuerdo extra judicial. Cobró notoriedad cuando se conoció que en la empresa los trabajadores negros eran intimidados con sogas y disfraces del Ku Klux Klan3.

Para los directivos millones en premios

El actual CEO Thomas Quinlan ocupa su cargo desde el año 2007. Fue el máximo ejecutivo encargado en realizar una profunda reestructuración de la empresa para ganar competitividad ¿Cuál fue el resultado de la reestructuración? La expansión mediante compras de competidores y empresas de servicios digitales. Para tomar solo dos ejemplos, en febrero del 2010 compra Bowne & Co Inc por 481 millones de dólares y en octubre del 2013 Consolidated Graphics Inc por $620 millones4.
Como parte de esta reestructuración entre los máximos ejecutivos se distribuyeron millonarias bonificaciones, que en 2013 rondaban los 17 millones de dólares, siendo más de 7 millones exclusivos para el CEO T. Quinlan5. Mientras tanto cientos de trabajadores fueron despedidos luego del cierre de distintas plantas en todo el mundo.
R.R. Donnelley, como otras empresas, aducen estar en crisis, como hoy lo hacen en Argentina, para hacerle pagar sus malos negocios a los trabajadores. Se muestra de esta manera como una verdadera “multinacional buitre” que paga millones a sus directivos, mientras deja en la calle a cientos de trabajadores y continúa comprando empresas competidoras para transformarse en un verdadero monopolio de la industria gráfica.
La actual lucha de los trabajadores de R.R. Donnelley en Argentina es parte de la pelea de miles de trabajadores en todo el mundo contra esta multinacional buitre; la decisión de poner a producir la fábrica contra los cierres por crisis inventadas por la patronal es una respuesta para proteger a las más de 400 familias que esta multinacional pretende dejar en la calle.

1 Según el Reporte de Resultados del Segundo Trimestre de 2014 de R.R. Donnelley que se puede encontrar en su sitio web.
2 “RR Donnelley compra fabricante de artículos de papelería por 96,5 millones de dólares”, chicagobusiness.com, 06/01/2014.
3 “Donnelley settles race bias lawsuit”, Chicago Tribune, 22/10/2004.
4 Las adquisiciones de otras empresas están detalladas en la página web de R.R. Donnelley
5 Según los datos que publica la web de servicios financieros Morningstar.com

Temas Relacionados: Movimiento Obrero , Zona Norte del Gran Buenos Aires , Donnelley lucha









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota