Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
19 de octubre de 2019

La Verdad Obrera N° 546

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

"HALLAZGO" DE ARCHIVOS DE LA DICTADURA

“Que se abran todos los archivos”

07 Nov 2013 | Entrevistamos a Myriam Bregman, abogada querellante en juicios emblemáticos contra genocidas, para hablar sobre el “hallazgo” de archivos de la dictadura en el Edificio Cóndor.   |   comentarios

¿Cuál fue tu impresión sobre los archivos encontrados?

Causa indignación escuchar al ministro de Defensa, Agustín Rossi, decir que el brigadier Mario Callejo limpiaba el sótano del Edificio Cóndor y... ¡encontró cantidad de documentación! Juegan con la esperanza de los familiares de los desaparecidos que todavía esperan saber la verdad.
 
Es llamativo el modo en el que dicen que encontraron los documentos…

Rossi reconoce que no fue producto de una investigación consecuente al respecto ni de un militar que decidió romper el silencio.

Se trata de una especulación política que demuestra que las cúpulas saben dónde están los archivos y los “encuentran” cuando es políticamente necesario, tal como denunciamos desde hace años. Pasó algo similar cuando Juanjo ˜álvarez, hoy operador político de Sergio Massa, se peleó con Néstor Kirchner, le sacaron a relucir su “carpeta” y de la SIDE durante la dictadura.

Los archivos existen, este gobierno, como los anteriores, los mantienen escondidos. La justicia es cómplice porque tienen mucho que perder si esa documentación sale a la luz. Durante los juicios de lesa humanidad, donde somos querellantes, como nuestra compañera Ivana Dal Bianco en Neuquén, hemos exigido que nos entreguen los archivos. Niegan que exista.

¿A qué te referís con especulación política?

El gobierno intentó encontrar votos y base social tomando la agenda de la derecha, y perdió. Además pierde sectores que simpatizan con las políticas de derechos humanos con la designación de Milani como jefe del Ejército, y de Granados en el ministerio de Seguridad de la provincia. Pero con el hallazgo de esta documentación intentan mostrarse como el gobierno de los DD.HH. Paradójicamente, aprovechan el hecho para avanzar en su política de reconciliación con las FF.AA. Plantean que los militares “de hoy” no tienen nada que ver con los que llevaron adelante el golpe; sin embargo Milani sigue estando al mando del Ejército a pesar de las denuncias que lo involucran en la desaparición de personas. En la Armada, cerca de 4.000 militares vienen de ese período y continúan en actividad. Las cúpulas saben el destino de los archivos, y los entregan en capítulos.
 
De Callejo mucho no se ha hablado

Callejo es poco conocido pero Página/12 (7/7/13) da cuenta de su relación con Victorio Bonamín, ex vicario general castrense que lo cita en sus diarios en dos oportunidades. Bonamín había viajado a Italia a fines del ‘75 con “dos acólitos”, entre ellos el entonces cadete Callejo. Estos diarios están en el Archivo de la Comisión Bonaerense por la Memoria. Bonamín fue, junto a otros, sostén ideológico y moral de la dictadura, y quién sentenció “La lucha antiguerrillera es una lucha por la integridad, por la República Argentina pero también de sus altares, es una lucha en defensa de la moral, de la dignidad del hombre, es una lucha en defensa de Dios, por eso pido la protección divina en esta guerra sucia en la que estamos empeñados” (discurso en la Universidad del Litoral, 6/12/77). Y por si quedaban dudas dice “debemos permanecer firmes en las posiciones que estamos tomando, hay que desestimar las denuncias extranjeras sobre desapariciones”.

¿Cómo te parece que sigue esta pelea por abrir todos los archivos?

En lo inmediato, estos archivos tienen que ser entregados a la justicia para que los analice y se impute a todos los que resulten responsables por su participación en el genocidio. Rossi nombró a empresarios de Papel Prensa y Aluar, no sabemos quien más está, pero queremos que sean juzgados. Estos archivos deben ser públicos para que todos los familiares y organismos de DD.HH. podamos analizarlos. Vamos a continuar exigiendo que se abran todos los archivos de la dictadura, incluso los de la Iglesia. Queremos conocer los nombres de todos los civiles y empresarios responsables y partícipes del genocidio.

En Argentina se permite juzgar a los represores que han sido identificados, pero no conocer la verdad, ni la nómina de todos los que actuaron en los centros clandestinos porque la mayoría de los archivos siguen ocultos. Existen y deben abrirlos, que lo hagan ya, por todos los chicos que siguen apropiados, por los desaparecidos y sus familiares que siguen reclamando condena a los genocidas.

Temas Relacionados: Libertades Democráticas









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota