Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
17 de octubre de 2017

La Verdad Obrera N° 474

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

JUJUY

Primeras lecciones de la huelga del Ingenio La Esperanza

10 May 2012 | por Miguel López y Gastón Ramírez   |   comentarios

A un mes del comienzo de la huelga, los trabajadores se encuentran en conciliación obligatoria. Hasta el momento lograron arrancarle a la patronal la reincorporación de los suspendidos, de los 158 compañeros cesantes y se acaba de abrir la pelea para que Roggio acate el acta favorable a los “cuartas” o “ayudas” que firmó en la Dirección de Trabajo el año pasado: el pase a planta de los 435 jóvenes zafreros, en tres tandas, empezando por registrar a 150 compañeros.

Las bases recobraron la confianza

Ya hemos escrito, que los trabajadores de La Esperanza antea la prepotencia patronal y al apoyo abierto del gobierno a estos, libraron una huelga de 16 días, con tomas de los portones del ingenio para evitar el ingreso de un grupo de carneros del burócrata Castrillo, importantes movilizaciones y cortes de rutas y puentes. Todo un repertorio de lucha que ha empezado a romper con las ideas “conformistas” y “pro empresarias”.

La asamblea que destituyó a la burocracia, abonó el terreno para la huelga
En este artículo interesa resaltar la asamblea del 29 de marzo, de enorme significación en la experiencia organizativa de las bases obreras de Jujuy en el último lustro. 700 trabajadores expulsaron al Secretario Gremial Castrillo, a sus asesores legales y delegados afines, porque éste firmó a espaldas de la asamblea y de la misma directiva la prórroga del arrendamiento que Fellner “entre gallos y medianoche” le concedió a Roggio, en marzo pasado. Esta destitución reafirmó a Bonilla como Secretario General, un volantazo de las bases contra la patronal que impedía su ingreso y había cesanteado a delegados y activistas. Esto desencadenó un proceso de reelección de delegados y abrió la organización de la huelga.

A partir de este hecho, los trabajadores con el método de la asamblea, conforman un frente único de obreros de fábrica, transporte y campo. A través de la elaboración de un pliego de reivindicaciones unificado, que combina la defensa del derecho de huelga, la fuente de trabajo, el pase a planta, la creación de nuevos puestos de trabajo genuino para los jóvenes desocupados, la recategorizacion, el desprocesamiento de los trabajadores y dirigentes sobre los que pesan causas penales, con una postura firme contra las tercerizadas y contratistas.

Profundizar la democracia de base

El odio a los burócratas y la profundización de los mecanismos democráticos, son el abono que puede permitir desarrollar una mayor organización desde las bases para imponerle el conjunto del pliego reivindicativo a la patronal y el gobierno. Por eso es necesario dar una fuerte batalla para que a la par que la Dirección de Trabajo reconozca la destitución de Castrillo, también reconozca a los nuevos delegados electos con plenos fueros. Es prioritario que la directiva y los delegados que ya actúan, incorporen al conjunto de los delegados electos, y a los delegados de los “cuartas” a las reuniones en la Dirección de Trabajo, para golpear con un solo puño, como se hizo durante la huelga, evitando la división que impulsa la patronal. Como parte de este proceso de lucha, unidad y tendencia a la organización democrática de las bases, los organismos de apoyo que parió la lucha, como la comisión de mujeres, debe ser reconocida como parte del sindicato, para que la energía, combatividad de las mujeres y su influencia sobre las barriadas y lotes, fortalezca la unidad de los trabajadores con el pueblo pobre.

Estatización bajo administración obrera

Desde el PTS y su juventud venimos dando todo el apoyo a las medidas de los obreros, aportando un programa, que une las reivindicaciones planteadas en el pliego de puntos de la huelga con la salida de fondo: la estatización bajo control y administración obrera, y un conjunto de propuestas para fortalecer la organización de las bases, sintetizada en la necesidad de poner en pie una Comisión de Lucha y Defensa de las Reivindicaciones, una organización amplia e integrada por delegados y activistas que difunda el conflicto y busque el apoyo de otros trabajadores, los estudiantes y el pueblo. Tareas claves para profundizar la lucha independiente de los trabajadores frente a los partidos patronales, de Fellner y Morales, los funcionarios negociadores de la Dirección de Trabajo. 

Temas Relacionados: Movimiento Obrero









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota