Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
21 de octubre de 2017

Movimiento Obrero

Sulfacid: primeras conclusiones

Por una gran campaña por la reincorporación de los compañeros

29 Jul 2004 | El conflicto de Sulfacid Es un caso testigo para la lucha de los trabajadores. Porque como decían los propios trabajadores, si perdemos en Sulfacid, perdemos todos. La patronal del ex presidente de Bolivia Sánchez de Losada, echado por los trabajadores y el pueblo boliviano, que tiene enormes ganancias, quiere seguir bajando el salario y eliminando nuestras conquistas.   |   comentarios

Desde hace 20 días los trabajadores resistieron en las puertas de la fábrica, con una consigna clara: "Todos adentro o todos afuera."

La patronal hizo todo lo posible por quebrarlos: telegramas de despido, solicitadas en los diarios, amenazando con el desalojo policial, metiendo a los carneros.

Pero al mismo tiempo fue creciendo la solidaridad, como demostró la marcha del cordón junto a otros gremios, en las guardias permanentes en la cual se acercaban distintos sectores a traer la solidaridad y la clase pública de ayer con más de 200 estudiantes, trabajadores y docentes. Cada día de lucha la solidaridad creció, demostrando que los trabajadores de Sulfacid no están solos.

La CGT San Lorenzo amenazó: "Ante el primer despido se para el cordón", sin embargo esto no pasó de la amenaza, y centro todos sus esfuerzos en las negociaciones en Bs. As., cuando la clave era avanzar en el apoyo de los trabajadores del cordón. La política de Sindicato Unico de Trabajadores Químicos y Petroquímicos (SUTRAQYP) siempre se mantuvo dentro de los marcos de la legalidad burguesa generando una enorme confianza en el gobierno expresada en la idea de que el Ministerio de Trabajo estaba del lado de los trabajadores. Pero antes del tan anunciado plenario de la CGT San Lorenzo y la CTA, que debía tener el objetivo de profundizar la coordinación y las medidas de lucha llamando al paro regional, Daniel Santillán, Secretario General del SUTRAQYP, firmó un acuerdo en el cual se retrocedía en casi todas las reivindicaciones: El 34% del código 90, cuyo desconocimiento por parte de la patronal desató el conflicto, fue reabsorbido en el básico y solo actuaría en caso de aumento de la Federación que tiene un convenio menor al de los trabajadores de Sulfacid; el régimen de francos que era una suma de $150 quedo en $80 a rediscutir dentro de seis meses y sobre los días caídos que implicaban aproximadamente $1000 se terminó negociando $450 a pagar en dos veces.

Pero lo que es inaceptable es la suspensión de 6 compañeros por seis meses con causas penales y 2 miembros de la comisión interna que con licencia gremial quedaría afuera por tres meses. Estos compañeros fueron los más activistas del conflicto y quienes habían empezado a organizar la fábrica cuando en un principio el objetivo era la ocupación de la misma, medida de lucha que hubiera cambiado radicalmente la relación de fuerzas a favor de los trabajadores pero que fue frenada por el sindicato con el argumento de mantener la “legalidad” que en definitiva fue violada por la propia patronal al cerrar la planta en un claro lock uot .

No podemos confiar en que esta patronal reincorpore a los compañeros dentro de seis meses. Porque ellos nunca respetaron los acuerdos ni la legalidad. No podemos confiar en la justicia, porque siempre resuelve en contra de los trabajadores y a favor de los patrones.

Además en el acuerdo la patronal logró imponer una "paz social" hasta el 2005, para atarles las manos a los trabajadores durante meses. Por ejemplo en el caso de que la justicia se expida en contra de los compañeros suspendidos y queden despedidos. Estos compañeros que muchos reconocían como la futura comisión interna estarán afuera cuando la patronal intente rediscutir el convenio colectivo.

Desde el PTS opinamos que esta lucha es una gran experiencia para los trabajadores, pero las conclusiones que se desprenden son en primer lugar que la dirección del SUTRAQYP fue negociando cada una de las reivindicaciones y acordando la “paz social” hasta el 2005 para impedir que la lucha se siga desarrollando y mantener a los trabajadores callados mientras la patronal aumenta sus ganancias y avanza sobre las conquistas. Ninguna “paz social” con la patronal puede se algo bueno para los trabajadores, el derecho a iniciar medidas de lucha no puede ser negociado.

Mediante el paro regional, la coordinación y extendiendo el apoyo de la comunidad, se hubiera podido lograr que todos estén adentro y no perder ninguna conquista. Hay que continuar esta lucha, por la anulación de las causas penales, y que todos los compañeros queden adentro.

Junto con esto es necesario iniciar una gran campaña unitaria por la reincorporación inmediata de los 6 compañeros y el desprocesamiento de todos los luchadores del cordón. Ninguna “paz social” con los patrones. Porque sólo con la lucha y la organización desde las bases lograremos la reincorporación de todos los compañeros.

Temas Relacionados: Movimiento Obrero









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota