Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
18 de octubre de 2017

Elecciones

Rechazo activo a estas elecciones

Por un Frente de Trabajadores y Asambleas

07 Feb 2002   |   comentarios

Una de los principales resultados de las jornadas revolucionarias de diciembre de 2001 fue la aceleración de la bancarrota de los principales partidos políticos en los que se basó el régimen de hambre y saqueo desde 1983.
El centenario radicalismo acabó con el espectro que quedaba de él a través de unas internas que más bien se parecieron al fallido aterrizaje del Columbia.
En el PJ se terminó de blanquear la ruptura de tres fracciones irreconciliables. Sería un tanto superficial limitar la causa sólo a una simple lucha por el poder. La división tiene explicación en los cambios estructurales que ha venido sufriendo la economía y los distintos bloques dominantes. Particularmente la disputa entre el campo de la burguesía beneficiada con la devaluación y el viejo bloque de los bancos y las privatizadas.
No obstante la lucha por el manejo de millonarios negociados a través de los “espacios de poder” también existe. El desaire de Chiche Duhalde a Solá en la provincia de Buenos Aires empantana los planes del gobernador para quedarse con el domino de la provincia y la subordinación de la patota duhaldista. En los próximos días se aclarará si al ex Secretario de Estado de Menem la patota le bajó el pulgar o simplemente le está imponiendo límites para disciplinarlo.
La bancarrota y división de los viejos partidos burgueses de masas es una de las expresiones más elocuentes de la crisis de hegemonía burguesa después del 19 y 20 de diciembre de 2001, una crisis de proporciones históricas.
Romper el equilibrio inestable
“El cuadro general es una suerte de empate estratégico que desangra a todos los contendientes y alarga en el tiempo la crisis de poder y el proceso revolucionario en curso, con sus naturales flujos y reflujos”, afirmamos en la revista Estrategia Internacional (EI n° 19, Enero 2003). Esto es así porque la gran masa del pueblo trabajador no ha sabido aún volver a aprovechar la crisis de los de arriba para superar en forma revolucionaria las limitaciones del 19 y 20. El gobierno ha utilizado no pocos recursos para contener a una de las fuerzas sociales esenciales en aquellas jornadas revolucionarias.
Pero la clave para explicar este equilibrio inestable es la no entrada en escena de los grandes destacamentos obreros, de la industria y los servicios, que aprovechando la crisis histórica de los de arriba podrían paralizar al conjunto de la economía capitalista y su gobierno mediante la huelga general.
Luchar por promover y potenciar la autoorganización y la democracia directa de la clase trabajadora y el pueblo pobre es de una cuestión de vital importancia para toda la izquierda revolucionaria. Si un pequeño sector de obreros como por ejemplo los de Zanon y Brukman pueden acaparar la atención de la mayoría de los luchadores, ¿qué pasaría si un 10 o un 20% del movimiento obrero se plantease como objetivo soldar la unidad obrera y popular disputándole la base obrera a la burocracia sindical mediante la elección de dirigentes honestos y combativos en las internas y cuerpos de delegados e impulsar coordinadoras de lucha? En lo inmediato, junto a una campaña masiva por la derrota imperialista en Irak, la lucha común de ocupados y desocupados por trabajo genuino para todos, mediante la imposición de un plan nacional de obras públicas y el reparto de las horas disponibles de trabajo, y un aumento generalizado de salarios al nivel del costo de una canasta familiar, deberían ser algunos de los grandes ejes de agitación en este camino.
Si la clase dominante no es despojada del poder estatal, tarde o temprano volverá a recomponerse y asestará nuevos golpes y nuevas derrotas a las masas.
La trampa electoral
La salida electoral no sólo devela, sino que potencia las disputas en el seno de la clase dominante y sus voceros políticos. Pero, en estas circunstancias, es el único mecanismo posible que tiene la burguesía para intentar comenzar a recomponer su herido régimen de dominio. Como afirman los principales gurúes del capital financiero internacional, “el problema argentino es esencialmente un problema político”. La difícil tarea que tendrá por delante el próximo gobierno será la de intentar recomponer el conjunto de los negocios capitalistas al servicio de alguno de los polos de poder de la burguesía, volver al pago periódico del conjunto de la deuda pública, con la proyección de acabar y/o cooptar a los movimientos de autoorganización surgidos o potenciados a partir del 19 y 20 de 2001.
La camarilla que ocupa la Rosada está jugada a la realización de las elecciones el 27 de abril: el acuerdo con el FMI y el clamor de la gran burguesía así se lo impone, aunque no se puede descartar de plano que la indefinición de las internas del PJ ponga en tropiezos al plan.
La izquierda a la zaga del régimen y su trampa
Que todas las elecciones burguesas son “una trampa”, para los revolucionarios es una verdad de perogrullo. Los marxistas siempre denunciamos el papel de esta democracia y sus elecciones que sólo permiten a los trabajadores elegir quien será su propio verdugo cada dos o cuatro años, realidad que las clases explotadas argentinas venimos sufriendo desde hace dos décadas. No obstante en determinadas condiciones damos la batalla también en ese terreno para denunciar su carácter de clase, agitar un programa revolucionario e impulsar la independencia política de los trabajadores con la presentación de candidatos hasta, si fuera posible, la conquista de una tribuna parlamentaria.
De esta definición general trata de agarrarse el MST para justificar su participacionismo en estas escandalosas elecciones montadas para que se queden todos, “normalizar” las instituciones de la democracia malheridas por la irrupción obrera y popular, en un intento para clausurar lo que se abrió en diciembre de 2001. “Es una herramienta de lucha para que la usen los trabajadores, como lo demuestra el papel de Vilma Ripoll en la Legislatura porteña”, afirman en su último periódico (AS, 30/1). Olvidan un “pequeño” detalle: las presidenciales de Duhalde son una de las elecciones más antidemocráticas de toda la historia nacional, donde sólo se eligen presidente y vice y la única “opción” en la segunda vuelta será por candidatos del PJ o del ARI. Más aún, su febril electoralismo va a contramano de fortalecer nuevos organismos de democracia directa, como las asambleas populares. En varias de éstas, los militantes del MST en franca retirada deben enfrentar a dentelladas los pronunciamientos por el rechazo a estas elecciones.
“La convocatoria electoral para marzo se limita al Ejecutivo, o sea que es una maniobra de perpetuación, no ya del régimen político, sino hasta de su personal, cotidianamente repudiado en las calles (...) Es necesario rechazar el ‘adelantamiento’ porque más que nunca se plantea que se vaya Duhalde y que el poder pase a una Asamblea Constituyente”, afirmaba hace seis meses Jorge Altamira (Prensa Obrera 761, 4/7/02). En aquel momento hasta la Carrió amenazaba con impulsar una “abstención revolucionaria”, por la escandalosamente antidemocrática convocatoria electoral, antes de reinsertarse sin penas ni gloria en el “viejo régimen”. Hoy, el dirigente del Partido Obrero afirma: “El abstencionismo no tiene una base programática propia, es un conjunto contradictorio que reúne las posiciones incluso más contrapuestas. No se trata de profundizar esta heterogeneidad y, por lo tanto, la confusión. La maduración política de un pueblo no consiste en otra cosa que en su homogenización creciente en torno a una estrategia. (P.O. 788, 23/1/03). Como afirmábamos en nuestro último número: “distinto de las elecciones de octubre del 2001 en las que el ‘voto bronca’ no era un factor de organización obrera y popular, ahora han surgido o se han fortalecido los actores que está planteado unificar en torno a enfrentar la trampa: las asambleas, los movimientos piqueteros, las empresas ocupadas y la izquierda” (LVO 114). Y eso ya está siendo demostrado con la inédita asamblea de los obreros de Zanon y la declaración de la Coordinadora del Alto Valle que convocaron a rechazar las elecciones municipales de la ciudad de Neuquén, y en numerosos pronunciamientos de asambleas e interbarriales de distintos puntos del país contra las presidenciales. Acaso el progresivo grito nacido en diciembre y posterior estandarte de las asambleas populares, “Que se Vayan Todos”, ¿no es una extraordinaria plataforma para aprovechar el repudio y la apatía popular hacia estas elecciones hacia la conformación de una alternativa de clase? A decir verdad, quien viene aportando a la “confusión”, es el PO. En Neuquén, mientras el principal agrupamiento de la vanguardia obrera y el activismo en la provincia se pronunciaba homogéneamente por enfrentar activamente la trampa del gobernador Sobisch, estos compañeros hacen un frente para presentar candidatos con su otrora archienemigo Patria Libre. Y la expresión máxima de “un conjunto contradictorio que reúne las posiciones incluso más contrapuestas” fue el acto que realizó PO junto al MIJD y el dirigente de Fedecámaras y aspirante a candidato por el PJ, Rubén Manusovich, alrededor de la consigna democrática de asamblea constituyente, es decir sin ninguna delimitación de clase.
Frente de trabajadores y asambleas por el rechazo activo a estas elecciones
El PTS impulsa activamente la constitución de un frente nacional de trabajadores y asambleas por el rechazo a estas elecciones presidenciales, como parte de su estrategia de fortalecer, generalizar y crear organizaciones representativas de lucha y su coordinación, embriones de poder obrero y popular que culminen con lo iniciado hace un año. Hay que extender el ejemplo de la Coordinadora del Alto Valle a escala nacional contra las elecciones del 27 de abril.
La multitudinaria Plaza del último 20 de diciembre adolece de una expresión política que podría canalizar y activar el masivo repudio a estas elecciones. Tenemos que construirla para dirigirnos hacia las grandes masas obreras y populares con una alternativa de clase que asimismo comience a discutir un programa de lucha, cuyas bases ya están inscriptas en los pronunciamientos y las experiencias de lucha de las fábricas bajo control obrero, las asambleas e interbarriales y los movimientos piqueteros combativos.
La constitución de un frente de clase de estas características, en la que se sumen organizaciones piqueteras, sindicatos e internas combativas, centros y federaciones estudiantiles y partidos de la clase obrera podría constituirse como el puntapié para convocar a un verdadero congreso nacional de todas las organizaciones en lucha, hacia la preparación de una huelga general que haga saltar por los aires al gobierno de turno y a este régimen de hambre.

Declaración ante las elecciones municipales de Neuquén Capital
Las organizaciones de trabajadores ocupados y desocupados abajo firmantes integrantes de la coordinadora regional, rechazamos la trampa electoral y denunciamos estas elecciones presidenciales y municipales como una maniobra de los gobiernos nacional, provinciales y municipales que intentan desviar el repudio de los trabajadores y el pueblo, su movilización y lucha imponiendo elecciones truchas para que se queden todos.
Ratificamos la resolución adoptada por la Coordinadora Regional del Alto Valle en el plenario del 10 de agosto del 2002, donde votamos que ante el llamado a elecciones presidenciales de Duhalde, después del asesinato de Dario y Maximiliano «rechazamos la trampa electoral y reivindicamos la acción directa para que se vayan todos, incluida la burocracia sindical». Por eso decimos que hay que romper la tregua y proponemos un rechazo activo a las elecciones municipales de Neuquén y llamamos a todas las organizaciones de trabajadores y populares a sumarse a esto.
Porque entendemos que la unidad se construye en la lucha y no puede ser impuesta por un calendario electoral. Porque la construcción de una herramienta política debe darse en la práctica común de lucha y producto de un debate profundo sobre qué política, qué programa y qué estrategia necesitamos.
Por esto entendemos que participar de estas elecciones es darle una legitimidad que los trabajadores y el pueblo no le dan.
POR MESA COORDINADORA DEL ALTO VALLE
M.T.D. NEUQUEN - RAMA SALUD DE ATE - JUNTA INTERNA HOSPITAL CASTRO RENDON - SOECN/ COMISION INTERNA ZANON/ OBREROS CERAMISTAS - AGRUPACION AMBAR DE ATEN CAPITAL - SINDICATO DE T.V - PTS - OJO IZQUIERDO

ASAMBLEAS RECHAZAN ELECCIONES DE ABRIL
En las distintas asambleas populares de todo el país, a medida que se acerca la fecha de las elecciones comienza a haber un rico debate sobre qué posición tomar ante la trampa electoral. En general la mayoría de los asambleístas se pronuncia por rechazar de plano el plan de salida de Duhalde para que se queden todos, con acalorados debates con los militantes de Izquierda Unida que participan activamente del mismo y con los compañeros del PO que se niegan a pronunciarse a la espera de una definición de su dirección partidaria.
Ya son varias las asambleas que se pronunciaron por el rechazo a estas elecciones y anuncian la realización de distintas actividades para enfrentar la maniobra continuista.
En la Capital Federal dos agrupamientos de asambleístas llaman a coordinar acciones y la asamblea del Cid Campeador convoca a una reunión unitaria para los próximos días.
Desde el PTS alentamos todas estas iniciativas y sostenemos la necesidad de conformar un Frente de Trabajadores y Asambleas por el rechazo a estas elecciones que desde una posición de defensa, fortalecimiento y extensión de los organismos de autoorganización surgidos después del 20 de diciembre de 2001 se convierta a escala nacional en una alternativa política, independiente de la patronal y sus partidos. Un Frente que comience a discutir un programa de salida a la crisis, en base a los distintos pronunciamientos y experiencias adquiridas en estos meses de lucha por las asambleas, interbarriales, fábricas bajo control obrero y movimientos piqueteros combativos.
Publicamos algunos de los varios pronunciamientos e iniciativas que han surgido en las últimas semanas desde el movimiento asambleario.

Capital Federal: Convocan a coordinar
Integrantes de asambleas barriales, organizaciones sociales, agrupaciones políticas, movimiento de desocupados y grupos de arte, llamamos a constituir un espacio de rechazo a las próximas elecciones presidenciales.
Después de la masacre de Avellaneda (26 de junio de 2002), el régimen de Duhalde comenzó una acelerada maniobra de recomposición de una legitimidad político-institucional que había saltado por los aires como fruto de la rebelión del 19 y 20 de diciembre de 2001, de la que nació la consigna popular “Que se vayan todos”
Estas elecciones están montadas para que se queden todos. Son elecciones donde no se puede elegir, solo se podrá optar por variantes políticas del régimen.
Frente a esta propuesta de ellos -los dirigentes de los partidos políticos del régimen, los banqueros, las grandes empresas, los jueces corruptos, los dueños de los medios de comunicación- es necesaria una respuesta de nosotros -los trabajadores y el pueblo- que sufrimos las consecuencias de una politica de saqueo y destrucción del país mantenida sin interrupciones desde 1976.
Es por ello que es necesario repudiar esta trampa, para que el futuro ocupante de la Rosada quede más debilitado para aplicar los planes anti-populares que exigen los empresarios que hundieron el país, el FMI y el Banco Mundial.
Por todo esto hacemos un llamado a movimientos sociales; M.T.D. de todos los grupos piqueteros; trabajadores de empresas recuperadas; asambleas y asambleístas vecinales y populares; agrupaciones sindicales; centros y agrupaciones estudiantiles, intelectuales y culturales; grupos, movimientos y partidos políticos, a juntarnos para hacer una gran campaña en este sentido.
Nos reunimos los días viernes a las 19:30 hs. en Colombres 25, Capital Federal.”
Adhesiones:
contracampaniaelectoral@yahoo.com.ar
La Matanza: Contra la Trampa
El sábado 1/2/03 se realizó en un predio de la zona un encuentro para empezar a organizar una campaña contra la convocatoria a elecciones presidenciales.
Este encuentro fue convocado por algunos asambleístas y contó con la presencia de más de 40 participantes, la mayoría miembros de las asambleas populares y también organizaciones como El Cimiento, A y L, Patria Libre, PTS, etc.
Se pueden sintetizar las diferentes posturas en la intervención de uno de los compañeros presentes que dijo: “nosotros queremos que se vayan todos pero ellos nos convocan a estas elecciones para cambiar solamente una figurita y así que se queden todos los demás, y estar en mejores condiciones para hacer lo que hasta ahora no pueden: derrotar el levantamiento del 19 y 20 de diciembre y aplicar todo lo que dicte el FMI”.
Luego se resolvió una próxima reunión para el domingo 9 de febrero, para conformar diversas comisiones como las de agitación, propaganda, para redactar un volante, designar un grupo de compañeros para que visiten otros espacios que se están conformando por el mismo motivo, como por ejemplo el de Colombres.
Corresponsal

Asambleas de Zona Sur en temperley: “¡Que se vayan todos!”
Ante la trampa electoral que está preparando el Gobierno para que lejos de que se vayan todos, se queden todos; en la Asamblea de Temperley se venía discutiendo sobre la posición que debían tomar las Asambleas ante estas elecciones restringidas, en donde el régimen trata de legitimar al próximo cipayo que gobierne para cargar la crisis capitalista sobre la espalda de los trabajadores y el pueblo.
Finalmente la Asamblea votó por mayoría por “no a la trampa electoral, boicot activo a estas elecciones”, discutiendo y aprobando la necesidad de llevar hasta las últimas consecuencias la demanda que nació después del 19 y 20 de diciembre del 2001 el “que se vayan todos”, preparando una gran campaña por el boicot activo con difusión a través de volantes, pintadas, comunicados y llamando a todas las organizaciones que están en lucha, desocupados, trabajadores de las fábricas ocupadas, sindicatos combativos, estudiantes, partidos de izquierda y las demás asambleas a que se sumen a tratar de debilitar al régimen metiendo una papeleta en las urnas con la consigna “que se vayan todos “ o, si fuera posible tirar abajo estas elecciones tramposas.
La idea de la Asamblea de Temperley es tratar de, junto a las organizaciones nacidas después del 19 y 20, preparar un Frente de acción por el boicot activo y podamos llegar a las masas, principalmente a aquellas que se reflejan en las encuestas que no creen en estas elecciones, para movilizarlas contra esta trampa.
La campaña por el boicot activo, para la Asamblea, está ligado a la necesidad de realizar un Congreso Nacional de todos los Sectores en Lucha, para poder llevar juntos esta tarea, como así también el problema del hambre, la desocupación, la re-estatización de todas las empresas privatizadas: que se vayan todos y tenemos que echarlos a todos.
El sábado 25 de enero empezamos a trabajar en esto, invitando en principio a todas las Asambleas de Zona Sur a discutir sobre las elecciones, y luego lo propondremos al resto de las organizaciones.
Las Asambleas que participaron fueron, Dock Sud, Bernal (que informarían a las Asambleas que se reúnen en Don Bosco), Lanús Este, Guillón, Claypole, Adrogué, Remedios de Escalada y Banfield. Se discutió sobre lo que significa presentarse a las elecciones hoy, y de por qué el Gobierno intenta llevar a las masas al terreno de las elecciones tramposas. En algunos casos de las Asambleas invitadas no lo habían discutido todavía y en otros no lo habían definido aún. Los representantes de estas Asambleas se comprometieron a llevar la discusión a sus Asambleas para definirlo, pero la mayoría de ellos, a título personal, están de acuerdo con la campaña por el boicot y Banfield se pronunció por rechazar las elecciones sólo con el voto en Blanco.
Los compañeros de Adrogué y Claypole criticaron a quienes siendo de la izquierda se presentan a las elecciones, al PC y MST que entran en el juego del régimen y al PO por no definirse. Quedamos en continuar la discusión el 8 de febrero en Adrogué y quienes estemos de acuerdo empezaríamos a repartir volantes explicativos, realizar pintadas, o las propuestas que surjan y conectarnos con las demás organizaciones. También estamos planeando participar en una Asamblea General de Asambleas de Capital y Provincia.
Diego, Asamblea de Temperley

Temas Relacionados: Elecciones









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota