Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
21 de octubre de 2017

La Verdad Obrera N° 560

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

CONTRA EL GIRO DERECHISTA DEL GOBIERNO Y LA TREGUA DE LA BUROCRACIA SINDICAL

Pongamos en pie un polo del movimiento obrero combativo

06 Mar 2014   |   comentarios

El Encuentro Nacional del Sindicalismo Combativo tiene convocantes de lujo: los petroleros de Las Heras condenados (Ramón Cortés será parte de la mesa), centenares de dirigentes y delegados docentes en lucha de todo el país que quieren defender en serio el salario frente a las propuestas provocadoras del gobierno, los jóvenes delegados y trabajadores metalúrgicos de Liliana (Rosario) que enfrentan los despidos, los y las obreras de Kromberg junto a las Comisiones Internas y delegados de la Interfabril de Pilar que vienen de bloquear el Parque Industrial, los municipales de Jujuy encabezados por el SEOM que enfrentan persecuciones y represión, los metalúrgicos de Córdoba en lucha, las Comisiones Internas combativas de las principales empresas industriales imperialistas como Kraft, Pepsico, Coca Cola, Donnelley, Lear, Worldcolor, los ferroviarios del Sarmiento y el Roca que se oponen a la burocracia responsable del asesinato de Mariano Ferreyra, los delegados y activistas de la oposición clasista del Subte, dirigentes y activistas de Zanon, la Junta Interna del Hospital Castro Rendón de Neuquén que vienen de una larga y dura batalla, los trabajadores del INDEC que enfrentan la patota K, y muchos sindicatos, internas y delegados más.

Todos ellos necesitan este Encuentro para rodear de solidaridad y apoyo sus luchas, en momentos en que se redobla el giro a la derecha del gobierno, cuya máxima expresión fue el discurso de Cristina en el Congreso, donde defendió y justificó el ajuste antiobrero y antipopular. Donde se dedicó a atacar a los docentes y justificó la escandalosa condena a los petroleros de Las Heras, contando una historia truculenta sobre los hechos, apoyada en sus afirmaciones por el impresentable de Aníbal Fernández, uno de los responsables de la masacre del Puente Pueyrredón, el mismo que dijo que Julio López estaría en lo de su tía. También se dedicó a atacar a la izquierda, en particular a nuestro partido, el PTS, como una muestra más de criminalizar las inevitables protestas y movilizaciones que surgirán enfrentando el ajuste. Los derechistas antiobreros del PRO y toda la oposición patronal, los monopolios, los banqueros, los empresarios y toda la patronal, es decir, todos nuestros enemigos, aplauden a rabiar el giro del gobierno. Desde el Encuentro levantaremos la voz de los sectores combativos del movimiento obrero para denunciarlo.

Este Encuentro es una necesidad en momentos que los burócratas sindicales como Moyano, Barrionuevo, y los recontralcahutes de Yasky y Caló, dejan pasar el ajuste antiobrero. La convocatoria denuncia claramente “la pasividad de las diversas centrales sindicales, donde sus dirigentes, parte de la burocracia sindical, dan una tregua a empresarios y gobiernos y se reúnen con políticos patronales, ajenos a los intereses de los trabajadores y apoyan e integran sus listas partidarias”. “Al no darle continuidad al paro nacional del 20 de noviembre del 2012, que fue contundente, con un nuevo paro y un plan de lucha nacional unificado, la CGT y CTA dejan pasar el ajuste”. Critica incluso la política de “un consejo económico y social, con la que insisten sectores de la oposición política y sindical, cuyo objetivo es maniatar la lucha del movimiento obrero”, que han planteado la CTA Micheli y el FAP.

Frente a la burocracia sindical, la convocatoria defiende los métodos tradicionales del movimiento obrero combativo: “unirse en la acción y a coordinar”, basarse en “asambleas en los lugares de trabajo, en el camino de recuperar los sindicatos”. El Encuentro será un polo para impulsar la necesidad de un paro nacional, como el primer paso de un plan de lucha que culmine con la derrota del ajustazo e imponga los reclamos de los trabajadores.

El éxito y la masividad del Encuentro del próximo 15 de marzo en Atlanta es el gran desafío que tenemos por delante.

Sabemos que tenemos importantes diferencias entre las corrientes políticas a las que pertenecemos los convocantes, por ejemplo frente a las convocatorias que ha realizado Hugo Moyano y su CGT, por lo cual no es el objetivo formar una corriente común. Vamos a golpear juntos pero marchando separados.

La gran mayoría de las organizaciones de izquierda apoyan esta convocatoria. Sólo el PO se ha negado a ser parte de la convocatoria, presentando al Encuentro como un supuesto bloque político que competiría con el Frente de Izquierda. Su insólita propuesta era que el FIT, un frente electoral, sea el convocante exclusivo del Encuentro, por encima de los sindicatos e internas combativas. Por el contrario, el FIT, si queremos que se fortalezca, tiene que alentar estos reagrupamientos para la lucha y la coordinación, y no pretender subordinarlos o limitarlos a un solo punto (como ocurrió con los plenarios del SUTNA). El propio FIT es un frente electoral de la izquierda obrera y socialista con un programa de independencia política de los trabajadores, lo cual defendemos y defenderemos, pero que no ha podido avanzar en una intervención común en la lucha de clases, tanto porque rechazaron nuestras propuestas en este sentido, y porque han surgido importantes diferencias frente a hechos como los motines policiales (que llevó a dos marchas el 19 y 20 de diciembre pasados). Más risueño es aún ese planteo de los supuestos defensores del FIT cuando acuerdan en secreto, de espaldas al FIT, con la CTA Micheli.

Así como en cada gremio se unen sectores antiburocráticos, como hicieron hace poco los docentes de todo el país, incluidas todas las corrientes de izquierda, ¿por qué hay que respetar las “fronteras” de cada gremio que nos impone la patronal y la burocracia sindical? ¿Desde cuando dar pasos en la coordinación sólo es posible si hay “acuerdos estratégicos”? En Jujuy, el PO mantuvo un bloque llamado FOI (Frente de Organizaciones Independientes) con la corriente del Perro Santillán, desde el 2009 al 2012, al menos. Salvo en casos puntuales “de conveniencia” como este (sin ningún “acuerdo estratégico”), siempre se han negado a dar pasos en la coordinación de los sectores combativos del movimiento obrero.

Los sectores combativos y antiburocráticos que harán grande este Encuentro sabrán distinguir los puntos en común expresados en la convocatoria, del programa y perspectiva de conjunto que delimita a cada corriente u organización. El Encuentro será así un paso importante no sólo como polo de lucha frente al gobierno, la burocracia sindical y todas las variantes patronales, sino como experiencia política de los dirigentes y activistas que se proponen desarrollar el clasismo en el movimiento obrero.

Temas Relacionados: Movimiento Obrero









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota