Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
Jueves 8 de Diciembre de 2016
08:48 hs.

La Verdad Obrera N°604 EDICIÓN ON LINE

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

Paso a lo nuevo

24 Jul 2015   |   comentarios

El ajustado triunfo del PRO en la elección de CABA frente a Losteau sorprendió a muchos. Ningún encuestador la pegó. Le daban una ventaja grande a Rodríguez Larreta que no se concretó. Es evidente que los que votaron por Recalde se inclinaron contra el macrismo en el balotaje.

El ajustado triunfo del PRO en la elección de CABA frente a Losteau sorprendió a muchos. Ningún encuestador la pegó. Le daban una ventaja grande a Rodríguez Larreta que no se concretó. Es evidente que los que votaron por Recalde se inclinaron contra el macrismo en el balotaje.

El voto en blanco fue del 5%. Una cifra interesante. Myriam Bregman (y también Zamora) llamó a votar en blanco en cuanto espacio tuvo para expresarse. Fue un acierto ya que mostró que la izquierda, con hegemonía del Frente de Izquierda, es un factor actuante en la vida política.

El PRO perdió las elecciones en Santa Fe, Córdoba y ganó raspando en CABA, su lugar histórico. Macri cambia su discurso y se aproxima al del kirchnerismo, reivindicando a Aerolíneas estatal y la Asignación Universal por Hijo.

Massa se entusiasmó con el relativo fracaso del PRO pero no pudo frenar el éxodo de algunos aliados hacia las huestes de Scioli. Es el caso del burócrata Rodolfo Daer que se había alineado con Massa y se dio vuelta de un día para otro y dejó pagando a todos sus referentes de la Verde del sindicato de la alimentación que se habían hecho massistas.

Scioli siente que con la debacle del macrismo, su chance se agranda ya que la polarización se diluye. Pero mientras festeja la despolarización que lo encaminaría a la presidencia, para el kirchnerismo es más difícil presentar a Daniel como el mal menor. Además, el oficialismo no ve con buenos ojos un triunfo contundente que le facilite a Scioli la emancipación rápida del Frente para la Victoria.

En este marco, Scioli viajó a Cuba a abrazarse con Raúl Castro y a querer hacerse el progre. Ni él se la cree que es “nacional y popular”. El carácter de su gobierno queda al descubierto frente a los conflictos como el de la 60 y de Cresta Roja. Ahí los trabajadores están en lucha desde hace semanas para mantener sus puestos de trabajo, contra los despidos discriminatorios y contra el ataque a sus condiciones laborales (ver nota en esta edición). En ambos conflictos la burocracia sindical está del lado de las patronales. Y un tema no menor es que esos mismos burócratas peronistas apoyan a Scioli.

La fusión con la clase obrera se da en las luchas

La Panamericana fue el jueves 23 testigo de la unidad de los combativos choferes de la 60 junto a los gráficos de Worldcolor y de Madygraf (ex Donnelley) que pelean por sus fuentes de trabajo y fueron acompañados por centenares de trabajadores solidarios (ver nota).

Es en esos conflictos donde se foguea una nueva vanguardia que se entrelazan con las viejas camadas de luchadores con experiencia. Y donde las ideas de izquierda son cada vez mas aceptadas.

Además muchos trabajadores y jóvenes kirchneristas no se sienten representados por el actual gobernador de Buenos Aires. Y aunque no coincidan con la izquierda, piensan para las PASO votar al Frente de Izquierda como forma de protesta. No es una especulación, muchas encuestas muestran esta tendencia.

Hubo una reunión excepcional en Pacheco, el jueves 23. Ahí se juntaron centenares de delegados, activistas que son parte de la mesa político sindical que apoya a la Lista 1A del Frente de Izquierda, la que encabeza Nicolás del Caño. Muchos de los presentes eran los candidatos mecánicos, de alimentación, gráficos, metalúrgicos, maestras y de muchos gremios más que pueblan esa lista del FIT en la estratégica sección primera, la del Norte y parte del Oeste del GBA. Estuvieron invitados los choferes de la 60 (ver nota). Horas antes habían compartido la jornada de lucha con el corte de la Panamericana a la altura de la ruta 197. No es casualidad que la mayoría de los oradores del acto final en la Pana estuvieran en el plenario de apoyo a Nicolás del Caño.

Que la izquierda pegue un salto para enfrentar al ajuste

Las luchas obreras seguirán porque el ajuste de alguna manera ya comenzó, y cuando los economistas y candidatos patronales hablan de devaluación, o recortes es que están pensando que la crisis la paguemos los trabajadores. Sea con devaluación del peso frente al dólar o con la inflación licuan nuestro salario. El parate del crecimiento ya genera aumento de desempleo, y hay cierres y despidos. Por eso son largas las colas de jóvenes buscando trabajo cuando alguna empresa pone un aviso.

El salario mínimo será de $6000. Demasiado mínimo como tituló La Izquierda Diario. Claro, si la canasta familiar se estima en más de $14.000 es casi una burla. Después de 12 años de kirchnerismo las patronales se la siguen llevando en pala y la mitad de los trabajadores (muchos en negro) no llegan a esos $6000.

Hay que preparase desde ahora. Fortaleciendo la organización y la coordinación, apoyando las luchas (como hacen los diputados del PTS en el FIT), y llevando las ideas de la izquierda combativa y revolucionaria a esos luchadores.

En algo más de dos semanas serán las PASO. Las elecciones internas donde es necesario superar el 1,5% de los votos para pasar a octubre donde sí se elegirá el presidente y diputados y a gobernadores, intendentes y concejales en algunas provincias.

El Frente de Izquierda por primera vez tiene 2 listas en las PASO. La 1A que encabeza Nicolás del Caño- Myriam Bregman y la 2U de Altamira-Giordano.
El PTS ha propuesto que haya un debate abierto, público, “de cara a los votantes de todo el país y eso solo puede hacerse por TV y no en una universidad como propone Pitrola” reafirmó Christian Castillo candidato a gobernador por la Lista 1A.

"El FIT obtuvo más de un millón de votos hace dos años y hay un debate en curso sobre cuál debe ser la orientación del Frente en el próximo período, en el que intentarán nuevos ajustes contra el pueblo trabajador, como proponen Scioli, Macri o Massa. (…) No tenemos que tener miedo de debatir cómo el Frente de Izquierda pega un nuevo salto político y se convierte en un instrumento de lucha esencial para los trabajadores y el pueblo. Nuestra lista tiene propuestas para fortalecer el FIT y queremos intercambiarlas públicamente con el resto de los componentes del Frente. Por eso Del Caño le planteó el debate público a Altamira" completó Castillo.

El 9 de agosto votá la LISTA 1A del Frente de Izquierda. La lista de Nicolás del Caño, que salió segundo en Mendoza con el 17% de los votos y le ganó al candidato de Scioli. Llevemos esa experiencia de Mendoza a todo el país. Para que la izquierda pegue un salto, cambiá. Vota la lista que quiere renovar y fortalecer el Frente con la fuerza de los trabajadores, la mujer y la juventud.

Temas Relacionados: Nacional , Elecciones , Frente de Izquierda









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota