Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
19 de septiembre de 2018

La Verdad Obrera N° 403

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

EL SINDICATO DEL SUBTE YA ESTÁ INSCRIPTO

Para que la UTA no negocie en nuestro nombre, ahora vamos por la personería gremial

02 Dec 2010   |   comentarios

En la tarde del jueves 25, después de dos años de vencidos los plazos legales, el ministro Tomada firmó la inscripción de Sindicato del Subte, lo que despertó la alegría de todos los compañeros que hace tiempo lo venimos reclamando. No le quedaba otro camino. Hace dos meses un fallo de la Cámara Nacional del Trabajo ordenaba la inscripción y Tomada sabía que si no firmaba antes del 26 de noviembre no iba poder impedir un nuevo paro hasta arrancarle la firma. Es un triunfo de todos los compañeros que perseveramos estos dos años, peleando y fortaleciendo la organización a pesar de las trabas que nos ponía la empresa y el Ministerio de Trabajo.

Ahora tenemos que lograr conquistar contra la conducción burocrática y patotera de la UTA -que nada tiene que envidiarle a la de la UF asesinos de Mariano Ferreyra-, la representación que nos permita negociar nuestras condiciones laborales y salariales. Sólo de esta forma vamos a lograr nuestros reclamos contra esta burocracia que recibe una buena tajada por firmar todos los años lo que Metrovías, la Secretaría de Transporte y los funcionarios el gobierno le dictan.

Nuevas trampas

Al resolver la inscripción - para ratificar su compromiso con la UTA - el ministro Tomada determina que la misma será “conforme lo establecido por el inciso ´C´ del art. 10 de la Ley 23.551”. Esto quiere decir que pretende encuadrarnos como sindicato de empresa, buscando poner así trabas adicionales a la lucha que se viene por quitarle a la burocracia de Fernández y compañía la personería gremial. En el próximo plenario dedelegados, tenemos que impedir que esta nueva maniobra pase.

Así como el ministro confirma así su clara intención de proteger a la UTA, tenemos que avanzar en un mayor grado de organización y movilización de nuestros compañeros, para sentar un nuevo triunfo para los trabajadores del subte que luchamos contra la burocracia sindical.

Los próximos pasos para fortalecer nuestro sindicato

Desde el punto de vista de la voluntad de la mayoría de los trabajadores y su cuerpo de delegados, hace tiempo que somos un sindicato.

Conquistada la simple inscripción tenemos que dar los pasos necesarios para fortalecer nuestro sindicato, continuar agrupando y afiliando compañeros, peleando por terminar con las tercerizadas, extendiendo nuestra influencia a todos los trabajadores. Pero fortalecernos también implica superar los errores cometidos, basados en la confianza en el Ministerio de Trabajo y su pretendida neutralidad por parte de un sector del cuerpo de delegados; los acuerdos por arriba con sectores afines al gobierno y el debilitamiento de la asambleas como instancia democrática de los trabajadores.

Necesitamos votar un estatuto opuesto al de la UTA, que contemple la proporcionalidad, donde el cuerpo de delegados no sea un órgano consultivo sino que cuente con plenos poderes como fue nuestra tradición. Por la revocabilidad de los mandatos y dirigentes que trabajen, entre otros puntos.

Hace falta sostener una política de independencia de las instituciones políticas de la patronal y de la influencia de su gobierno que sistemáticamente presionan por compromisos que debilitan nuestra lucha y nos alejan de los compañeros. Hace falta una política discutida con el conjunto de los trabajadores (no como el ingreso a la CTA votado por un puñado de delegados sin mandato) tendiente a lograr el apoyo mutuo con las organizaciones obreras combativas.

Este es el desafío inmediato, ya que la inscripción del sindicato nos pone ante la necesidad de normalizarlo, votando un nuevo estatuto, un programa y una nueva Comisión Directiva.

Recordemos que hoy tenemos un estatuto confeccionado al sólo efecto de facilitar la aprobación del mismo por parte de Tomada, el ministro amigo de los burócratas que supo ser abogado de la Unión Ferroviaria (es decir, presentamos formalmente un modelo de estatuto tipo CGT, con expulsiones sumarias, sin representación proporcional de las minorías, entre otras cosas, que obviamente no podemos mantener como sindicato democrático).

Por todo esto, después del triunfo que conseguimos con la firma de la inscripción, debemos iniciar el debate para fortalecer nuestra organización y buscar todo el apoyo necesario para conquistar por la personería gremial plena para la AGTSyP, poniendo un nuevo jalón en lagran experiencia por la que hemos luchado todos estos años.

Temas Relacionados: Movimiento Obrero , Ciudad de Buenos Aires









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota