Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
22 de octubre de 2017

Juventud

La toma del rectorado en momento de definiciones

Para ganar necesitamos un centro democrático y para la lucha

20 Nov 2002   |   comentarios

La toma del rectorado de la UBA ha despertado la ira de los sectores más reaccionarios de la universidad, que han visto en esta y en la elección directa en Sociología una amenaza a sus posiciones de poder y a sus privilegios. En el debate público establecido en este mes se perfilaron claramente dos tendencias irreconciliables: por un lado los que nos plantemos una profunda democratización de la universidad y abrir sus puertas a las mayorías trabajadoras; del otro los cómplices del hundimiento nacional dispuestos a defender como sea sus espacios de poder. Es por eso que esta toma concentró la atención de toda la comunidad universitaria y de los medios de prensa. Si bien no consiguió convertirse en una lucha del conjunto del movimiento estudiantil, que se mantiene más bien pasivo, este conflicto a dejado al descubierto las principales contradicciones que enfrenta en régimen universitario y las camarillas que lo sostienen. La experiencia acumulada este año por los compañeros de Sociales será de vital importancia a la hora de preparar los próximos episodios de lucha, más aún luego de conocerse que el presupuesto universitario sufrirá un recorte el año que viene de 140 millones. Los centros de estudiantes no estuvieron a la altura de las circunstancias y la FUBA, a pesar de que apoyó, demostró su escaso poder de convocatoria. Dentro de este cuadro la toma de los compañeros de Sociales ha tenido el mérito de mantenerse hasta ahora 35 días y poner este conflicto universitario y sus demandas[1] (que el rector se niega a escuchar) en el centro del debate político.
Lanzada en forma irresponsable y aventurera por el MRS (conducción del centro integrada por El Mate, la CEPA, el PC, Venceremos) como una mera maniobra electoral la toma fue cobrando vida por la participación de cientos de compañeros activistas que vieron la legitimidad de los reclamos y empezaron a trabajar para ganar. Pero cuando esta se empezó a convertir en una lucha en serio, ardua, complicada, se asustaron y empezaron a buscar la forma de sacarse el “fardo de encima”.

La borrada del MRS

En esta etapa de definiciones el MRS hace lo que mejor sabe hacer: la ya conocida GRAN BORRADA, para lo cual utilizan hoy la maniobra de un plebiscito “trucho”. ¿Qué preguntan en el plebiscito? Nada de medidas de lucha, nada de cómo seguirla. Nada de eso, los “demócratas” del MRS se limitan a preguntar si los estudiantes están de acuerdo o no con levantar la toma el martes 26. Están rifando en forma totalmente irresponsable un mes de lucha, dejando la resolución de nuestro conflicto en manos del “democrático” Consejo Superior de Etcheverry y los radicales de Shuberoff. Le exigen a aquellos que repudiaron sistemáticamente nuestra lucha, que “actúen como el Consejo Superior de todos los universitarios”. Hace quince días el Consejo Superior exigió “la desocupación del rectorado y el cese de toda medida de fuerza”. Con el verso del plebiscito el MRS tan sólo se dispone a llevar adelante dócilmente el mandato de Etcheverry, ya que no sólo plantea levantar la toma sino que no propone ninguna otra medida de lucha, tal cual lo ordenó Jaim. Este plebiscito ha sido organizado en contra de resoluciones de asambleas que explícitamente rechazaron la posibilidad de plebiscitar el levantamiento o no de la toma. A no olvidarse: son los mismos que boicotearon la elección directa en Sociología, desconociendo el mandato de asambleas masivas y de 1221 compañeros que votaron en la elección. Con esta actitud han roto en forma criminal la unidad lograda en base al método de la asamblea, única posibilidad de llevar una lucha hasta la victoria. Han jugado para Etcheverry y sus cortesanos. Gastaron todas sus energías durante este mes, no en proponer una política para ganar, sino en boicotear cada medida votada por las asambleas. Hoy por hoy, sólo la asamblea sostiene efectivamente la toma contra la traición abierta del MRS. Ante esto, los estudiantes y agrupaciones que bancamos la toma y defendemos los cinco puntos, estamos dando una fuerte pelea para derrotar esta maniobra, discutiendo de cara a todos los estudiantes cómo seguimos está lucha y cuáles son los pasos que nos pueden permitir alcanzar un triunfo a pesar de la traición del MRS.

Una consulta para organizarnos desde los cursos

En una asamblea de urgencia se decidió repudiar esta maniobra del MRS. Al mismo tiempo se ha decidido consultar a los cursos pero con un debate abierto para que todos puedan plantear su propuestas alternativas. Desde la asamblea se entendió que era oportuno desenmascarar la maniobra con la cual se nos pretende hacer quedar como intransigentes, demostrando que no es la ocupación del rectorado la que impide una resolución al conflicto sino la oposición del Consejo Superior, por eso la propuesta que se está llevando desde la asamblea a los cursos es la siguiente: suspender temporalmente la toma el miércoles 27 a la mañana mientras dure la reunión de Consejo Superior y luego realizar una asamblea, por la noche, donde se discutan los pasos a seguir. Queremos que verdaderamente hasta el último estudiante de la facultad pueda opinar como seguimos para ganar. Nosotros creemos que una verdadera participación de los cursos se puede dar mediante un cuerpo de delegados de cada comisión que discuta y decida todo lo que hace al funcionamiento del centro de estudiantes. El MRS ha estado permanentemente en contra de esta propuesta, y el final de las clases hace imposible su concreción hoy. Pero sí es imprescindible que la resolución y la continuidad de este conflicto se debata profundamente en cada curso y en las asambleas para garantizar que todo lo que avanzamos en este mes no se pierda. Ante la borrada escandalosa del MRS tenemos que discutir entre todos como seguimos esta lucha, que no se agota en la toma del rectorado, y cómo nos damos una organización que verdaderamente nos sirva para luchar. Es, en este sentido, fundamental la participación de todos los compañeros en la asamblea que se va a realizar en viernes en el rectorado.
El “viejo centro” caducó. Por una comisión provisoria de estudiantes que asuma la conducción
Esta claro que esta lucha no termina con la toma. Por eso es necesario construir un centro de los estudiantes y que nos sirva para ganar las próximas luchas. El MRS no sólo está boicoteando la lucha y traicionando las asamblea sino que el mandato de su “viejo centro” ha caducado. Mientras se retiran con la cola entre las patas del rectorado siguiendo las ordenes de Jaim se quieren perpetuar en el centro de estudiantes durante casi seis meses más. Ellos mismo debieran reconocer que no son más la conducción del centro de estudiantes. Nosotros luchamos por centros de estudiantes democráticos, basados en cuerpos de delegados, asambleas y otras instancias democráticas. Centros que no se dediquen a hacer plata con los apuntes de los estudiantes sino que sean un canal de participación para cientos de compañeros, donde participes todo el año y no te piden que participes sólo para levantar la toma. En esta lucha ha quedado de manifiesto, como antes había pasado con la elección directa en Sociología, que con un centro así no se puede encarar ninguna lucha seria. Tenemos que votar ya una Comisión Provisoria de estudiantes, integrada por las agrupaciones y con mayoría de estudiantes independientes que asuma transitoriamente la dirección del centro. Esta comisión tendría que convocar a las próximas elecciones y también e una estatuyente que discuta que tipo de centro de estudiantes necesitamos. El “viejo centro” burocrático del MRS ya ha caducado su mandato y no tiene ninguna legitimidad, tenemos que construir un centro verdaderamente democrático y para la lucha.

Martín Ogando
En Clave ROJA en Tesis XI
----------------------------------------------------------------------------
[1] 1- Un nuevo edificio para Ciencias Sociales; un aumento del presupuesto de la facultad; el retiro del rectorado como querellante de los estudiantes Martín Ogando y Sergio Salgado; la no intervención en la carrera de Sociología; mantenimiento y extensión de las becas de ayuda económica.

Temas Relacionados: Juventud









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota