Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
19 de septiembre de 2017

Internacional

Polémica con Marcelo Birmajer

Ofensiva israelí contra Gaza: ¿quiénes son los responsables?

22 Jul 2014   |   comentarios

El escritor argentino Marcelo Birmajer acaba de publicar una opinión en el diario Clarín sobre los acontecimientos que tienen lugar en la Franja de Gaza. Su posición, completamente pro sionista y antipalestina, está llena de mentiras y tergiversaciones que nos parece importante poner a la luz.

El escritor argentino Marcelo Birmajer acaba de publicar una opinión en el diario Clarín sobre los acontecimientos que tienen lugar en la Franja de Gaza. Su posición, completamente prosionista y antipalestina, está llena de mentiras y tergiversaciones que nos parece importante poner a la luz.

Con increíble soltura, este escritor comienza por calificar la situación de “guerra” dando una falsa idea de un enfrentamiento equilibrado entre dos fuerzas armadas. El Estado de Israel es la cuarta potencia militar del planeta, y potencia nuclear, armada y financiada por EE. UU. desde su fundación en 1948 cuando desató la violencia contra el pueblo palestino expulsándolos de sus tierras ancestrales.

La organización islamista HAMAS es una milicia que solo cuenta con armamento liviano, no tiene aviación, ni flota, ni blindados, ni tanques ni artillería pesada. Su armamento consiste en armas para infantería, y artillería básica como obuses y los rudimentarios misiles Grad y M75, entre otros, que tienen escaso poder destructivo, son de antigua fabricación rusa y poco alcance (solo los M75 llegan a ciudades importantes de Israel y son interceptados en su mayoría por las baterías patriots del escudo antimisiles israelí Cúpula de Hierro).

Que esta es una lucha completamente desigual entre un Estado guerrerista armado hasta los dientes y una milicia irregular es un hecho más que evidente para cualquiera que lea las noticias de forma mínimamente objetiva, y por lo que ha entrado en el concepto universal (inaugurado por EE. UU. en sus invasiones a Afganistán e Irak) de “guerras asimétricas”.

Argumentos del extremismo sionista antipalestino

Birmajer acusa a Hamas de atacar blancos civiles israelíes y hasta de usar a los civiles palestinos como escudos humanos. Exactamente las mismas cínicas acusaciones del asesino Gobierno de Netanyahu y de sus aliados incondicionales de la Casa Blanca en Washington. ¿Se olvida Birmajer de que esta incursión en la Franja de Gaza del Ejército sionista fue precedida por once días de bombardeos salvajes sobre la población civil, que se cobró la vida de doscientas setenta personas y más de mil quinientos heridos? ¿Se olvida de que esa masacre, que ahora se está multiplicando con la invasión terrestre, se hizo esgrimiendo la “defensa de los ciudadanos israelíes” tras el crimen de tres jóvenes cuya autoría se endilgó a Hamas, organización que desmintió tal implicación? ¿Se olvida de que la otra excusa fue “la lluvia de misiles” de Hamas que no causó ningún muerto civil en las ciudades israelíes?

Bien haría este escritor en preocuparse no tanto por quienes dirigen a los palestinos, pueblo que resiste una ocupación y limpieza étnica desde hace sesenta y seis años, sino por quienes dirigen el Estado de Israel. A su cabeza está Benjamín Netanyahu, sionista conservador que acaba de declarar que “estamos orgullosos de nuestros soldados” y que dijo sobre la ofensiva contra Gaza que “no le pondremos fin hasta que hayamos alcanzado todos los objetivos”. En medio de “los esfuerzos” del secretario de Estado norteamericano J. Kerry, que se encuentra en El Cairo, Egipto, tratando de negociar una tregua (léase, una rendición de los palestinos), no pareciera que el primer ministro israelí esté “contribuyendo a la paz” en ese contexto.

Junto a Netanyahu, dirigiendo altos cargos del Gobierno y del Estado de Israel encontramos al canciller Lieberman, sionista de ultraderecha, que directamente pretende ocupar militarmente la Franja y derrocar por la violencia a Hamas. Así, este Estado guerrerista es conducido por gente que ha utilizado métodos de terrorismo de Estado durante décadas contra los palestinos y que llega a exabruptos fascistas como el de la diputada Ayelet Shaked, que dijo que “hay que matar a todas las madres palestinas porque dan a luz pequeñas víboras”, exabrupto que ninguno de los dirigentes sionistas antes mencionados ha criticado. ¿Qué opina de esto el escritor Birmajer?

¿Israel quiere la “paz”?

Pero lo más grave de la posición de Birmajer no es la operación mediática de poner a los victimarios como víctimas. Quizás más grave aún es el ocultamiento y la tergiversación de las causas políticas y hasta ideológicas de esta nueva ofensiva contra el pueblo palestino. Birmajer cita la Carta Fundacional de la organización islamista Hamas para “demostrar” que no quieren la paz y que no habrá solución al conflicto mientras gobiernen Gaza (otra vez la posición de la ultraderecha sionista de Nuestra Casa, de Lieberman). Y señala que en lo que va de la actual ofensiva militar el movimiento islámico rechazó dos propuestas de “tregua” elaboradas por Egipto y avaladas por EEUU. Lo que no dice Birmajer es cuál era el contenido de esas propuestas de “tregua” en las cuales no se daba lugar a ninguna de las demandas de los palestinos y se exigía el cese incondicional del fuego, lo que obviamente era inaceptable para HAMAS luego de días de salvajes bombardeos israelíes.

Lo que también oculta el escritor, es que la organización islamista venía de firmar en abril de 2014 un acuerdo con la OLP de Abbas para un gobierno común en los territorios de la ANP. Este acuerdo era la antesala para que el “plan de paz” que venía promoviendo EEUU desde hacía meses conducido por el Secretario de Estado J. Kerry, pudiera avanzar. Israel rompió de inmediato las negociaciones porque no está dispuesto a otorgar ningún tipo de autodeterminación nacional a los palestinos por restringida que sea. Es por eso que los planes de “paz” (que se basan en legitimar la apropiación del territorio palestino desde 1948, desarmar a los palestinos y negar el retorno de los millones de refugiados) nunca tuvieron éxito, incluso cuando HAMAS (fundado en 1987) no existía.

La estrategia de los conductores del Estado de Israel, basados en la ideología sionista, es expulsar al pueblo palestino de todo su territorio histórico (o a lo sumo dejar pequeñas comunidades aisladas y férreamente controladas). Esto se ha evidenciado en décadas de limpieza étnica y masacres que son repudiadas por un inmenso arco de políticos progresistas, intelectuales, artistas y deportistas que rechazan los ataques bárbaros de Israel y su política de apartheid en los territorios ocupados.

Temas Relacionados: Internacional , Basta de ataques al pueblo palestino









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota