Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
Sábado 1 de Octubre de 2016
07:20 hs.

Movimiento Obrero

LA MATANZA

Nuevas persecuciones y amenazas de la empresa Artes Gráficas Modernas

03 Jan 2016 | En esta ocasión los delegados, impuestos por la patronal, acudieron a la justicia para insistir con los despidos. A eso se suma la declaración amenazante de la empresa, en boca de su abogado, que recientemente aseguró no poder garantizar la integridad física de los reincorporados en la fábrica.   |   comentarios

En esta ocasión los delegados, impuestos por la patronal, acudieron a la justicia para insistir con los despidos. A eso se suma la declaración amenazante de la empresa, en boca de su abogado, que recientemente aseguró no poder garantizar la integridad física de los reincorporados en la fábrica.

Rafael Mendoza y José Francisco Domenech fueron reincorporados a la gráfica AGM, luego de que la Justicia constatara con su fallo que habían sufrido persecución sindical y política por parte de la empresa, por afiliarse al sindicato y presentarse como candidato a diputado en las elecciones nacionales respectivamente.

En esta ocasión los delegados, impuestos por la patronal, acudieron a la justicia para insistir con los despidos. Sus abogados, Manuela Negreira y Juan Carlos Colela, que los acompañaron en la presentación judicial, son los mismos que patrocinan a los dueños de la empresa en otras causas. A esto se suma la declaración amenazante de la empresa, en boca de su abogado, que recientemente aseguró no poder garantizar la integridad física de los reincorporados en la fábrica.

Domenech declaró: "Vergonzosamente estos delegados presentaron en la justicia un petitorio trucho pidiendo nuestro despido. Las firmas las consiguieron los encargados obligando a los trabajadores a firmar en una hoja en blanco como consta en el expediente. Como denunciamos también ante el Ministerio de Trabajo, este petitorio es completamente irregular".

Vanesa Rodriguez (CeProDH), abogada de los trabajadores, declaró: "Este inédito accionar de parte de representantes sindicales contra los trabajadores justamente reincorporados, es parte de la política de la empresa, que no quiere ningún tipo de organización sindical y política en la fábrica. Por eso, les cedió sus abogados a estos representantes del sindicato, para perseguir a José Domenech quien fuera candidato a diputado nacional por la lista de Nicolás del Caño, y a Rafael Mendoza, miembro de la Agrupación Gráfica Bordó. ¿Desde cuándo la patronal y los delegados son patrocinados por los mismos abogados? Este sólo hecho demuestra de forma contundente que actúan de conjunto contra la organización sindical democrática e independiente de la patronal".

Y agregó: “La declaración del abogado de la empresa Diego Munes en la reciente audiencia en el Juzgado el día 29/12, es parte de esta persecución. Munes asegura que Artes Gráficas Modernas no puede garantizar la seguridad de Domenech en la fábrica, habilitando la posibilidad de que haya nuevas agresiones. Esta amenaza busca por otros medios el mismo objetivo, que no ha logrado legitimar la empresa, de revertir las reincorporaciones y dejar a los trabajadores afuera de la fábrica”.

Domenech advirtió: "Hacemos responsable de nuestra integridad física a Fernando Leiro y a los directivos de Artes Gráficas Modernas. Repudiamos las amenazas y persecuciones reiteradas en AGM y exigimos que se desestime la presentación trucha de los delegados que avala los despidos”.

Contacto

José Francisco Domenech | (11) 41 91 13 43
Vanesa Rodríguez del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH) de La Matanza | (11) 53 78 65 96

Temas Relacionados: Movimiento Obrero , Zona Oeste del Gran Buenos Aires









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota