Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
12 de diciembre de 2017

La Verdad Obrera N° 511

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

Nuevas fuerzas para multiplicar la actividad ideológica del PTS

21 Feb 2013   |   comentarios

Doscientos compañeros y compañeras del PTS de todo el país se reunieron el pasado sábado 16 para debatir cómo multiplicar -en una escala superior a la actual- la tarea editorial del partido, tomando como punto de partida el legado del marxismo revolucionario y, como horizonte, la formación de nuevas generaciones de trabajadores y estudiantes, así como la importancia de la lucha ideológica, estratégica y programática en la construcción de un partido revolucionario.

Como señalaba Gramsci, las crisis (que aunque no generan por sí mismas fenómenos fundamentales) “pueden crear un terreno favorable para la difusión de determinadas maneras de pensar, de formular y resolver las cuestiones que implican todo el desarrollo ulterior de la vida estatal”. La crisis histórica que sacude hoy al capitalismo no es la excepción, como lo muestran los nuevos fenómenos de la lucha de clases que atraviesan el globo.

En este marco, el interés que nos mueve no es meramente editorial o el de “rescatar” del olvido, en sí mismo, variados textos de los marxistas clásicos, sino que lo hacemos con el objetivo de publicar aquellos trabajos que abonen, fundamenten, ilustren o enriquezcan la labor revolucionaria en el terreno de la lucha ideológica, de las elaboraciones programáticas y de las lecciones de la lucha de clases.

Desarrollar una gran editorial marxista

El PTS es ampliamente reconocido por sus iniciativas en el terreno ideológico, por la labor del CEIP y su trabajo de difusión de las ideas de Trotsky, que recientemente ha comenzado a publicar sus Obras Escogidas junto con el Museo Casa León Trotsky de México y con el apoyo del nieto de Trotsky, Esteban Volkov; por la fundación del Instituto del Pensamiento Socialista, la publicación de libros, seminarios, las Jornadas de debate “Marxismo”, etc. Ésta es la base de la que partimos para proponernos un proyecto editorial en una nueva escala. Pero para lograrlo son necesarias nuevas fuerzas, desplegar las iniciativas y desarrollar las capacidades de muchos compañeros/as que harán posible concretar este desafío. El plenario demostró que hay fuerzas más que suficientes entre la militancia de nuestro partido.

El objetivo de que el proyecto editorial adquiera verdaderamente nuevas dimensiones, aumentando la cantidad de títulos publicados, produciendo nuevas investigaciones y elaboraciones teóricas en diversas áreas, desarrollando nuevas polémicas y promoviendo la formación de nuevas generaciones de revolucionarios, sólo puede pensarse con la incorporación y la promoción de decenas de militantes a las tareas que hasta el momento fueron desarrolladas por un grupo de compañeros/as. La colaboración revolucionaria entre compañeros con más formación en estas tareas y otros más nuevos, con el fin de desplegar mayores iniciativas, es una de las bases fundamentales para abordar, en escala ampliada, las tareas que nos estamos proponiendo. Ésa fue una de las primeras definiciones que debatió el plenario.

Otro aspecto que se discutió fue cómo hacer para que tanto las elaboraciones propias, como la edición de obras de clásicos marxistas y otros autores -aún con sus diferentes niveles de complejidad- aporten a la formación, esencialmente, de nuevas camadas de trabajadoras y trabajadores revolucionarios. En este sentido, debatimos que la “apropiación” de las ideas del marxismo revolucionario, como la elaboración de nuevos y más profundos fundamentos teórico-políticos contribuyen, también, a que toda la actividad militante adquiera una dimensión ideológica que permita enfrentar, en mejores condiciones, las presiones sindicalistas en el movimiento obrero, como también las presiones que, en el movimiento estudiantil, llevan a convertir la actividad política en “politicismo superficial”, o la actividad ideológica en academicismo.

Y por último, la reunión permitió constatar la posibilidad que hoy tenemos de descentralizar y aumentar cualitativamente el trabajo de elaboración y edición, que puede adquirir una dimensión nacional con la colaboración de decenas de compañeros/as de distintas ciudades del país.

Sin teoría revolucionaria no hay partido revolucionario

El PTS nació como partido en una etapa atravesada por la restauración capitalista en los ex Estados obreros burocráticos y la ofensiva imperialista, combatiendo contra el florecimiento de todo tipo de revisionismos y retomando las elaboraciones de Trotsky para esta lucha por mantener la teoría revolucionaria. Las discusiones sobre la elaboración ideológica que se dieron en el plenario partieron de que la nueva etapa abierta a partir del desarrollo de la crisis mundial y el desarrollo actual de nuestro partido (y más aún cuanto más pasos podamos dar hacia poner en pie un partido revolucionario) nos plantea la necesidad de avanzar en el desarrollo de mayores fundamentos teóricos que, parafraseando a Marx, nos permitan interpretar mejor la realidad para transformarla, comprendiendo desde las cuestiones más teóricas a las más inmediatamente ligadas a la práctica revolucionaria.

Estos fundamentos teóricos, en algunos casos más directamente y en otros menos, son la base indispensable para desarrollar el programa revolucionario y poder dar respuestas programáticas más concretas y precisas como partido. En el plenario se plantearon algunos ejemplos de problemas que se nos presentan a los revolucionarios hoy sobre los que es necesario profundizar las elaboraciones que ya hemos realizado y buscar extraer de ellas todas las conclusiones pertinentes para nuestro programa: la extensión de la democracia burguesa a las semicolonias bajo nuevas formas degradadas que se desarrolló en los marcos de la ofensiva imperialista; o el desarrollo de los movimientos por los derechos civiles, surgidos originalmente en una perspectiva más radical, pero cuyo desarrollo posterior se dio a la par del retroceso de la clase obrera y resultó en la asimilación al régimen burgués de importantes sectores de los mismos; o la expresión concreta de la “hegemonía” obrera, en tanto alianza obrera y popular en los marcos de la estructura de clases actual; entre otros.

Varios compañeros/as plantearon una amplia variedad de proyectos para la publicación bajo la forma de libros o folletos, que hacen a los fundamentos del programa, algunos a desarrollar otros en curso, sobre temas como el problema de la vivienda, la educación, las fuerzas represivas, etc.

Fortalecer la dimensión ideológica de la militancia

Otra discusión central fue la que giró en torno a la formación de obreros revolucionarios y qué materiales nos pueden servir para la discusión más ideológica en las agrupaciones obreras. En este sentido se discutió cómo establecer una relación entre el interés de los diferentes compañeros en cada caso concreto y la propaganda más estratégica para la apasionante tarea de entusiasmar a sectores más amplios en discutir las ideas del marxismo revolucionario. Se planteó como ejemplo, la propuesta de estudiar los artículos de Trotsky compilados en Los sindicatos y las tareas de los revolucionarios, a propósito del entusiasmo que había generado entre los compañeros de las agrupaciones sindicales que impulsa el PTS, a partir de ligar temas que hacen a la práctica concreta de la agrupación con la discusión estratégica del comunismo.

En este mismo sentido, el equipo de TV-PTS/Contraimagen propuso la producción de audiovisuales cortos y atractivos que sirvan como primera aproximación a los temas principales que hacen a la formación marxista, no para reemplazar la necesaria lectura, sino para acompañar y complementar el estudio de las obras fundamentales, utilizando las nuevas técnicas audiovisuales.

También relacionado con la formación, se propuso sistematizar las decenas de cursos y seminarios que se hacen permanentemente en el partido sobre diversos temas para que esa experiencia acumulada se ponga a disposición de los propagandistas de todas las regionales del partido, en forma de guías y programas que permitan no “empezar de cero” en cada ocasión.

Un “laboratorio” de ideas para la militancia revolucionaria

Finalmente se establecieron algunos lineamientos básicos para empezar a poner en marcha este ambicioso plan, con la formación de 18 comisiones de trabajo que abordarán diversos temas: se incorporaron nuevos compañeros al equipo que edita las Obras Escogidas de Trotsky; otros se sumaron a la comisión de economía; se conformó un grupo de trabajo alrededor del estudio de la cuestión militar en las organizaciones políticas de los ’70 y otro sobre la clase obrera argentina post ’70; otra comisión se encargará de la edición de distintas publicaciones sobre historia del movimiento obrero; se amplió el equipo que viene trabajando en los temas de Género, etc.; algunos compañeros y compañeras se propusieron colaborar con la edición de las obras de otros clásicos como Lenin, Rosa Luxemburgo, Marx, etc.; se propuso constituir nuevos grupos de trabajo sobre historia de las revoluciones, dialéctica y materialismo histórico, educación, arte, movimiento estudiantil, la cuestión LGTB, el papel de las fuerzas represivas, entre otros.

El éxito del plenario es un primer gran paso en el desafío de multiplicar la escala de nuestra actividad ideológica con el objetivo de contribuir a poner el marxismo a la ofensiva.

Temas Relacionados: Teoría









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota