Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
Viernes 2 de Diciembre de 2016
21:13 hs.

Libertades Democráticas

Carta a las organizaciones de trabajadores y la izquierda

No a la expulsión de Alejandro Vilca del SEOM Jujuy

25 Nov 2015 | En defensa de la democracia obrera. Contra las patotas, calumnias y persecuciones en los sindicatos.   |   comentarios

En defensa de la democracia obrera. Contra las patotas, calumnias y persecuciones en los sindicatos.

En momentos en que los sindicatos combativos necesitan del más amplio frente único para enfrentar a los nuevos Gobiernos del ajuste, desgraciadamente Carlos "Perro" Santillán impulsa la expulsión de Alejandro Vilca del SEOM de Jujuy, en una clara campaña de persecución política e ideológica contra el reconocido delegado de base de los recolectores de Alto Comedero y principal referente de la izquierda jujeña.

El PTS ha participado junto al SEOM dirigido por Carlos Santillán del Encuentro Sindical Combativo que se reunió en Atlanta el 15 de marzo del 2014, ha participado en piquetes conjuntos en el paro nacional del 10 abril de ese año y ha hecho campaña contra las causas judiciales a los dirigentes del SEOM editando el único afiche partidario en la provincia de Jujuy para el 24 de marzo de 2014 que decía: “Libertad a los presos de Las Heras, desprocesamiento a los dirigentes del SEOM”. De la misma manera seguimos haciéndolo ante nuevos ataques del Estado. Nuestro comportamiento de clase ha sido intachable con un sindicato que consideramos combativo.

Pero desde que Santillán formó su Partido de la Dignidad del Pueblo empezó un curso hostil. Como ya planteamos en el mes de julio pasado, el secretario general del SEOM de Jujuy, Carlos “Perro” Santillán, inició una campaña de calumnias (acusaciones sin pruebas) contra nuestro compañero Alejandro Vilca, delegado de recolección del SEOM y principal referente del PTS y el Frente de Izquierda en la provincia. En ese momento, Santillán y sus partidarios acusaron al compañero Vilca de “traidor” sin mediar una sola prueba, como hemos demostrado.
Aunque esa campaña calumniosa generó el repudio de los trabajadores municipales, los ataques persecutorios han escalado. Primero, con agresiones físicas de un grupo de choque al compañero Vilca y a otros municipales del FIT durante la campaña electoral y, más recientemente, con el intento anunciado de expulsión del sindicato por parte de la directiva del SEOM y del propio Carlos “Perro” Santillán.

El intento de expulsion ha generado un amplio rechazo en los trabajadores del SEOM (como hacemos público acá). Las asambleas de municipales han elaborado un petitorio (que figura debajo de esta carta) que están firmando y que se extiende a personalidades políticas, de los DD. HH., de la cultura, de las organizaciones estudiantiles y de otros sindicatos, dirigido a la directiva del SEOM y a Santillán. Como dicen los trabajadores municipales de Alto Comedero en su petitorio: a Alejandro Vilca como delegado de base de recolección de Alto Comedero “solo lo pueden remover quienes lo eligieron” y declaran que la base de su sector solo tiene la potestad de removerlo: “La asamblea es soberana”.

El objetivo de esta carta es darles a conocer los hechos e invitarlos a ustedes, como organizaciones de trabajadores, la juventud y la izquierda, para que se sumen en forma militante a este rechazo a las calumnias, a la utilización de patotas contra la izquierda y a las purgas a los disidentes en el SEOM, ya que son métodos ajenos a la tradición clasista en el movimiento obrero y que luchamos por desterrar de los sindicatos.

Los últimos hechos

1. El día jueves 22 de octubre en la mañana, último día antes de la veda electoral, un grupo de choque del SEOM agredió a Alejandro Vilca y a otros compañeros municipales del Frente de Izquierda, algunos de ellos candidatos, impidiéndoles repartir boletas y folletos en el Edificio Municipal 4 de Junio de San Salvador. Cientos de trabajadores municipales salieron en apoyo a la delegación de municipales del FIT evitando el avance de la patota. Hicimos la denuncia públicamente, como puede verse acá. Para más datos, el compañero municipal César Zerpa, candidato a concejal por el FIT, sufrió la rotura de un diente por anteponerse a golpes que iban dirigidos al compañero Vilca. Los que comandaron la patota son conocidos como Sergio Herrera y “Naco” Gutiérrez, del aparato de “orden” de la directiva del SEOM, y el llamado “Tiburón” Pardo del sector “Espacios Verdes”. Apenas sucedidos los hechos, se hizo presente en el lugar el miembro de la directiva del SEOM y candidato a concejal del Partido La Dignidad del Pueblo Adrián Mirkin, con quienes los agresores mantenían contacto telefónico. La presencia de Mirkin de la directiva del SEOM, minutos después de los empujones y golpes de puño, está a la vista en el video que nos acercaron con indignación trabajadoras del edificio municipal “4 de junio”.

2. El día miércoles 11 de noviembre recibimos la noticia de que un plenario de delegados del SEOM pidió la expulsión de Alejandro Vilca junto a otros delegados de seccionales del interior. Según consta en el parte de prensa del SEOM sobre esa reunión, “se puso a consideración de la asamblea la expulsión de delegados del interior y capital, quedando si correspondiere la junta electoral y el cuerpo de abogados facultados a actuar en cada caso” (Parte de prensa SEOM, 11/11/15). No hay resolución oficial ni acta dada a publicidad y por escrito de las causas que se le imputan por parte de la directiva del SEOM. El pedido de sanción pareciera estar “bajo secreto de sumario”. Uno de los testimonios públicos es el de Sebastián López, secretario gremial del sindicato y candidato a diputado provincial por el Partido La Dignidad del Pueblo, en la entrevista en el programa El Submarino del periodista José Luis Politi en FM Conectar (ver acá).

3. El jueves 12 de noviembre, en una asamblea en las oficinas de administración de Alto Comedero -a la que miembros de la directiva del SEOM fueron a informar sobre las expulsiones, entre las cuales nombraron expresamente la de Alejandro Vilca-, el secretario adjunto del sindicato, Justo Leguizamón, intentó una nueva agresión contra Vilca, que fue detenida por el masivo rechazo y repudio de los trabajadores y de las trabajadoras municipales, que decidieron darle nuevo impulso al petitorio.

4. El lunes 23 de noviembre la madre de Alejandro Vilca recibió un telegrama en su domicilio (que adjuntamos) firmado por Carlos "Perro" Santillán. Allí se consigna la suspensión provisoria de Vilca como delegado legítimamente elegido y se anuncia que Santillán va a proceder a la convocatoria a una asamblea extraordinaria que resuelva su expulsión del sindicato. Es insólito que intenten expulsarlo sin que ni siquiera den conocer de qué se lo acusa, que por lo tanto impide el derecho a la legítima defensa.

5. El día miércoles 25 el sindicato informó en el edificio municipal 4 de Junio que la llamada “asamblea extraordinaria” (no de los trabajadores que lo votaron, sino realizada en el propio sindicato por los partidarios de la directiva de Carlos Santillán) se realizará el martes a las 16 horas, pretendiendo consumar una expulsión administrativa.

El FIT en defensa de la democracia de los trabajadores

Nuestros compañeros del FIT ya se han pronunciado contra la amenaza de expulsión. Los compañeros de Izquierda Socialista sostienen en un comunicado que “consideramos equivocado el intento de sancionar a delegados y, en especial, al compañero Vilca. Sabemos que existen diferencias políticas y sindicales en el seno del SEOM, pero este tipo de decisiones no sirven para resolverlas con compañeros que son disidentes”.

La dirección del Partido Obrero también ha dado su posición oficial definiendo, entre otras cosas, que los hechos “delatan una acción persecutoria en torno de cuestiones que solo deberían ser dirimidas en el marco de la lucha política abierta. Este es un principio elemental de la democracia sindical que debe defender la izquierda y las fuerzas combativas. Las expulsiones y las sanciones solo pueden estar dirigidas a los agentes directos de la clase capitalista o del Estado al interior de las filas sindicales, nunca como herramienta de disciplinamiento entre las corrientes que militan al interior de la organización obrera”.

Reclamamos

En base a estos hechos, y a los ataques calumniosos de Carlos "Perro" Santillán que ya respondimos en la carta arriba citada del mes de julio, es que pedimos de vuestra parte una definición ante estos ataques.

Es evidente que, como dicen los propios afiliados de base del SEOM, esto se trata de una persecución política de un partido (el Partido de la Dignidad del Pueblo que intenta ser un partido único que hegemonice el SEOM) a una corriente políticamente en ascenso en los trabajadores municipales, que aportaron veinte candidatos a las listas a concejales y a diputados provinciales del Frente de Izquierda y de los Trabajadores.

No puede haber ningún trabajador o militante, sean cuales fueren los acuerdos que tenga o pretenda tener con la corriente de Santillán y la directiva del SEOM, que deba quedar sin conocer estos hechos y el rechazo de las organizaciones obreras combativas a ellos.

Esperamos un pronto y satisfactorio pronunciamiento de vuestra parte contra estos ataques al delegado del SEOM, dirigente del PTS y principal referente del FIT en Jujuy, Alejandro Vilca, y a nuestra organización perpetrados por la corriente de Carlos “Perro” Santillán.

El petitorio que circula en defensa de Vilca

Visto el petitorio impulsado por los trabajadores municipales de San Salvador de Jujuy, los abajo firmantes nos solidarizamos con su planteo y apoyamos su pedido al secretario general del SEOM Carlos Santillán.

Temas Relacionados: Libertades Democráticas , Movimiento Obrero , Jujuy , Frente de Izquierda









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota