Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
24 de junio de 2019

La Verdad Obrera N° 325

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

SERVICIOS AUDIOVISUALES DE COMUNICACIoN

Ni fútbol ni televisión gratuita

14 May 2009   |   comentarios

El proyecto de ley kirchnerista sigue recorriendo los foros oficiales, aunque el debate está siendo más bien flojito y se centra en juntar adhesiones. No obstante hubo algunas novedades. Una fue el saludo efímero de Diego (Maradona), que cartas más, cartas menos, la AFA, socio de Clarín, se encargó rápidamente en desmentir a través del propio diario. El otro hecho destacado (que casi ni salió en los medios) fue el apoyo de Telefónica y Telecom. Esto, sin duda, le da contenido al debate; desnuda otra entrega y acerca coherencia a la letra de la ley; que (como venimos denunciando) les abre nuevos negocios a las privatizadas y a Clarín.

Telefónica y Telecom saludan la ley

Telefónica destacó como “muy positiva la propuesta; ya que las comunicaciones son un factor clave para el desarrollo social y económico del país”. Tras el anuncio, lanzó “Trío”, un “triple play” con llamadas locales, Speedy (Internet), y televisión satelital junto a DirecTV, a 250 pesos mensuales. Telecom, por su lado, señaló como “relevante facilitar que todas las redes queden habilitadas para ofrecer a la población todos los servicios y contenidos que la tecnología posibilite, permitiendo a la sociedad acceder a más y mejores prestaciones”. Para ello, presentó SuperPack, una promoción que abarca Arnet y servicios también con DirecTV, a 220 pesos por mes. ¿Y los servicios gratuitos?, ¿y la televisión para el pueblo? Nada de nada. Triple play, y a pagar si usted quiere disfrutar de la ley de servicios audiovisuales.

Torneo Cablevisión

Por otro lado, el gobierno insiste que la ley permitirá ver el fútbol de forma gratuita. Diego olvidó quizás que justamente Kirchner, junto al eterno Julio Grondona, le extendió a Clarín el monopolio sobre el fútbol argentino hasta el 2014. Luego, Néstor aprobó la fusión de Cablevisión y Multicanal. Y el torneo, naturalmente, pasó a llamarse Cablevisión. Por eso, el proyecto establece una “tarifa social”, no la gratuidad del servicio de televisión, y esto se ajusta a las nuevas promociones de Telefónica y Telecom. Es decir: habrá que pagar para poder acceder a los contenidos que la ley dice liberar. De gratis, nada; y menos acceso universal. El artículo 26 deja asentado: “la tarifa social atiende a que, en ciertos sitios, el prestador de servicio de radiodifusión por suscripción a título oneroso, es el único servicio que existe para mirar televisión”. “¿Cómo? -pregunta un honesto hincha despistado-: ¿no podrían establecer en todos los sitios un sistema de TV gratuita por aire, con decenas de opciones y canales?”

Ley para tres

En este sentido, dos claves del proyecto se combinan: establece la “tarifa social” y omite los aspectos tecnológicos, garantizando la continuidad del poder del cableado y sus estructuras para la transmisión. Aunque obligue a Cablevisión a compartir el negocio con Telefónica y Telecom, la ley fortalece un nuevo marco de negocios capitalista, que potencia el control y propiedad de las redes de comunicación que poseen estos grupos, que ni ésta ni ninguna otra ley mancillará. Un oligopolio “de a tres”. Tal vez por eso ingenieros y profesores de la UBA y UP debaten en soledad que el texto del proyecto omite detalles técnicos relevantes, que hacen -por ejemplo- a las posibilidades de TV gratuita: “y cuando digo técnicas -comenta el Ing. Luis Valle-, no me refiero solamente a las cuestiones de ingeniería o de tecnología; sino también a las cuestiones técnicas jurídicas, económicas, regulatorias”.

“Qué sería del fútbol sin el hincha…”

Por suerte todavía hay un juego y muchos jugadores que cada semana hacen surgir un par de ¡ole!, dos aplausos, una ovación y alguna que otra alegría. “¡¿Qué sería del fútbol sin el hincha?!”, decía con pasión (y también con razón) el gran Discepolín en la década del cincuenta. Pero una vez más Kirchner se burla de los sentimientos populares. Agita la transmisión del “fútbol gratis” en el vacío, maniobrando con un proyecto de ley que crea nuevas concentraciones capitalistas y, ni de lejos, encara problemas centrales para el pueblo trabajador, como ser el control y la propiedad de la red de comunicaciones del país. ¿Cuántos partidos se podría mañana mismo transmitir por cada uno de los cuatro canales de aire de forma gratuita? No sería tan complicado. Carlos Marx, en uno de sus textos clásicos, “El 18 Brumario de Luis Bonaparte”, nos recuerda: “así como se distingue entre lo que un hombre piensa y dice de sí mismo y lo que realmente es y hace, en las luchas históricas hay que distinguir todavía más entre las frases y las figuraciones de los partidos y su organismo real y sus intereses reales, entre lo que se imaginan ser y lo que en realidad son”. Algo de esto suele tocarle al peronismo.

Temas Relacionados: Información General









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota