Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
12 de diciembre de 2017

Nacional

MAÑANA HABRA MARCHAS AL CONGRESO, A TRIBUNALES Y A LA LEGISLATURA

Megaoperativo de seguridad, ante otro desafío piquetero

03 Aug 2004 | Amplios vallados y la presencia en las calles de más de mil policías que no portarán armas. Con ese fuerte dispositivo, el Gobierno hará frente mañana al nuevo desafío que le plantearán los piqueteros duros, que marcharán a la Legislatura porteña con escalas previas frente al Congreso y Tribunales.   |   comentarios

Las nuevas autoridades del área de seguridad lo califican como "un megaoperativo de disuasión". De hecho, será el primer examen a fondo para el equipo que encabeza el ministro Horacio Rosatti, secundado por Alberto Iribarne –secretario de Seguridad Interior–, con el flamante jefe de la Policía Federal, Néstor Vallecca, como brazo ejecutor.
Precisamente, la salida de sus antecesores tuvo origen –en parte– en desajustes sobre la forma de actuar ante la protesta social, que salieron a la superficie tras la violenta protesta del 16 de julio que produjo destrozos en la Legislatura de la Ciudad. Seis días después el Presidente desalojó a Eduardo Prados de la conducción policial y mantuvo en suspenso el despido del titular de Seguridad, Norberto Quantin, mientras que 48 horas más tarde pidió la renuncia a Gustavo Beliz al Ministerio de Seguridad y Justicia.
De tanto repetirlo, los funcionarios de la Secretaría de Seguridad parecen enamorados del lema "disuadir en lugar de reprimir". Así buscan ponerse a tono con la promesa que renovó ayer Néstor Kirchner, de mantener una política de disuasión frente a la protesta social.
Para el operativo de mañana, piensan en una réplica ampliada del mecanismo que ordenó Kirchner y rindió frutos en la última concentración piquetera frente a la Legislatura porteña, el 22 de julio, cuando aún estaba Beliz. Ese día no hubo violencia. El método es conocido en la jerga policial como "de saturación" y consiste en prevenir desbordes mediante una fuerte presencia de uniformados.
La necesidad de amplificar aquel dispositivo –en el que se movilizaron 800 policías– responde a la decisión de los piqueteros duros de redoblar su apuesta. Esta vez harán una protesta más abarcadora:
El raid comenzará por la mañana, frente a Tribunales, donde amenazan montar un campamento en repudio al juicio oral que se les iniciará a dos estudiantes vinculados a partidos de izquierda, acusados de intentar un fraude electoral en la UBA.
Después pasarán por el Congreso para manifestar contra la ley de responsabilidad fiscal que debatirá la Cámara de Diputados.
Por la tarde enfilarán a la Legislatura de la Ciudad para volver a manifestar contra el Código Contravencional, que comenzará a debatirse artículo por artículo.
El nuevo jefe de la Federal puso en práctica el método de saturación policial el lunes de la semana pasada. El día que juraron Rosatti e Iribarne. Fue para prevenir incidentes en la protesta piquetera frente a la sede de Repsol-YPF. Y tuvo éxito.
 

Temas Relacionados: Nacional









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota