Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
14 de octubre de 2019

La Verdad Obrera N° 559

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

Luz, cámara... irrupción

27 Feb 2014 | Jóvenes estudiantes y trabajadores tomaron los micrófonos de Duro de Domar para difundir la lucha de Kromberg y repudiar las condenas a los petroleros de Las Heras, esas 'noticias' que no tienen espacio para la Ley de Medios.   |   comentarios

Jóvenes estudiantes y trabajadores tomaron los micrófonos de Duro de Domar para difundir la lucha de Kromberg y repudiar las condenas a los petroleros de Las Heras, esas 'noticias' que no tienen espacio para la Ley de Medios.

En 2009 ya lo habían hecho otros pibes. En CQC fue con una bandera que decía “Falsa democracia, Luciano Arruga desaparecido” y en Justo a Tiempo, el programa de Julián Weich, con una que decía “Terrabusi deja 160 flias en la calle”. Por entonces la desaparición del pibe de Lomas del Mirador y el ataque de la multinacional Kraft eran hechos silenciados por todos los medios masivos. El revuelo que armaron, irrumpiendo en vivo y en directo en Telefe para denunciar lo que era censurado, quedó en la memoria.
Por eso cuando las obreras y obreros de la autopartista Kromberg de Pilar salieron a luchar contra los más de 50 despidos, la idea reapareció. Como Tomás, Fede y Patricio hace unos años, esta vez L, Viviana, Aluhe, Nicolás y Emiliano, jóvenes trabajadores y estudiantes de Capital, San Martín y San Miguel, se propusieron robar unos segundos de aire de televisión para hacer conocer este grave conflicto que ya lleva dos meses pero para los grandes medios no existe. El programa elegido fue Duro de Domar, de Canal 9, dicen que porque “si bien es ultra k y bastante machista, por el horario y el público joven que lo ve nos pareció el más adecuado”. El día elegido fue el viernes.
En medio del programa, mientras Daniel Tognetti entrevistaba al actor Esteban Prol, aparecieron los pibes desde la tribuna los pibes. La bandera, que una de las chicas ingresó al canal camuflada debajo de la pollera, decía “No a los despidos en Kromberg” y era desplegada por los chicos mientras una de las compañeras tomaba un micrófono y empezaba a denunciar. Tognetti, quizás recordando aquellos episodios en Telefe, para no quedar tan desubicado prefirió “dar la palabra” a los jóvenes en lugar de presenciar, en vivo y en directo, un desalojo violento por parte de los productores. Los pibes, entonces, denunciaron. Dijeron claramente que el gobierno no se hace cargo de una situación que está dejando a 54 familias en la calle y que la multinacional alemana no cumple con fallos judiciales favorables a los trabajadores. Y denunciaron también las brutales e injustas condenas contra los petroleros de Las Heras.
Irónicamente, esas violencias denunciadas al aire no sólo son ignoradas por estas “estrellas” del periodismo, sino que hasta les parecen menores comparadas con la irrupción inesperada de esos pibes en medio del show. “La verdad lo de Kromberg yo no lo sabía”, dijo Tognetti con cara de preocupado, mientras a Gisela Marziotta (hasta hace poco panelista de facho Mariano Grondona) lo único que le preocupaba era esa entrada de los jóvenes con “un nivel de violencia innecesario”. Más desubicados quedaron todavía cuando Prol dijo, una vez que los chicos salieron del estudio, “yo aplaudo que pasen estas cosas”. No aguantaron semejante despropósito y acabaron cortando en seco al propio invitado…
Cuando los trabajadores y el pueblo pobre salen a luchar los grandes medios de comunicación, que se la pasan hablando de libertad de prensa, recurren sin dudarlo al silenciamiento y la censura. Es que el enorme interés económico que relaciona a las empresas periodísticas con las multinacionales y con el poder político obliga a cerrar filas contra quienes los cuestionan y amenazan sus intereses. Pasó con el caso de Luciano Arruga, pasó con Kraft, pasa hoy con Kromberg, con Liliana y con tantos otros ejemplos. Si esos conflictos aparecen en escena, es por la voluntad y la lucha decidida de sus protagonistas y de quienes se solidarizan con ellos.
Los compañeros de la Juventud del PTS volvieron a demostrar que cuando se trata de apoyar las luchas obreras no hay “ley de medios” que valga. Menos aún si esa ley es la de la defensa de los intereses capitalistas. Por eso las obreras de Kromberg, cuando al otro día los encontraron en un festival solidario, no sólo les agradecieron por la acción sino que se comprometieron a tenerlos como aliados permanentes en la lucha.

Temas Relacionados: Juventud , Secundarios , Juventud del PTS









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota