Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
15 de junio de 2019

La Verdad Obrera N° 573

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

Los trabajadores de Gestamp seguimos en la lucha

12 Jun 2014 | Roberto Amador, Trabajador despedido de Gestamp   |   comentarios

Esta fue una nueva semana de lucha para nosotros. Arrancamos el viernes 6 con un acto en la puerta de la fábrica. Estuvo convocado por la importante reunión que hicimos en el Bauen donde fueron todas las corrientes políticas, delegados antiburocráticos, organismos de DD.HH. y diputados de la Nación.

El viernes por la tarde cerca de 400 compañeros volvimos a la puerta de Gestamp que seguía militarizada adentro. Arriba nuestro sobrevolaban dos helicópteros de la policía. Para la empresa que violó la conciliación obligatoria al negarse con chicanas a dejarnos entrar el lunes 9 y el martes 10 no había amedrentamiento. Para los trabajadores, sí. Los caballos y los perros, los camiones llenos de milicos y los gendarmes en la Panamericana, estaban como todos los días que estuvimos adentro en el puente grúa mientras el resto de los compañeros despedidos, los trabajadores luchadores de la zona y mis compañeros del PTS, junto otros partidos de izquierda, estaban en los piquetes.

En el acto hablamos varios despedidos que reafirmamos nuestra voluntad de seguir la lucha. Los compañeros de Lear estuvieron presentes, entre otras fábricas. Ellos habían levantado su acampe para venir al nuestro en un gesto de solidaridad de clase que nunca olvidaremos. “Los trabajadores de Gestamp son como un hermano gemelo para nosotros” dijeron. El “Loco” Medina, delegado de Donnelley dijo “los infiltrados son ellos” y tiene razón. Los burócratas que viven como empresarios y no conocen lo que es una línea de producción ni una enfermedad laboral son “infiltrados” que se metieron en nuestras organizaciones para ponerlas al servicio de los patrones. Hasta los periodistas de las radios se asombraban y le marcaban a Pignanelli que estaba defendiendo despidos hechos por un monopolio siendo el Secretario General de un sindicato. Pignanelli atinó a decir que “una vaca es una vaca” y dejó al país perplejo y asombrado. “Un trabajador es un trabajador” y él no lo defiende, lo entrega.

Junto a ellos estaban los compañeros de Kraft, PespsiCo, Fate y el Sutna, la Correpi con María del Carmen Verdú, del FFCC Sarmiento, docentes de Tigre, San Martín y tantos otros.

En el acto anunciamos las próximas medidas. El martes 10, corte en Callao y Corrientes y acampe en la Casa de la Provincia de Buenos Aires. Allí estuvimos desde temprano, a las 8 AM. Los medios estaban presentes. Las organizaciones solidarias también. Pudimos denunciar nuevamente a la empresa, al gobierno que dio una conciliación obligatoria con nosotros adentro y la revocó a los tres días y a los “dirigentes” del SMATA que dijeron que no éramos trabajadores. Luego dijeron que éramos infiltrados como el resto de los obreros que luchan, y todo porque no nos resignamos a ser explotados sin resistencia.

La Policía Federal saturó nuestro corte para que no podamos marchar a la casa de la Provincia. Nos fuimos entonces a llevar nuestra solidaridad a los compañeros de la línea 60 que estaban movilizándose, luego fuimos al festival de la FUBA por la absolución de los petroleros de Las Heras donde pudimos hablar y nos organizamos para volver al día siguiente. El miércoles 11 había una marcha de miles de docentes y ayudados por los docentes de las seccionales opositoras logramos que nos permitan subir al palco y que nuestro reclamo sea visto por todos. Fuimos al lugar donde la policía no quería que llegáramos, a la Casa de la Provincia para poder denunciarlos. Hicimos un acto con los compañeros de la oposición docente donde hablaron Romina del Pla del Suteba Matanza, Alfredo Cáceres y Gabriela Macauda del Suteba Tigre y pudimos sentir la simpatía que generó nuestra lucha entre los docentes de quienes recibimos su aporte a nuestro fondo de lucha.

Por la tarde, mi compañero Christian Castillo, diputado de la Provincia de Buenos Aires pedía la interpelación del Ministro Cuartango por la escandalosa decisión de revocar una conciliación obligatoria dictada por él mismo, mientras con un grupo de compañeros nos encontrábamos frente al Ministerio de Trabajo apoyando a los trabajadores de Donnelley, que son parte importante en nuestra lucha, en su reclamo contra el ataque que prepara la multinacional.

Nuestra lucha continúa. Sabemos las dificultades que tenemos, es una pelea muy dura pero seguimos de pie, y la noticia del fallo judicial que ordena la reinstalación del compañero Maxi de Kromberg, así como el de las dos compañeras que tendrían ingresar la semana próxima a sus puestos de trabajo, no sólo nos alegró porque el compañero compartió con nosotros las extensas jornadas de luchas que venimos dando sino que además nos fortaleció para pensar que no hay lucha imposible de ganar.

Estuvimos en el puente grúa, hicimos los piquetes, nos movilizamos, cortamos la Panamericana, ganamos los medios con los cortes en Capital, logramos el apoyo de docentes, estudiantes y trabajadores de la Zona Norte y todo el país. Tenemos un enorme orgullo de la lucha que llevamos adelante enfrentando a todos los enemigos juntos. Seguimos en la lucha. Sabemos que será larga pero tenemos la satisfacción que la damos con la fuerza que tenemos y el apoyo de miles de compañeros que repudian a estas patronales y a la burocracia vendida. Y lo más importante, sabemos que lo hacemos con el atento seguimiento de los compañeros de adentro que se emocionaron cuando conseguimos la conciliación obligatoria, y que teniendo la patota de la Verde adentro y la planta totalmente militarizada nos expresan su solidaridad. Eso nos llena de moral.

Temas Relacionados: Movimiento Obrero , Gestamp en lucha









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota